One Piece: Pirate Warriors 4

7.5 Nota General
Gráficos: 6/10
Jugabilidad: 8/10
Diversión: 8/10

Un modo historia completo con las sagas más importantes | 40 personajes con una personalización propia | jugablemente muy rápido y con mucho espectáculo en pantalla

Algunas cinemáticas del modo historia son realmente pobres | Visualmente -que no técnicamente- el género musou sigue sin avanzar

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: One Piece: Pirate Warriors 4

Desarrolladora(s): Omega Force

Editor(es): Bandai Namco

Plataforma(s): PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Género(s): Musou

Lanzamiento: 27 de marzo de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Japonés

Despues de casi cinco años de espera, Bandai Namco y Omega Force nos traen la cuarta entrega de One Piece: Pirate Warriors, el musou basado en el exitoso manga/anime de Eiichiro Oda. Han tenido que pasar estos años para que la historia tanto del anime como del manga diese un salto lo suficientemente alto como para que el videojuego introdujera nuevos arcos argumentales y/o personajes.

Esta nueva entrega ofrece tanto novedades jugables como en general modos de juego que hacen mas rica la experiencia.

  • Diario dramático

Pues si, asi es como se llama el modo historia principal del videojuego. Comienza con un prólogo bastante bestial donde vemos a Luffy luchar en la isla de Wano contra el ejército de Kaido. Este prólogo sirve para cumplimentar el tutorial básico, una vez acabado y con la miel en los labios, comenzamos la aventura real. Este videojuego tiene en total de 6 arcos argumentales, empezando por Alabasta, Enies Lobby, Guerra en la cumbre, arco del nuevo mundo que incluye Sabaody y Dressrosa, Isla de Whole cake y Wano. Cada arco tiene en total entre 6 y 7 episodios, si queréis saber la duración de la historia que no del juego completo, pueden ser perfectamente 10 horas o 12 alargándolo mucho y jugando tranquilamente.

El modo historia pese a que se salta varios arcos argumentales del comienzo de la serie como pueden ser la del pirata Buggy, Arlong o las islas del cielo, incluye las mas importantes y muy interesantes, ofreciendo variedad de entornos y peleas contra cientos de enemigos.

En algunas cinemáticas entre arcos nos explican lo que argumentalmente no han incluido en el videojuego. El titulo tiene claramente tres tipos de escenas, las más básicas que son cuando estamos en cada episodio donde también con voces los personajes hablan e interactúan entre ellos, después tenemos cinemáticas un poco más trabajadas donde se plasman escenas dramáticas o de acción para ponernos en situación. Para acabar están las cinemáticas que nos explican la historia en general de cada arco como si fuese un libro o diario de viaje.  Las primeras sí que quedan un poco pobres la verdad, ofrecen la cara más descuidada o peor del juego, pues las animaciones no son muy buenas que digamos.

En cada episodio nos ofrecen desde un personaje hasta 7 u 8 para poder controlar, estos han tenido que estar presentes en el momento de lo que ocurre en la historia. Por ejemplo, si Luffy lucha contra un poderoso enemigo completamente solo en la propia serie, el videojuego lo adapta fielmente.

En líneas generales, el modo historia es muy completo, con las sagas más importantes y vistosas del anime que actualmente lleva en emisión más de 920 episodios.

  • Diario libre y de tesoros

En esta segunda sección del análisis vamos a hablar de los dos modos donde le sacaremos chicha al juego después de completar la historia además de explorar jugablemente el título. El modo diario libre, nos ofrece la posibilidad de jugar a la historia como a nosotros nos guste más; sin restricciones en sí debemos de llevar un personaje específico o no. Luego está el modo diario de tesoros, en él emprendemos viajes en aventuras muy locas en tres dificultades diferentes.  Quizás sea el modo que más os atraiga, pues podéis escoger cualquier personaje y enfrascaros en misiones que simplemente consisten en derrotar enemigos, aunque tienen variaciones diferentes en algunas de ellas.

Para que no quede en el olvido, el título tiene multijugador. Está activado desde que accedemos al menú principal por primera vez en todos los modos de juego, podemos tanto unirnos a partidas ya comenzadas en cada uno de los tres modos como reclutar gente para que nos ayuden, sí, también en el modo historia. Existen mapas o misiones de 2 y hasta 4 jugadores, ofreciendo un espectáculo de mamporros sin igual.

