White Day: A Labyrinth Named School

7,1 Nota General
Historia: 9/10
Jugabilidad: 7/10
Gráficos: 6/10

La ambientación | Los personajes secundarios y sus historias | La rejugabilidad

La IA enemiga

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: White Day: A Labyrinth Named School

Desarrolladora(s): ROI Games / Sonnori

Editor(es): PQube / ROI Games

Plataforma(s): PlayStation 4, PC

Género(s): Survival Horror

Lanzamiento: 25 de Agosto de 2017

Idioma: Textos: Español, Voces: Coreano/Inglés

ROI Games ha desarrollado una nueva versión de White Day: A Labyrinth Named School para PC y PlayStation 4, basado en la última versión para móviles lanzada en 2015.

Este juego de terror coreano fue lanzado originalmente en el año 2001 y desde entonces ha tenido diversas adaptaciones a móviles. En cada nueva versión se mejoraba la jugabilidad, los gráficos y la IA, pero se mantenía intacta la historia.

Por ello nos encontramos ante un Survival Horror de la vieja escuela que nos trae el terror de los años 90 a la generación actual.

HISTORIA

El White Day en Corea es similar a San Valentín. Por ello Hui-min Lee, el protagonista de la historia, decide colarse en el colegio para dejarle un regalo a la chica de la que está enamorado.

Una vez consigue colarse dentro del colegio, las puertas se cierran repentinamente y comienza una auténtica noche de pesadilla. El colegio está lleno de peligros; como un conserje psicópata que mata literalmente a palos a cualquiera que encuentra en los pasillos del colegio.

Mientras busca una forma de salir del colegio, Hui-min Lee se encontrará con diversos compañeros que también se encuentran atrapados esa noche y que le irán explicando lo que sucede realmente. Pronto descubrirá que el colegio fue construido en un hospital militar de la guerra civil de Corea. Se hizo mucho daño y el colegio quedó maldito.

Quizás por ello hay extraños sucesos que hacen que el poder escapar del colegio sea más complicado de lo que parece en un principio.

Muchos secretos envuelven al colegio. Muchos peligros lo asolan. Pero hay mucha gente encerrada esa noche que sabe más de lo que cuentan, y parte de la forma de salir de allí es averiguando la verdad.

JUGABILIDAD

White Day: A Labyrinth Named School es un auténtico survival horror en primera persona que coge lo mejor de los clásicos de los 90. Básicamente hay que salir del colegio resolviendo puzzles, investigando cada centímetro del colegio y ayudando a otros para que te ayuden. El mayor peligro inminente lo tenemos en el conserje psicópata que en caso de atraparnos, nos dará una paliza que en la mayor parte de los casos acabará con la vida del personaje.

El juego es en primera persona, lo cual ayuda a ser absorbido por la ambientación. También es cierto que el movimiento del personaje es algo tosco, así como la interacción con los objetos.

Otra de las premisas del juego es la de investigar cada aula, cada pasillo, cada sala para encontrar elementos que nos ayuden en la aventura. Estos mismos objetos nos ayudarán a resolver puzzles o a abrir nuevos caminos bloqueados o puertas cerradas.

También nos encontraremos con múltiples personajes como compañeros del colegio o profesores. Estos personajes nos ayudarán a entender mejor la historia o lo que está sucediendo. Pero también tendrán sus propias motivaciones, que en alguna ocasión será contraria a la nuestra. Por ello tendremos que tomar decisiones sobre la forma en los que les ayudaremos o les abandonaremos a su suerte.

Durante la exploración iremos descubriendo hechos extraños que suceden en el colegio y que ponen la piel de gallina. Es por ello que la ambientación del juego es sorprendentemente buena, a pesar de que los gráficos no acompañen. Juegan con muchos elementos de terror psicológico, con sonidos, luces, sustos repentinos…

Con todo lo explicado anteriormente, se puede ver que uno de los ejes fundamentales del juego es la exploración, mientras que el otro es el sigilo. Todo ello unido con la ambientación hacen que White Day: A Labyrinth Named School sea un gran juego dentro de su género.

Pero también tiene elementos que se vuelven en su contra. La IA del conserje está muy mal balanceada, alargando demasiado en algunas ocasiones el buscar refugio. Esto hace que el juego se vuelve un poco aburrido en algunos puntos o imposible de avanzar en otros.

Al tratar de huir siempre está pegado al personaje y si le atrapa, hay un 95% de posibilidades de morir apaleado.

Por otro lado, quizás también haga un uso desmedido del “susto fácil”, lo cual no es del todo malo para quienes les guste este tipo de juegos. A mi personalmente me encanta el estar en continua tensión por no saber qué va a suceder con cualquier ruido o imagen distorsionada.

Por último, hay que destacar que el juego cuenta con 9 finales distintos, así como una duración aproximada de 8 horas. Por lo que da entretenimiento para rato.

Los distintos finales dependen de las decisiones que se tomen cuando se habla con los personajes secundarios, así como de encontrar ciertos objetos ocultos. Además de ir desbloqueando a otros personajes jugables para conocer su punto de vista de la historia.

GRÁFICOS Y SONIDO

A nivel gráfico, White Day: A Labyrinth Named School, es un juego desfasado. Pero no lo hace injugable. Quizás tenga animaciones toscas o movimientos irreales tanto del protagonista como de los enemigos, pero no por ello lo hacen malo. Simplemente se ha quedado un poco atrás.

A pesar de ello, la conversión y actualización de los gráficos es más que decente. El juego se ha jugado en una PlayStation 4 Pro y en la misma se ha comprobado que se mueve a 60 frames por segundo.

Por otro lado, a nivel sonoro es impecable. Juega mucho con las melodías y los sonidos para conseguir crear un ambiente de tensión único.

El escuchar nuestra propia respiración, los pasos del conserje, sonidos que no deberían estar ahí.. todo ello ayuda a sentir auténtico miedo en muchas situaciones.

CONCLUSIÓN

White Day: A Labyrinth Named School es un survival horror de la vieja escuela. Contiene el temor a morir en manos de un enemigo invencible del Clock Tower, la ambientación de los primeros Silent Hill, el agobio de la primera persona del Outlast…

Todo ello junto con la estupenda historia, las sorpresas y los puzzles, hacen de este juego uno de los grandes candidatos a entrar en lista de los mejores Survival Horror. Quizás le reste puntos la tosquedad de la jugabilidad o la nada ajustada IA enemiga, e incluso los gráficos casi obsoletos.

A pesar de ello, es un gran juego que hará las delicias de los amantes de este género y del terror en general.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Miguel Ángel León Ver todos los post de
0 comments