House of Ashes

8 Nota General
Audiovisual: 8/10
Historia: 8/10
Diversión: 8/10

La mejora en cuanto a iluminación | La física facial, a veces parece una película real | La calidad sonora

El rostro de Rachel a veces está

Pinchar aquí para ver la Ficha

Título: The Dark Pictures Anthology: House of Ashes

Desarrolladora(s): Supermassive Games

Editor(es): Bandai Namco

Plataforma(s): Xbox Series X|S, PS5, Xbox One, PS4 & PC

Género(s): Aventura narrativa

Lanzamiento: 22 de octubre de 2021

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

House Of Ashes, la tercera pata de esta mesa creada por la antología de Supermassive Games, nos transporta a un entorno totalmente diferente, quizá algo menos terrorífico que sus predecesores aunque con la suficiente tensión como para merecer un gran reconocimiento.

Nuestra cara más visible en esta ocasión es Ashley Tisdale, la otra famosa cantante en Disney llevará la voz cantante en esta historia, interpretando a Rachel King, agente de la CIA en 2003.

Ambientada en ese año, los militares estadounidenses se encuentran en la búsqueda de un silo de armas de Sadam. Descubriendo unos antiguos túneles que convergen en unas ruinas sumerias gracias a la tecnología GPS de la época, se embarcarán en una pequeña expedición para no llamar la atención de las fuerzas revolucionarias iraquíes.

Lógicamente, y como es habitual en la saga, retrocederemos varios años (incluso siglos) en el prólogo para ponernos en contexto. Un antiguo rey divino del Imperio Acadio, Naram-Sin, termina demostrando porqué no se debe jugar a ser dios.
A partir de aquí es donde entra, para mí, una de las grandes bazas de este House of Ashes. No sólo controlaremos a Rachel y su grupo de soldados, sino que veremos el otro lado del conflicto con Salim, un soldado iraquí con la mala suerte de caer en las ruinas junto a los estadounidenses.

Sin caer en el apartado de spoilers, los grandes cambios de esta entrega con respecto a los otros dos juegos de la antología son:

  • Controlaremos la cámara, algo esencial ya que estaremos mucho tiempo con la linterna o con un mechero, vitales para poder descubrir los secretos de estos túneles.
  • Armas, sí, un grupo de soldados con armas de fuego puede parecer que le reste puntos al terror… pero no.

Citando el último punto, se nota la inspiración en películas como The Descent o Predator, incluso una obra maestra del cine de Ridley Scott.

El énfasis de la historia nos llevará a ver si podemos confiar en nuestros compañeros y en las habilidades del grupo, siendo todas estas difíciles de realizar porque cada personaje tiene unas motivaciones y preocupaciones muy patentes.

Como sucede en los anteriores juegos habrá que explorar, encontrar reliquias y textos de una antigua exploración en dichas ruinas, descubrir a qué nos enfrentamos (y huir, muy rápido si es posible) mientras navegamos en la oscuridad y en el descenso a la locura (algo muy Lovecraft, por cierto).

También encontraremos los famosos presagios, pudiendo observar con antelación el destino que puede deparar (o no) a nuestros protagonistas según las decisiones que hagamos. Pero, en esta ocasión también podremos observar uno especial, siendo un vistazo al cuarto y último juego de la primera temporada (espectacular, por cierto).

Las decisiones que se toman con nuestros protagonistas se sienten más vivas que en anteriores entregas, es decir, notarás que has influido a que el destino final de ellos depende más de tus acciones, de tu modo de jugar. Algunas, por cierto, que deberás tomar en cuestión de segundos o de lo contrario podrías acabar sin más de un protagonista.

Si bien es cierto que hay 3 modos de juego (solitario, Noche de Pelis para pasar el mando con amigos/familia en casa, y el online cooperativo), en este último es donde vuelve a sentirse la gran esencia del juego. Confiar o no en tu compañero, ir juntos o separados, y otras muchas decisiones que podrán poner vuestra amistad y/o relación en horas bajas.
Como dato relevante, si jugáis con alguien que sea algo más casual y solo queráis disfrutar con esa persona de la experiencia jugable, hay una opción para cambiar la dificultad de los QTEs (pudiendo incluso omitir el tiempo).

Jugado en la Xbox Series X en su modo gráfico, puedo decir que la fluidez me dio algún pequeño problema en según qué minijuego clásico de la saga (ese corazoncito). Por lo demás y yendo a un tema algo más personal sobre el juego, su apartado técnico es delicioso. En muchos momentos no sabía si estaba jugando o viendo una película de las citadas con anterioridad. Los personajes, cada uno de ellos, son muy disfrutables y te encariñas con ellos (si los mantienes vivos, claro). La tensión entre ellos, con el entorno o con ese enemigo desconocido es impresionante y está muy bien llevada, con giros de cámara y una iluminación notablemente más mejorada.

Bandai Namco nos ha acostumbrado a que la serie cuente con un gran doblaje al castellano y en esta ocasión no ha sido menos. Las voces del casting en nuestro idioma pegan completamente con cada uno de los papeles que representan. La banda sonora es inmersiva y sabe jugar muy bien con los momentos más tensos.

Intentando finalizar ya, debo decir que es el juego de la antología que da menos miedo aunque la tensión y sensación de que no vamos a sobrevivir está siempre presente. Y, seguramente sea el que más he disfrutado por el clímax final como equipo. Así que, dando la nota final, como diría nuestro querido Conservador, “¿dejarás que todos sobrevivan al descenso al infierno?”.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Rechtac Ver todos los post de
0 comments