Nioh 2

8 Nota General
Audiovisual: 7/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 8/10

Su jugabilidad soulslike es perfecta y única | Profundidad en las transformaciones y habilidades Yokai | Opciones multijugador online | Rejugable con una ingesta cantidad de horas

Gráficamente alejado de los tiempos que corren | Las novedades, aun siendo magníficas, se quedan escasas | Requiere de paciencia no apta para todo el mundo

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Nioh 2

Desarrolladora(s): Team Ninja

Editor(es): Sony Interactive Entertainment

Plataforma(s): PS4 (versión analizada PS4 Pro)

Género(s): Acción

Lanzamiento: 13 de marzo de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés y Japonés

El subgénero “soulslike” no ha dejado de crecer a lo largo de esta generación, tras el boom que supuso el trabajo de From Software con la franquicia Dark Souls, en el mundo de los videojuegos han ido apareciendo con el paso del tiempo multitud de propuestas que tratan de simular la maestría del estudio de Hidetaka Miyazaki. De entre títulos como The Surge o Lords of the Fallen hubo uno que destacó especialmente. Ese es Nioh, el proyecto desarrollado por el Team Ninja junto a Tecmo Koei se ha posicionado como la mejor alternativa sin dejar de tener una personalidad propia que le permite acercarse sin copiar y demostrar sus credenciales ante un público cada vez más creciente.

El primer Nioh se puso a la venta en 2017 en exclusiva para PlayStation 4 con una estupenda acogida por parte de usuarios, crítica y ventas que le ha convertido en uno de los videojuegos mejor valorados del catálogo de la consola. Posteriormente el título se lanzó en PC a modo de una edición completa que contenía todas las expansiones, reafirmando que en su conjunto el primer Nioh fue tan sorprendente e inesperado como sólido y profundo. Llegados al 2018 no se hizo esperar más el anuncio de la secuela durante la –hasta la fecha última- conferencia PlayStation del E3 2018. Una noticia que alegró a propios y extraños que veían que el Team Ninja tenía más que decir con el que es a todas luces su mayor acierto en la actual generación de videoconsolas. La IP se ha expandido el pasado 13 de Marzo con Nioh 2, un proyecto que no ha escogido el mejor de los momentos para ponerse a la venta, pero que se ha ido mostrando poco a poco en eventos y a través de varias demostraciones jugables con las que el estudio japonés quiere demostrarnos que son mucho más que Dead or Alive y Ninja Gaiden. ¿Preparado para volver a ser un yokai?

A nivel argumental Nioh 2 nos traslada a una guerra civil en la Japón de 1555 donde se desencadena una sangrienta batalla de la que queramos o no tendremos que ser parte. Los acontecimientos del videojuego están situados antes de la primera entrega, por lo que al igual que nuestra aventura con William, volveremos a ser “un don nadie” que tendrá que enfrentarse de la noche a la mañana a incontrolables hordas enemigas tanto de humanos como de toda clase de criaturas habitables en este universo. De la misma manera, como ya pasaba en el primer Nioh, en esta segunda parte tendremos que crear un nuevo personaje completamente de cero a nuestra imagen y semejanza a través de un potentísimo editor con fantásticas posiblidades. La trama argumental, sin ser excesivamente interesante salvo que seas fan del folclore japonés, cuenta con muchas más cinemáticas que su predecesor y en general bien realizadas que pondrán al jugador en situación de lo que se va a enfrentar, al mismo tiempo que nos dejan entrever un trasfondo rico que no tiene mucho que envidiar a lo logrado por From Software. De esta forma vemos que Nioh no se conforma solo con construir un universo ya que también apuesta por una trama guiada y central donde conocer a los personajes, escenarios y enemigos resultará indispensable para comprender todo su conjunto.

“Sé que te aguardan más problemas, pero recuerda que eres un ninja, no pierdas la calma y sé cómo el agua. Las prisas auspician el fracaso.”