Profundizando un poco en la jugabilidad, este musou ofrece velocidad de base. Todos los personajes o mejor dicho el videojuego da la posibilidad que apretando B/Círculo el personaje realice un sprint/dash el cual además de hacer daño al enemigo, sirve para moverte más rápido por los mapas, acercarte a grupos de enemigos rápidamente, cancelar combos y seguir realizando otros diferentes. Con este simple gesto añade algo que se hace bastante fundamental en este tipo de juegos, la velocidad. Esta estadística está ligada a una de las cuatro estadísticas de todos los personajes que son vida, resistencia, fuerza y defensa.

Utilizar este sprint agotará un poco la barra de resistencia. Otro de los añadidos al juego es los tipos de personajes que hacen que cada uno sea un mundo controlarlos. Están los tipos Poder, Aire, Velocidad y Técnica, cada uno de ellos con combos únicos, técnicas y habilidades pasivas. Tendréis que adaptaros un poco pues son en total 40 personajes. Para mejorar a los personajes y dichas estadísticas, tenemos mapas que son como las típicas listas de estadísticas de los juegos de rol pero formando pequeñas islas, las cuales deberán activarse con monedas que recibiremos al completar cada episodio de la historia y/o misión del modo tesoros. Una vez se completen según los personajes que estén presentes (tanto héroes como villanos), misiones secundarias o principales que realicemos nos darán un número indeterminado.

Algo que realmente me ha impresionado que parece simple al principio pero tiene una extensión bestial es la personalización de los personajes. Cada uno de los 40 jugables tiene 2 mapas propios con ataques exclusivos, habilidades pasivas y estadísticas propias. Estas habilidades pasivas son muy importantes pues podremos aumentar el ataque de los ataques débiles o cargados. Y como ataques existen desde los más básicos hasta transformaciones, al igual que pasa en el anime & manga.

El fan de la serie y que a su vez le guste el género musou, estará muchas horas para completar todos los personajes o conseguir el propio 100% del videojuego, todo un reto en forma de horas. Los jugadores más experimentados de los musou podrán ver claramente una evolución jugable en este título de Omega Force.

  • Graficos y Sonido

En la faceta gráfica tiene luces y sombras, esto último ya lo hemos comentado al comienzo del análisis, que ciertas cinemáticas se notan un poquito acartonadas, de animaciones pobres, pero por lo demás tiene un aspecto gráfico bastante normal. No sobresale artísticamente en nada, está en la línea de lo que suele hacer Omega Force.

Pero donde he visto un salto, después de tantos años sin jugar a la saga es en todo lo que ofrece en el escenario, mapas amplios sea cual sea hasta el más pequeño es grande metiendo en cada uno de ellos una cantidad ingente de npcs, personajes y efectos en pantalla. Perfectamente pueden poner en una zona 200 o 300 enemigos, mientras van haciendo respawn cada 2 o 3 segundos más y más.

Pese a que estos enemigos son bastante simples en diseño, animaciones que apenas hacen un golpe y se mueven entre el tumulto, algunos más grandes que te golpean o te tiran objetos, pero la cantidad es altísima. Se pueden añadir 4 o 6 personajes con animaciones y movimientos propios con los correspondientes efectos de los ataques, con ello, en ocasiones se forman un caos en pantalla que difícilmente ningún videojuego hoy en día puede emularlo. Y esto no acaba aquí, existen mapas con edificios o construcciones que son destructibles, así se añade más carne al asador… personalmente en este sentido me he quedado impresionado con lo visto. Sumando a la velocidad de la jugabilidad que hemos comentado anteriormente, queda un producto que pese a que gráficamente no es muy vistoso, en potencial es un título muy notable.

En el apartado sonoro, el título nos llega con los textos en castellano con una traducción muy buena y voces en japonés.

Conclusiones finales

Estos cinco años de tiempo le ha servido a One Piece: Pirate Warriors 4 para llegar más lejos argumentalmente, ofrecer mejoras en potencial gráfico como pueden ser esos enemigos en pantalla, efectos, destrucción, por no hablar de una jugabilidad que ha pasado de ser algo monótono de luchar contra enemigos a algo frenético, divertido y que personalmente, no cansa. Tiene muchas horas de duración si no se ciñe únicamente a pasarse la historia, estamos ante producto destinado a los fans de la saga, alguien novato quizás pueda interesarse si le gusta el género musou y así aprovecha para engancharse a la franquicia.

Gracias a Bandai Namco por el código proporcionado para la realización del análisis.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments