Brothers: A Tale of Two Sons

9 Nota General
Gráficos: 9/10
Jugabilidad: 8/10
Ambientación: 9/10

Fable + Limbo + Ico se dan la mano en una aventura inolvidable | Las situaciones opcionales | .Acabado visual y artístico | Manejar a los dos hermanos simultáneamente.

Dura cuatro horas | Demasiado fácil | Pequeñas imprecisiones en el control

Me resulta imposible hablar de Brothers A Tale of Two Sons sin hacer un pequeño inciso explicando que estudio está detrás de esta obra. El juego lo desarrolla ni más ni menos que Starbreeze, alguien a quien algunos no conocen mientras que otros ya hemos pasado nuestros momentos con ellos. Resulta que estos suecos son responsables de crear  proyectos de corte AAA como Las Crónicas de Riddick o, la que es mi obra fetiche, el primer The Darkness. Como veis, Starbreeze tiene muy poco de estudio indie, pero el reciente fiasco comercial con un interesante Syndicate, ha supuesto un golpe para que no puedan volver a enfrascarse por el momento en algo de alto presupuesto. Lo cual como se podrá ver a continuación, este cambio de registro ha sido más una buena noticia que mala.

 

Brothers

La salida por el bosque es solo el principio…

Brothers A Tale of Two Sons nos presenta un cuento, como ya indica el título, de dos hermanos que van a realizar una aventura. Esta no la hacen por gusto ni mucho menos, y es que al comienzo del juego vemos que el padre de los chavalines cae enfermo y el curandero del poblado les encomienda la dura misión de acudir a un árbol. El cual parece ser la única solución, albergando una cura para todos los males. Así, de forma simple, empieza un  viaje donde los pequeños héroes se verán envueltos en toda clase de peligros, desde ayudar a un troll hasta huir de una manada de lobos, entre muchas cosas más. Ahí está verdaderamente la magia de este título, lo que va ocurriendo y lo que vives por el medio. Hay puntos cuando el juego da un giro de 360º a esa estética que nos puede llegar a recordar a la saga Fable en sus primeros compases, para arrimarse, ojo, a cosas como Limbo o Ico. Habéis leído bien, y como deseo evitar dar más detalles, diré que el juego navega en ese mar de sensaciones con maestría. Metiendo acontecimientos mature capaces de tocarnos la fibra sensible. Durante el transcurso del juego vemos cosas que ponen en manifiesto esto y mucho más. Situaciones con las que, sin tener hermanos, he llegado a empatizar o por lo menos, dedicar minutos posteriores a reflexionar.

Las claves del viaje

Brothers: A Tale of Two Sons  aboga por esa idea de reducir a sus protagonistas a lo más básico, por ello no entenderemos el lenguaje que utiliza nadie del mundo a la hora de hablar ni aunque nos dieran subtítulos. Hay ocasiones como esta donde se consigue conectar mejor con la aventura y los personajes cuando se presentan los acontecimientos de la forma que nos ocupa. Los diálogos del juego se desarrollan mediante gestos en su mayoría, pues en algunas ocasiones estaremos despistados al no saber exactamente qué hacer  para seguir avanzando. Una idea que está francamente bien y ayuda a que el jugador use un poco la lógica sin buscar la respuesta fácil en el HUD. El problema viene cuando ya llevas 1/3 del juego, tras esto la mayoría de los puzzles o retos que se nos ofrecen a nivel de diseño son demasiado sencillos, es decir, puede cambiar un objeto a coger o algo con lo que interactuar, pero la base es la misma. Todo muy sencillo y no ofrece un importante reto, como pasó por ejemplo con Journey.

Brothers

Un ejemplo de los retos a superar, siempre usando a los dos hermanos

Las mecánicas del juego se basan en todo momento en la idea de usar a los dos hermanos, un elemento que por cierto se ha conseguido plasmar de buena manera gracias a que estaremos manejando a los dos simultáneamente. En los primeros compases puede parecer confuso, de todas formas al poco rato con el mando en la mano uno se da cuenta de que es bastante intuitivo. Con el joystick izquierdo manejamos al hermano mayor, y con el derecho al pequeño de la familia. A su vez la forma de interactuar es independiente de cada hermano, mientras que uno lo hace pulsando LT, el otro lo hace con RT, desarrollándose de esta forma gran parte del esquema jugable que se presenta. No es profundo a la hora de plantearlo, pero en la práctica va cogiendo su intríngulis a pesar de algún percance que nos pueda causar. Dado que la cámara está posicionada desde las alturas, se ha intentado hacer con un éxito aceptable que se pueda rotar con los botones LB-RB, de esta manera evitamos la torpeza al movernos por algunos lugares del entorno.  Al manejar a cada hermano por separado, se consigue hacer que cada uno tenga su propia personalidad o atributos al reaccionar con lo que le rodea, por lo que para superar una determinada tarea habrá que saber bien a cuál de los dos utilizar para salir adelante. Mientras que por ejemplo el mayor es capaz de cargar con grandes pesos, el otro podrá colarse por recovecos o rendijas. Este concepto va más allá en pequeños detalles que se presentan de forma opcional, como por ejemplo para burlarse de alguien, que solo lo acostumbra a hacer el pequeño al ser más cabroncete. Y así con todo. Es un toque especial que enriquece la experiencia, haciéndola más íntima, y son situaciones que solo detectaremos al inspeccionar un poco más lo que hay a nuestro alrededor, en lugar de ir directos a por el árbol sin mirar atrás.