La jugabilidad de Nioh 2 sigue punto por punto lo visto en su predecesor, el enfoque del Team Ninja ha sido claro, no cambiar algo que funciona. Y ciertamente funciona de forma tan magistral como el primer día. No ha envejecido ni un ápice toda la base jugable que presentó el estudio hace casi tres años, siendo todavía a día de hoy uno de los máximos exponentes en el subgénero soulslike, con una personalidad tan profunda como única. En el estudio se han influenciado del trabajo realizado de From Software al mismo tiempo que han intentado construir un producto propio, con una base asentada en el combate y elementos rpg, combinándolo todo con un esquema de misiones que termina recordando más a lo visto en las aventuras de Ryu Hayabusa. Para no extendernos más acerca de su base jugable en este texto os recomendamos echar un vistazo al análisis del primer Nioh donde se habla de ello en profundidad. El combate contra enemigos no ha recibido grandes cambios en su funcionamiento, centrándose este Nioh 2 en incorporar nuevos tipos de armas y en hacer un árbol de habilidades mucho más amplio del de su predecesor. La subida de niveles, repartición de puntos y mejora del personaje también se mantiene exactamente igual que en el primer Nioh a diferencia de que en esta ocasión el Team Ninja lo ha dotado de una mayor cantidad de habilidades en cada rama (40) y de un HUD mucho más intuitivo. En cuanto a las misiones, siguen un patrón idéntico, divididas a través de varias regiones (7) con principales (20) y secundarias (40) donde unas continúan la trama con su respectivo jefe final al que derrotar mientras que las otras terminan repitiéndose al servir de puro farmeo para conseguir mayor nivel o mejor equipo.

Dado que Nioh 2 nos vuelve a poner en la piel de un cambiante, mitad humano y mitad yokai, las transformaciones vuelven en esta secuela de una forma mejorada exponencialmente. Si en el primer Nioh esta característica no dejaba de ser el típico “modo berserker” de un hack and slash, esta vez se va a convertir en un elemento esencial de cara a esquivar y/o combatir cara a cara los enfrentamientos más multitudinarios o los enemigos más duros que nos vayamos a encontrar. En el Team Ninja han logrado que nuestro alter ego yokai que personalicemos sea una de las grandes novedades de Nioh 2. Los llamados núcleos de alma que vayamos consiguiendo a lo largo de la aventura debemos insertarlos en una de nuestras transformaciones elegidas, esto nos proporcionarán movimientos sobrenaturales (lanzar una serpiente, lanzar un tornado…) únicos para usar en medio del combate sin perder ojo a la barra que se encuentra debajo de nuestro kai; de esta manera ya serán dos los elementos a tener en cuenta durante el combate, nuestros ataques normales y los ataques de las transformaciones. Además, como ocurre con el equipamiento del personaje o las habilidades, crear una build con la que nos sintamos cómodos gestionando estos núcleos conseguidos a lo largo de la aventura le da un gran punto extra a un videojuego que ya era de por si muy complejo. Esto va a ser clave en nuestro porvenir de Nioh 2, y es que Team Ninja ha creado una secuela pensando en que todo aquel que se acerque a ella es porque ha quedado satisfecho con el primero, siendo un videojuego donde la curva de dificultad es todavía menos amistosa y más exigente desde el primer instante que cogemos el mando.

“Todas las almas vienen y van por ciclos, al igual que se repite la historia de guerra y paz.”

Las modalidades multijugador también se han visto potenciadas en Nioh 2, si bien el núcleo del videojuego sigue siendo la experiencia un jugador, se han incorporado interesantes novedades a través de la Puerta Torii. De hecho el Team Ninja posiblemente ha confabulado el soulslike que mejores sensaciones deja respecto al resto en su vertiente online, convirtiendo las invasiones o revivir un alma perdida de otro jugador para que nos ayude para hacer el videojuego más fácil aunque sea de forma momentánea, ya que revivir a un aliado tiene un coste irrecuperable. La mayor parte de Nioh 2 se puede jugar en cooperativo, salvo algunas misiones secundarias, pero el componente social está garantizado a través de las expediciones que podremos completar con hasta dos amigos más. Por supuesto, disfrutar de Nioh 2 acompañado difiere de la experiencia en solitario, con una distribución de enemigos diferente, dificultad ajustada al número de jugadores y sorpresas en lo que se refiere a los jefes. El online funciona estupendamente sin problemas de lag, lo cual es encomiable en un videojuego donde el tiempo a la hora de golpear es importantísimo, creando una experiencia satisfactoria y con sus propias reglas (como una barra de cooperación que nos penalizará por morir el equipo) al mismo tiempo.

