Impresiones de Playerunknown’s Battlegrounds (PUBG)

No existe forma fácil de empezar a hablar de este fenómeno del año 2017 como es PUBG (Playerunknown’s Battlegrounds), el videojuego que todo el mundo juega en PC, que todo el mundo hace streamings y que ahora al estar presente en Xbox One X y Xbox One se está volviendo la comidilla de los youtubers y de las críticas. Vamos a ser claros y directos en estas impresiones. Ya sabéis que este no es ni el primero ni el último Game Preview que hemos probado en Strike-Games, me he encargado personalmente de unos cuantos, pasando por Conan Exiles hace unos meses por citar un ejemplo.

Lo que se tiene que tener claro antes y después de adquirir PUBG es que es un Game Preview, palabra que probablemente vamos a desgastar en este texto, es un videojuego que sigue estando en desarrollo. Es más, en el propio videojuego cuando lo iniciamos nos avisa de esto, por eso tiene un precio adecuado (será mayor cuando finalicen el desarrollo) y lógicamente, tiene problemas técnicos que van mejorando con sucesivas actualizaciones. Con los parches no sólo mejoran rendimiento y mejoran más aspectos técnicos, también introducen mejoras en el apuntado, más animaciones, etc. La cuestión es que no entendemos la ola de críticas cuando en PC lleva mucho más tiempo en periodo Game Preview (allí se conoce como Early Access). Los jugadores que siguen este título saben perfectamente cuál es su estado y no se quejan de ello, se divierten muchísimo y si ven que algo falla pues lo reportan para que la desarrolladora recoja el feedback.

¿Qué os encontraréis con PUBG si lo vais a adquirir? Pues un battle royale, en una isla caen 100 jugadores donde tiene que sobrevivir sólo 1, pero los jugadores no son el único enemigo, el propio mapa también lo es. Tiene unas paredes que se van cerrando en círculo y los jugadores deberán llegar al sitio marcado mientras cada X tiempo se cerrará el circulo. Nuestra misión es saltar de un avión en marcha, caer en el lugar más propicio para equiparnos de lo que nos encontremos, acabar con enemigos o encontrar un lugar seguro hasta que las paredes cierren a los últimos jugadores y sea esto una carnicería. No sólo se cierra el círculo, cada x tiempo en determinada zona se produce un bombardeo que puede ocasionar una gran limpieza de contendientes. Viene a ser la zona roja. Si te ha tocado estar en ella te puedes salvar al resguardarte dentro de un inmueble.

Todo esto se puede realizar tanto en solitario como en equipo de dos o en escuadra de cuatro. En  las dos opciones finales también podremos jugar buscando online compañeros, por si no tenemos amigos conectados en ese momento y nos apetece jugar de forma más coordinada con más gente. Por suerte, la comunidad que nos hemos encontrado en PUBG es muy sana, los compañeros que nos tocan de forma aleatoria suelen hacer las cosas debidamente, no juegan a perjudicarnos.

La jugabilidad es sencilla a la par que adictiva, la implementación al mando conlleva un periodo de aprendizaje. El control no es el típico de la gran mayoría de shooters, no cuesta mucho hacerse a él, hay acciones que hay que asimilarlas, sobretodo al manejarnos por el inventario para equiparnos mejores armas, accesorios para las mismas, chaleco, casco y mochilas de hasta un máximo de nivel 3, etc. El manejo de los vehículos es sencillo, se controla muy bien con el mando. Eso sí, hay que estar pendiente de la gasolina para que no nos deje tirados, con lo cual si os encontráis gasolina adicional, lo suyo es que la guardéis en vuestro inventario. Es clave equiparse muy bien, ir en la búsqueda de unos componentes dignos es todo un arte.

Después de unas cuantas actualizaciones que ya han sacado para la versión de Xbox One X y Xbox One, os podemos garantizar que el rendimiento se ha mejorado mucho. En el lobby y al caer del paracaídas iba muy mal pero eso ya está mejor tratado si bien aún les queda por pulir más, poco a poco. PUBG luce de escándalo en Xbox One X. Lo estamos jugando en esa plataforma y la verdad es que es una delicia. De momento sólo está disponible el primer mapa y hay que ver lo bien hecho que está. La iluminación y los detalles de todo lo que presenciamos tiene un nivel más que considerable. Os recordamos que mueve con mucha soltura 100 jugadores por cada partida.

Por lo demás, es un videojuego multijugador adictivo y que sus competidores, siendo este el original, poco pueden hacer para hacerle sombra. Estamos ante todo un juegazo en el que da igual caer al principio o al final de la partida, el cuerpo nos pedirá siempre jugar otra partida más.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments