Yakuza Like a Dragon

9 Nota General
Diversión: 9/10
Historia: 9/10
Audiovisual: 8/10

Giro de tuerca que le sienta fenomenal | Ichiban entra por todo lo alto | Tremenda historia y desarrollo de personajes

Que no te vaya absolutamente nada lo japonés

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Yakuza Like a Dragon

Desarrolladora(s): Ryu Ga Gotoku Studio

Editor(es): Sega

Plataforma(s): Xbox Series X, Xbox Series S, Xbox One, PS4 & PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 10 de noviembre de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Japonés e Inglés

Yakuza: Like a Dragon (también se le puede conocer como Yakuza 7) es el nuevo videojuego de la franquicia principal. Ryu Ga Gotoku Studio le ha dado un giro de tuerca a esta entrega que le ha sentado fenomenal.

En este título se cambia de protagonista principal. Ichiban Kasuga recoge el testigo de Kazuma Kiryu. Después de tantos videojuegos con Kazuma como protagonista había que comprobar este cambio y lo cierto es que Ichiban está muy a la altura de las circunstancias. El estudio de desarrollo ha sabido plasmar un personaje con unas motivaciones tremendas y que tiene un carácter muy marcado. El bueno de Ichiban está muy feliz con su familia Yakuza que pertenece al clan Tojo. Entró en ella de la mano de Masumi Arakawa, quien se puede considerar como su padre adoptivo. Tras un suceso en el que Ichiban no forma parte,  hace caso a Masumi y se declara culpable. Eso conlleva que pase 18 años en prisión, al salir todo ha cambiado, siente en cierta manera que Arakawa le ha traicionado pero aun así quiere descubrir todo lo sucedido. Todo ello en un momento en el que la Yakuza está en decadencia total.

Al poco de salir de prisión Ichiban recibe un tiro que le deja muy malherido, se despierta en otra ciudad que no conoce, concretamente en Yokohama. Yakuza Like a Dragon presenta esta urbe que tiene a varias mafias ‘custodiándola’. El protagonista principal irá conociendo a nuevos personajes, algunos y algunas se irán uniendo a su causa. En el fondo quiere descubrir la realidad de lo que trascendió con Arakawa pero antes tiene que resolver unos cuantos conflictos que van ocurriendo en Yokohama. El videojuego se desarrolla en diferentes lugares si bien el núcleo más grande se plasma en la citada Yokohama.

No voy a contar más de la historia ya que es algo que predomina mucho en esta saga. Ryu Ga Gotoku Studio ha vuelto a elaborar una trama tremenda con un enorme filón, consiguen que no se quiera soltar el mando para así ir avanzando. Por supuesto, no faltan las conspiraciones, traiciones, giros argumentales, caras conocidas… lo dicho, impresionante. Respecto a los compañeros y compañeras de Ichiban, cada uno tiene sus propias inquietudes. Para conocerlos mejor hay que hacer crecer el vínculo con ellos/as; el vínculo aumenta bien tras la experiencia obtenida en combates o yendo a comer, cenar, al cine, etc.

Después de subir el vínculo hay que desbloquear el siguiente nivel y para ello hay que conversar en el bar que viene a ser la base de los protagonistas. Eso es lo normal aunque debo decir que hay una protagonista que es secundaria y que su vínculo se forja de forma distinta a través del minijuego de la gestión de empresas. Este minijuego salta pasadas unas cuantas horas de juego y tiene bastante gancho, le he dedicado fácilmente unas 10 horas pues es una espléndida manera de ganar fácilmente muchísimo dinero. Además otorga un ataque especial que es una auténtica salvajada, cunde mucho jugar a gestión de empresas.

Sobre los vínculos, el máximo es nivel 5 de vínculo con cada personaje. Al llegar al tope se desbloquea un ataque especial conjunto que se ejecuta con cada compañero/a y además permite subir también mucho de experiencia y de rango de trabajo aun no siendo usado en los combates. Mientras paseamos por diferentes lugares surgen conversaciones esporádicas, prestar atención conlleva aumentar las aptitudes tipo de estilo, carisma, etc.