De igual forma, Brothers: A Tale of Two Sons es una producción bastante potente, que lo aleja completamente de juegos de bajo coste y, como se puede comprobar, de lo que conocemos como “indie game”. La banda sonora está a gran nivel acompañando en todo momento, sumado a que el uso del Unreal Engine 3 le sienta de fábula, con animaciones bastante fluidas y en líneas generales un trabajo visual que, si bien viene marcado por la belleza artística, está también en el resto de apartados visuales muy por encima de la media en cuanto a juegos descargables. Evidentemente he notado defectos, quizá fruto de que Starbreeze sea inexperta con el motor gráfico de Epic Games, entiéndase alguna textura tardía en cargar o pixelaciones al iniciarse una cinemática y cuando al motor gráfico regresa a su estado in-game. Mención a los rostros de los personajes, que pierden detalle cuando la cámara se acerca lo máximo posible a ellos en momentos puntuales, pero se consigue plasmar correctamente sobre sus rostros lo que está sucediendo en pantalla gracias a miradas o cambios faciales. Aunque el mayor de los elogios reside en los escenarios, con nivel de detalle y mostrando una variedad muy a tener en cuenta.

Brothers

La cámara se aleja para dejar instantáneas como esta

La parte más negativa del juego, recae en el lugar que ya nos tienen habituados estas propuestas, la duración y el factor rejugable. Es prácticamente nulo. Aquí cada jugador es dueño de decidir si quiere invertir su dinero en un producto que no le va a ofrecer alicientes para volver a empezarlo salvo el hecho de revivir la trama, pues habrá mucha gente que en su lugar escogerá destinarlo a una apuesta que le reporte un gran número de horas. Es el eterno debate, ¿merece la pena pagar 1200MSP/15€ por algo que perfectamente puedes completar en una tarde? ¿Por muy inolvidable/fantástico/maravilloso que sea? Siempre recae en un juicio de cada uno, yo iría de cabeza a comprar cualquier juego que me transmita en apenas cuatro horas más que un 75% de los títulos que completo al año, aunque esto al ser siempre de carácter tan personal, es complicado acertar. Por ende, una recomendación que puedo hacer dado el caso es probar la demo  y ya a raíz de ahí pensar, si te ha gustado y quedaste con ganas de más, tienes mi palabra de que la versión final ofrece más y mejor de todos sus ingredientes. De lo contrario… huye de él.

Conclusión

Brothers

Una aventura que nos dará más de una sorpresa

Desde hoy mismo lo tenéis disponible en Xbox Live Arcade (más tarde llegará a PC y Playstation Network) bajo el programa veraniego de Microsoft que no se podría iniciar de mejor manera, está complicado mantener el listón con los juegos venideros, y Brothers: A Tale of Two Sons es otro producto que pone de manifiesto el potencial de estos “pequeños” juegos desde el punto de vista narrativo. No hace falta tener un nivel de producción multimillonaria ni salir en formato físico para ponerte los pelos de punta, eso es algo que ya tanto el sector como uno mismo lo tiene más que asumido, pero para despejar dudas aquí tenemos otra muestra. Emotivo, vivo, bello y muy visceral en lo que trata de enseñar durante toda la aventura. La propuesta de Starbreeze es convincente en lo jugable, con mecánicas curiosas o poco habituales, sin embargo tiene carencias las cuales muchos considerarán inadmisibles dado el precio al que sale a la venta. Como una escasez de reto si eres un jugador experimentado o notoria falta de alicientes para volver a empezarlo dentro de unos meses. Afortunadamente habrá quien –como yo- logremos compensar todo esto con una ambientación y una trama difícil de olvidar. Por esto, ya se ha hecho un hueco entre los mejores descargables del 2013 con absoluta diferencia, y se ha convertido en uno que recordaré con especial afecto de toda mi biblioteca virtual.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Eplekfo Ver todos los post de
0 comments