Final Fantasy VII Remake

FF7R Portada
9,2 Nota General
Historia: 9/10
Audiovisual: 9/10
Jugabilidad: 10/10

Los combates | La ampliación de la historia | La estabilidad

Las texturas en baja resolución | Secundarias sencillas

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Final Fantasy VII Remake

Desarrolladora(s): Square-Enix

Editor(es): Square-Enix / Koch Media

Plataforma(s): PlayStation 4 (versión analizada PS4 Pro)

Género(s): JRPG

Lanzamiento: 10 de Abril de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Japonés e Inglés

Hacer el análisis de Final Fantasy VII Remake no es tarea sencilla. Al igual que tampoco lo fue para Square-Enix el tener que adaptar un juego que marcó un hito en la historia de los videojuegos a los tiempos modernos.

Quizás lo más sencillo hubiera sido coger la historia original y simplemente remodelar los diseños de los personajes y escenarios para tener un juego fiel y funcional. Pero el equipo de Nomura que retomó el trabajo iniciado por CyberConnect2, decidió que eso sería lo fácil y se enfrentaron al reto de renovar al clásico en más de un aspecto.

Portada

La base de la historia es la misma que el original pero con añadidos que la complementan y amplían. El protagonista de la historia es Cloud, un ex-Soldado, la fuerza de élite del brazo armado de Shinra. Shinra es la compañía que domina la ciudad de Midgar gracias a la extracción de Mako, la energía vital del planeta, que usa para alimentar a la ciudad y para sus propios fines.

El principio de la historia muestra a Cloud convertido en mercenario y trabajando para el grupo ecoterrorista Avalancha. Dicho grupo contrata a Cloud para una peligrosa misión: poner una bomba para acabar con uno de los ocho reactores que extraen el Mako de la tierra. A partir de aquí, Cloud se verá envuelto en una lucha por intentar acabar con los planes de Shinra de extraer toda la energía vital del planeta.

Uno de lo puntos más interesantes de la historia son las relaciones entre los distintos personajes. El juego irá intercambiando a los miembros del grupo para poder ahondar mejor en la historia y personalidad de cada uno de ellos. Incluso el propio Cloud evolucionará con cada interacción con sus compañeros.

También contará la historia de muchos personajes secundarios. Para ello se han incluido nuevas misiones que rellenan huecos en la trama original, como ayudar a Jessie a conseguir una tarjeta de acceso en lugar de obtenerla directamente.

Por otro lado, se han incluido misiones secundarias que ayudarán a recorrer las barriadas y conocer mejor a la gente que vive allí. Por medio de encargos Cloud irá ganando popularidad como mercenario así como dinero y útiles.

El punto negativo es que muchas de estas misiones son excesivamente simples, como encontrar gatos o matar una cantidad de enemigos. Pero en muchas ocasiones sirven a modo de tutorial para aprender a relacionarse con el entorno o familiarizarse con los controles.

El sistema de combate ha sido totalmente remodelado. Se ha pasado de un sistema de combate por turnos a uno de acción con pausas estratégicas. Ahora se ataca con total libertad de movimiento, pudiendo esquivar o bloquear en tiempo real. También se ha incluido la clásica barra ATB (Active Time Battle) pero esta vez sirve para realizar un movimiento especial, lanzar una magia o consumir un ítem cuando está llena. También se han incluido dos modos de combate.

En el modo normal hay 2 ataques básicos: el primero es el normal del personaje y el segundo el especial. El ataque especial es distinto para cada personaje, por ejemplo, Cloud se pone en modo sagaz que contraataca cuando es atacado si está en defensa y hace más daño con el ataque normal a costa de la velocidad.

Este ataque fuerte, en ocasiones, necesitará ser cargado pulsando varias veces el mismo botón. Con esto se añade una capa más de estrategia al poder cambiar entre personajes en cualquier momento. Este cambio de personajes durante el combate es muy importante ya que la IA enemiga siempre será más violenta con el personaje que tengamos seleccionado.

En todo momento está la posibilidad de poder dar órdenes a los personajes que no estén siendo controlados. Es decir, cuando llenan su barra ATB, es posible elegir las acciones de ese personaje.

Por otro lado, está el modo de control clásico. En este modo, los personajes atacan y se mueven automáticamente y el jugador únicamente tiene que elegir los comandos que quiere que ejecute cada personaje.

Por último, hay tres niveles de dificultad iniciales en el nuevo control: fácil y normal. Una vez superado el juego, se habilita el modo difícil, en el cual no es posible usar ítems en ningún momento y descansar solo recupera vida. Por contra, la subida de nivel es más rápida, así como la cantidad de APs que se obtienen.

Los APs sirven para subir de nivel las materias que tengan equipadas los personajes. Las materias otorgan magias, habilidades o mejoras a los personajes cuando las equipan en sus armas y armaduras. El uso de materias es básico, ya que algunas se mejoran dependiendo de cómo estén equipadas, añadiendo un nuevo nivel estratégico al juego.

Las armas de los protagonistas también suben de nivel, desbloqueando habilidades únicas y más ranuras para equipar materias. Cada arma es distinta a la anterior no solo en su aspecto, sino también en las habilidades que equipan.

En muchas ocasiones, dependiendo de los enemigos o de la zona, será mejor usar un arma con unas habilidades y otra. Gracias a esto, no siempre la última arma adquirida es la mejor. Además, cada arma tiene una habilidad única que se podrá aprender con su uso para que la adquiera el personaje.

Otro punto a tener en cuenta es la exploración por los escenarios, una pieza fundamental en Final Fantasy VII Remake. A pesar de ser entornos cerrados, se pueden explorar con cierta libertad, excepto cuando la propia narrativa del juego bloquea áreas o caminos.

El detalle gráfico de los escenarios así como su nivel artístico es impresionante, aunque en ocasiones aparezca alguna textura en baja resolución o algún fondo que sea una imagen superpuesta. A pesar de esos pequeños fallos, el motor del juego (Unreal Engine 4) junto con el de iluminación (Enlighten) hacen un gran trabajo a la hora de recrear Midgar y a todos sus habitantes, ya sean persona, animales, mutaciones o máquinas de guerra.

Las cinemáticas creadas con el propio motor del juego llegan a ser coreografías imposibles. Ahí es donde se nota especialmente la dirección de Nomura y su particular estilo tan marcado en otros juegos como la saga Kingdom Hearts. Y también donde se ve el gran trabajo realizado por todo el equipo de desarrollo para conseguir que no haya prácticamente diferencia entre el juego y las cinemáticas.

Los efectos de luz son espectaculares, tanto en las explosiones como en los hechizos, que lucen mejor que nunca. Aunque en algunas ocasiones cuesta seguir la acción debido a la cantidad de efectos que hay en pantalla.

Hay que destacar que para este análisis se ha usado una Playstation 4 Pro y en pocas ocasiones se han observado las texturas en baja resolución. Si bien es cierto que hablando con otros compañeros de la redacción poseedores de una Playstation 4 normal, han indicado que en ocasiones las texturas tardan un poco en cargar. Pero a pesar de ello, el juego es totalmente estable en ambas versiones.

Por último solo quedaría hablar del apartado sonoro. Final Fantasy VII Remake permite poner las voces tanto en Japonés como en Inglés. Así como los textos en castellano. La labor de localización al español ha sido bastante criticada porque se toma libertades a la hora de adaptar ciertas expresiones. Esto se nota al compararla con las voces en inglés o en japonés. Pero a pesar de ello, se ha hecho un buen trabajo aunque pierda literalidad a favor de adaptación de ciertas expresiones.

Por otro lado tenemos la banda sonora. Para este remake también se ha contado con la dirección de Nobuo Uematsu, el creador de la original y de las músicas de prácticamente todos los Final Fantasy y de un gran número de RPGs de Square-Enix. Uematsu abandonó la compañía en el año 2004 para crear la suya propia: Smile Please. Desde entonces ha tenido alguna colaboración espontánea con la desarrolladora y múltiples trabajos para otras empresas.

Gracias a su trabajo, Final Fantasy VII Remake cuenta con una adaptación de su música original al mismo nivel que todos los cambios hechos por el equipo de Nomura. Se han acondicionado todas las melodías a los tiempos actuales, acompañando en todo momento a la acción y convirtiéndose en un elemento indispensable en todas las escenas.

En conclusión, nos encontramos con un juego que define perfectamente el concepto del remake. Coge toda la esencia del juego original, su historia, sus personajes, el sistema de materias y le da una vuelta de tuerca para reinterpretarlo y adaptarlo a la actualidad. No es simplemente el mismo juego con otras texturas.

Si bien es cierto que en ocasiones se alarga demasiado las partes nuevas y que parece que simplemente sea para justificar que este primer capítulo es solo Midgar. Y hay que recordar que la ciudad de Midgar, en el juego original, podría ser las primeras 8 horas del juego. Y este remake son alrededor de 40 horas de historia en Midgar. A pesar de ello, hay un respeto absoluto en la estructura del juego y en el argumento en general.

Esto es gracias a que parte del equipo original ha estado involucrado en el desarrollo de Final Fantasy VII Remake. Por un lado está Yoshinori Kitase, director del original y producto del actual; Tetsuya Nomura, que fue el diseñador de personajes y ayudó en el guión, como director del juego, y por último, repitiendo con la banda sonora, Nobuo Uetmasu.

La mayoría de las críticas negativas de este juego viene por el hecho que Nomura ha incluido su particular forma de crear escenas imposibles y su estilo de creación de personajes para introducir nuevos añadidos a la historia. Añadidos que pueden gustar más o menos, pero hay que recordar que el juego original se puede jugar en prácticamente cualquier plataforma. Por eso este Remake cumple de sobra con su finalidad de reinventar la rueda.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Miguel Ángel León Ver todos los post de
0 comments