Cada personaje sube de nivel de dos maneras, está la experiencia propia y luego el rango de trabajo. Con la experiencia propia se van subiendo todos los atributos de ataque, defensa, magia, destreza, agilidad… y cada x niveles se desbloquea una nueva habilidad. Con el rango de trabajo pasa lo mismo pero con una diferencia, hay habilidades que sólo se pueden usar con determinados trabajos si bien hay unas cuantas que son comunes y que se pueden ejecutar con cualquier trabajo asignado. Una vez se desbloquea lo de poder cambiar de trabajo se abre un tremendo abanico de posibilidades, lo suyo es hacer que el grupo de cuatro personajes tenga un equilibrio. Ya sabéis, uno de fuerza bruta con mucha vida, otro con gran poder de magia, otro de apoyo con cura y mejoras… el equilibrio diría que es fundamental.

Sí, lo de grupo de cuatro es porque en los combates controlamos a cuatro aunque también está la opción de indicar unas directrices para que el combate se desarrolle de forma automática. Yo recomiendo controlar todos los combates de manera manual, es más divertido y así se van conociendo todas las habilidades. Los combates son por turnos, es el gran cambio que ha pegado Yakuza Like a Dragon y, ciertamente, me maravilla. Cual JRPG tenemos que esperar a nuestro turno, hay una enorme variedad de ataques con fuerza física, habilidades de todo tipo, infligir daño elemental (fuego, veneno, congelar…), ataques especiales, golpe individual o de zona, invocaciones con muchas variantes de mercenarios (muchos se consiguen en misiones y tareas secundarias), multitud de ataques de esencia que se van desbloqueando, etc. Además de infligir también se puede recibir daño elemental, con lo cual no viene mal equiparse con algún objeto que otorgue inmunidad. A lo que hay que sumar la gran cantidad de trabajos diferentes que hay, cada uno con sus propias armas que se pueden comprar, crear, mejorar y sus respectivos movimientos. Es fabuloso todo lo que ha conseguido plasmar Ryu Ga Gotoku Studio para el combate. De igual manera hay una enorme variedad de enemigos, el humor característico de la franquicia está altamente representado en este título.

El videojuego no es complejo de superar y sí se os resiste algún combate contra algún jefe, no pasa nada pues a buen seguro que en esa zona hay un buen lugar para ir subiendo de nivel de experiencia y de rango de trabajo. En las más de 60 horas de juego que llevo no se me ha resistido nada ya que no he ido únicamente a por la trama principal. He hecho muchísimas misiones secundarias, también muchas tareas de héroe en las que hay que salvar a ciudadanos o bien ayudarles dándoles determinados objetos. Las misiones secundarias son unas 52, eso sí, muchas de ellas tienen desarrollo en plan de que alguna empieza de día y luego hasta que sea de noche no se puede dar el siguiente paso. Esto lo digo porque el juego no tiene ciclo de día de noche como tal. Sí, hay día y noche pero no transcurre mientras se juega sino que dependiendo del capítulo principal que se juegue o bien es de día o de noche -este factor se puede cambiar una vez se alcanza el final del juego-.  Las secundarias amenizan mucho el progreso del título, por lo general irradian un humor muy característico de la saga. Muchas presentan situaciones pintorescas que son difíciles de calificar, los más veteranos en la franquicia sabrán a lo que me refiero. Los sentimientos que desprenden van desde el drama hasta la comedia, hay momentos muy épicos. Esto también ocurre con las misiones secundarias de los vínculos con los protagonistas, están muy bien resueltas.

La exploración se premia mucho, están los coleccionables de los emblemas del clan Tojo que sirven como moneda de cambio para una tienda especial que deberíais tener muy en cuenta. Se pueden encontrar tiendas secretas, hay mazmorras en las que no se puede guardar partida y hay que tener la valentía para avanzar pues ojo, si se cae en combate se pierde una gran cantidad del dinero que se posea en ese momento. Para salvaguardar el dinero lo mejor es que acudáis a los cajeros que se encuentran en las tiendas de 24 horas, allí podéis ingresar la cantidad que creáis oportuna. Es más, hay momentos en los que os pedirán muchos millones de yenes así que os recomiendo que ahorréis y vayáis ingresando un buen puñado de dinero en el cajero.