A nivel audiovisual Nioh 2 se mantiene excesivamente continuista con su predecesor, ofreciendo tres modos visuales (resolución a 30fps, rendimiento a 60fps o una mezcla de ambos) para PlayStation 4 Pro, con la novedad del HDR que mejora de forma notoria lo que vemos en pantalla creando unas instantáneas mucho más vistosas que en el anterior título. Las mejoras son igualmente escasas, con unos modelados más trabajados tanto en cinemáticas como en tiempo real o entornos que hacen gala de un mayor nivel de detalle. Le salva de irregularidades técnicas un acabado artístico espectacular que acaba conformando un apartado visual mejorable para los tiempos que corren, pero de sobra cumplidor una vez estamos metidos de lleno en este universo nipón. Los escenarios de Nioh 2 han subido un punto en escala y complejidad, siendo esta vez más verticales y con zonas llenas de coleccionables a las que no podremos acceder a simple vista. El hecho de no haber construido un mundo abierto al estilo Dark Souls o Bloodborne por parte del Team Ninja les ha permitido recuperar un estilo de videojuego más clásico en cuanto al planteamiento de una aventura dividida por pequeñas fases en las que tendremos que cumplir los objetivos necesarios para progresar, sin perder el ojo a los numerosos enemigos perfectamente diseñados que poblarán cada entorno. En lo que se refiere al apartado sonoro se encuentra más o menos a la altura del técnico, reutilizando gran parte de lo visto en el primer Nioh en lo que se refiere al audio, pero con una banda sonora a cargo de los experimentados Yugo Kanno y Akihiro Manabe que vuelven a ser una auténtica maravilla repleta de épica en los combates o espiritualidad en los momentos más calmados. Para nuestro mercado Nioh 2 no ha llegado doblado al castellano, pero sí totalmente traducido lo cual es muy de agradecer para evitar complicaciones a la hora de movernos por los menús o personalizar el personaje, además no echaremos en falta ninguna voz que no sea las sensacionales japonesas.

“He conocido a hombres que luchaban y se esforzaban y morían para crear un mundo sin guerra en el que personas y espíritus pudieran coexistir en paz. Lucho por ellos.”

Concluyendo con Nioh 2, queda patente que el Team Ninja son auténticos artesanos de la jugabilidad, con esta IP se han sacado de la manga un videojuego capaz de mirar cara a cara a los reyes de este subgénero. La saga termina consolidándose como una propuesta perfectamente ejecutada al apoyarse en un sistema de combate y componente rpg capaces de marcar la diferencia en cualquier tipo de comparación, tiene personalidad, y es algo que captaremos desde el primer minuto que nos ponemos a los mandos.

Los fans de la primera entrega verán en esta secuela un videojuego continuista, que mantiene el núcleo y grandes rasgos de su fórmula para ofrecer más de lo mismo, pero siempre manteniendo esa enorme calidad a través de decenas de horas hasta que completemos la aventura. Se han hecho mejoras a nivel de profundidad sobre elementos más sencillos de su predecesor, como eran las transformaciones o las habilidades Yokai que juegan un papel capital en Nioh 2, aderezándolo todo con un componente multijugador online que lo sitúa como uno de los más sólidos del subgénero.

El punto más inestable del videojuego resulta ser el acabado visual, que no era muy destacable en el primer Nioh, pero que tampoco se ha potenciado en demasía más allá de pulir aspectos técnicos o asegurarse de que el despliegue visual fruto del peso de las transformaciones funcione en pantalla. Por supuesto, Nioh 2 sigue siendo un videojuego que, si bien trae un rebufo de éxito comercial, no es recomendable para todo tipo de jugadores. Esta secuela es todavía menos amigable con el novato, siendo necesario disponer de una alta paciencia o de una experiencia ganada en su predecesor, por lo que todas las novedades que se han implementado en su apartado jugable se cementan sobre una base vista hace tres años; les encantará a los fans de principio a fin al mismo tiempo que le costará abrirse a nuevas audiencias.

Gracias a PlayStation España por el código proporcionado para la realización del análisis.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: ThunderPayne7 Ver todos los post de
0 comments