A fin de cuentas rara vez es necesario que compréis equipo de armas y armaduras ya que en las susodichas mazmorras se encuentra equipo que mejora con creces lo que se suele encontrar en las tiendas que no sean especiales. Las farmacias sí sirven de gran ayuda para comprar objetos de cura y los que rellenan la barra de magia (si coméis o cenáis rellenáis la vida y la magia de todos los integrantes del equipo). De igual manera este tipo de objetos y los botiquines para resucitar a nuestros aliados no cuestan mucho. Al principio si puede que os parezca caro pero al poco ya se va generando mucho dinero así que no temáis.

Mención especial al taller que se puede mejorar cuatro veces (invirtiendo muchísimo dinero) que es el lugar donde se pueden fabricar armas, armaduras o mejorar algunas armas. Para ello además de dinero hacen falta recursos que se van obteniendo explorando y sobre todo en los combates contra enemigos potentes, únicos, etc. Las mazmorras y la arena de batalla también son un gran lugar para recolectar recursos.

Como buen Yakuza que se precie no pueden faltar los minijuegos. Al de gestión de empresas que más que minijuego lo considero juego secundario se le une otro del mismo calibre que es el de Dragon Kart, cual Mario Kart se puede competir en unas cuantas carreras en las que debemos batir a nuestros rivales e incluso se puede mejorar nuestro kart, cosa que es altamente necesario para poder competir en las competiciones más importantes. Y luego ya sí que entra la enorme variedad de minijuegos como el golf, recreativas donde se puede encontrar el Virtua Fighter 5, casinos secretos, cine, lugar donde realizar exámenes para mejorar las aptitudes de intelectual, carisma, estilo… que tienen su uso para conocer a gente que pueda ingresar en las empresas que gestionamos o bien para ligar. Por supuesto, no falta el karaoke.

Visualmente va más allá respecto a otros títulos de la franquicia. Tengo la oportunidad de jugarlo en Xbox Series X, Yakuza Like a Dragon está optimizado para esa plataforma. Ofrece la posibilidad de jugarlo en modo rendimiento a 60 fps o en modo fidelidad a 4k nativo con mejoras gráficas en la iluminación, gran definición de personajes a cualquier distancia, texturas, entornos… Yo me he declinado por jugar a 4K con los mejores gráficos posibles pues no considero que los 60 fps sea imperativo en un juego que tiene combates por turnos. Además, la fluidez de todos los movimientos bien sea en combates o moviéndonos por todas partes es de gran altura, no se resiente en ningún momento. Mención especial a los tiempos de carga. Ese factor siempre ha sido muy acusado en la saga pero ahora, gracias al SSD pasan volando. Así, sí. Da mucho gusto.  Gráficamente entra muy bien por los ojos, como digo la iluminación -en especial- de noche está a un gran nivel, de día también destaca. Los entornos no sobresalen si bien cumplen con su cometido. Las animaciones son las características de la saga, no defraudan. Los efectos visuales quedan muy bien representados en los ataques especiales, las invocaciones no pasan desapercibidas. En conjunto luce muy bien.

Del sonido destaco todo, tiene una BSO de gran calibre que sabe ambientar todos los momentos. Con la BSO es muy fácil reconocer si se está en una situación triste, dramática, alegre, comedida, etc. Las canciones están a la altura, se pueden comprar discos para escucharlas en el bar que hace de base. Para el doblaje está la opción de escuchar las voces en japonés o en inglés. Yo lo tengo bien claro, a Yakuza hay que jugar con las voces en japonés. Tiene un doblaje sumamente espectacular. Todos los textos y subtítulos están en español, la localización a nuestro idioma tiene un trato exquisito, muy reconocible en los tiempos que corren.

Yakuza Like a Dragon es un giro de tuerca dentro  de una franquicia que poco a poco se va haciendo un hueco en occidente. Tiene un gancho brutal, la historia está contada de maravilla, los nuevos personajes recogen de forma excelente el testigo de los clásicos. Premia constantemente al jugador pues aun pasando muchas horas de juego se siguen descubriendo nuevas facetas y se van conociendo a nuevos personajes con sus respectivos desarrollos. En un juego tan largo eso es vital, la implementación de los trabajos también ayuda mucho para que los combates por turnos sean tan divertidos.  Tremendo videojuego  que no deberíais dejar escapar y que homenajea a otras sagas como Dragon Quest, Mario Kart, Pokémon y otras que ya descubriréis. Ryu Ga Gotoku Studio lo ha vuelto a hacer.

Gracias a Koch Media por facilitarnos el código para realizar el Análisis

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments