Thief

7.5 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Gráficos: 6/10
Diversión: 8/10

El arte de robar está tratado de forma fabulosa | La Ciudad es muy inquietante | Muy buena propuesta de sigilo

Técnicamente no está optimizado como debería

Pincha aquí para ver la ficha

Título: Thief

Desarrolladora(s): Eidos Montréal

Editor(es): Square Enix

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada), PlayStation 4, PC, Xbox 360 & PlayStation 3

Género(s): Aventura con mucho sigilo

Lanzamiento: 28 de Febrero de 2014

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Eidos Montréal, de la mano de Square Enix nos trae Thief, la nueva entrega protagonizada por el incombustible Garrett, maestro de ladrones. Cuando se anunció por primera vez el videojuego se titulaba Thief 4, pero con el tiempo descartaron hacer una “secuela” propiamente dicha y desmarcarse más como una especie de “reborn” pero que contiene claros tintes de la franquicia.

La saga Thief va muy destinada a los jugadores más experimentados que aman el sigilo y que no usan ningún artilugio que les haga más fácil el avanzar. Es por esto que Eidos Montréal ha querido desmarcarse con el nuevo Thief, realizándolo tanto para los usuarios con más experiencia como para los nuevos que no conocen nada la saga.

Desde luego consideramos que es lo más acertado ya que un videojuego, cuantas más opciones dé para que más gente lo pueda jugar, mejor que mejor. Así que si eres un usuario hardcore, no tienes más que configurar la partida antes de comenzarlo, desactivar todas las ayudas, ponerlo en el nivel más difícil y así, seguro que la experiencia te recordará y mucho a la saga clásica. En cambio, si eres novato y te encanta el sigilo pero tampoco quieres padecer en cada esquina, puedes jugar en el nivel normal (Ladrón) y activar las ayudas de que por ejemplo se resalten los objetos que se pueden hurtar.

Con los dos bandos bien diferenciados, Thief se juega de forma diferente. Mucho más pausado en plan hardcore y aunque no se huya del sigilo para nada de la otra manera, es más factible avanzar sin temer lo que se esconde detrás de cada esquina. De las dos maneras, hay que tener claro que Garrett se verá recompensado si no se pasa al ataque, usando métodos para desviar la atención de los guardas para que nos dejen libre el camino que queremos escoger, apagando llamas, tirando botellas hacia otra dirección, etc. El mejor ladrón es el que consigue robar su objetivo sin matar ni noquear a nadie, para conseguirlo de esa forma hay que ser extremadamente cauteloso, mirar bien a través de las esquinas y escoger la táctica que se cree oportuno.

A mí es de la forma que más me gusta jugar a este nuevo Thief, considero que es un videojuego que premia el sigilo y el no matar/noquear a nadie lo lleva Garrett en la sangre. De hecho en la introducción/prólogo llama la atención por esto mismo a Erin, que después de un suceso muy extraño se separan y un año después sin saber que ha pasado, el bueno de Garrett vuelve a las andadas. Es el oficio que ha practicado de siempre y quiere saber qué secreto se encuentra en La Ciudad, que es donde se desarrolla toda la trama principal.

La ambientación de La Ciudad tiene un trasfondo que está plagado de grandes penas. Los ciudadanos cogen la enfermedad de la tenebra, que asola en todos los lugares y todavía no se ha hallado la cura. Garrett intenta aliarse con la reina de los mendigos que son de lejos los que peor lo pasan. Al darse cuenta de ello procurará hacer donativos que no sólo le reconforta, sino que también le sirve para ganar puntos de experiencia para mejorar sus habilidades de concentración. En este mundo tan desolador, han implantado la orden de ahorcar a todo ladrón, por lo que ya podéis suponer con el cuidado que se debe ir.

Desde su guarida situada en la Torre del Reloj, se encargará de llevar a cabo todas las misiones en forma de ocho capítulos, si bien algunos de ellos no pasarán por allí ya que nos encuadrarán directamente en una zona específica de la que luego deberemos huir (a ser posible sin llamar la atención) como buen ladrón.

La mecánica de Thief es que si estamos en La Ciudad con vía libre, es la de equiparnos comprando objetos como la llave inglesa, alicates… que nos permitan pasar por túneles cerrados, robar cuadros que antes no se podían al no tener el objeto adecuado, etc. Esto hace que las misiones secundarias (nos las suelen encomendar en las tabernas) sean muy rejugables, se pueden acceder a ellas desde La Ciudad en cualquier momento. Da igual que ya la hayamos pasado que la podremos volver a jugar, lo cual viene bien ya que a buen seguro que la primera vez no habremos podido robar todo ya que no se disponía de la herramienta necesaria. Además de ello, también viene de fábula rejugar estas misiones para conseguir la máxima puntuación posible.

Revisar cajones, armarios, cajas fuertes, cuadros, estantería de libros que dan lugar a pasajes que hay que desvelar, superar puzles… no cabe duda que el arte de ser un ladrón conlleva mucho que explorar y eso en Thief está llevado de una forma fabulosa. Cuanto más se robe más puntos se ganan, los cuales sirven para mejorar las habilidades de Garrett que usan “concentración”, la cual dispone de una barra que no se regenera automáticamente, hay que consumir su pertinente objeto que la recargue. La concentración tiene varias funciones, puede servir para encontrar todo lo que se puede robar, así como también sirve para que en las caídas de x metros no nos hagamos muchos daño, también sirve para detectar con más precisión a los guardas y más. Desde luego, el usuario más hardcore no querrá hacer uso de la concentración para avanzar, particularmente prefiero no usar la concentración ya que así después de cada misión como que se sale con una sensación más satisfactoria, de habérsela currado más. No obstante, esto está al gusto del jugador, quien lo quiera usar que lo use, sin problema alguno.

Todo esto se ejecuta desde una vista subjetiva (en primera persona), si bien hay algún momento en el que se tiene que escalar para llegar a una ventana y la perspectiva pasa a ser en tercera persona, ayudando mucho a ver mejor lo que hay alrededor para seguir prosperando en la escalada. Las animaciones de noquear también pasan a ser en tercera persona.

Thief tiene mucho que explorar, se divide en misiones principales y secundarias. En ambos casos hay mucho no, si no muchísimo que explorar. Para llegar a los objetivos se pueden tomar varios caminos, lo más recomendable es ir por los tejados ya que los guardas que van a la búsqueda de los ladrones suelen estar patrullando en “tierra”. Este título es una prosa para el jugador que quiere buscar todo lo que hay en cada recoveco. Fabuloso. Hay que tener mucho cuidado y fijarse en la superficie que estamos, pues si estamos en una zona con cristales como es lógico se hará mucho ruido que puede llamar la atención de los guardas; también se puede andar de cuclillas lo más parsimonioso posible para evitar cualquier ruido. No sólo eso, en algunas zonas hay pájaros y/o perros, que por supuesto reaccionarán si ven movimientos extraños, así que ante toda situación hay que ser muy, muy cauteloso. No vaya a ser que tengamos cerca un hurto de mucho valor que nos lo eche atrás una revuelta de pájaros que no habíamos avistado con antelación.

Cómo no, hay que evitar los enfrentamientos directos con los guardas de La Ciudad, aunque llama mucho ponerse detrás de ellos para robarles lo que tengan, bien sea dinero o llaves que nos den acceso a otro lugar; los guardas están equipados con armas de corto y largo alcance según se tercie. Por lo general, si nos pillan un grupo de varios poco o nada se podrá hacer contra ellos. Por otra parte, si es uno o un par, es muy factible noquearles o derribarles. La IA de los guardas refleja que están muy atentos ante cualquier sonido, si es algo inesperado reaccionarán acudiendo al lugar de donde procede el sonido. Aquí vuelvo a lo de antes, lo ideal es avanzar sin alertar a nadie, el arco  y la multitud de diferentes tipos de flechas (las hay desde las que se limitan a activar o desactivar los mecanismos que apaguen la luz, explosivas, las que apagan las llamas, las que infringen veneno, etc) son de gran ayuda a la hora de preparar las tácticas que hagan desviar la atención de los guardas hacia otros lugares. O bien hacer que la zona por la que estamos se quede a oscuras y allí Garrett se maneja como pez en el agua, a poco que cuide sus pasos es indetectable.

En cada localización se pueden encontrar varios tipos de coleccionables como periódicos que nos ponen más en situación de lo que acontece en La Ciudad. También hay libros, objetos únicos que hurtamos y que pasan a lucirse en la guarida de Garrett, etc. Sin duda, estamos ante un videojuego muy completo. Llevar a cabo con éxito todas las misiones (principales y secundarias) explorando cada instancia para encontrar el 100% de los artilugios que podemos robar y encontrar aparte todos los coleccionables, conlleva fácilmente superar las 15 horas de duración en el modo normal de dificultad. En la máxima dificultad y sin ayuda alguna se logra alcanzar con suma facilidad y como poco las 25 horas de juego. Así pues, Thief deja claro que tiene una duración más que decente para el tipo de género que es.

Artísticamente el videojuego de Eidos Montréal está muy bien elaborado. La ambientación oscura y tenebrosa se transmite nada más comenzar. Visualmente las texturas es el aspecto que más nos ha encandilado. Thief es un juego intergeneracional, lo que significa que además de en PC, sale en Xbox One, PlayStation 4, Xbox 360 & PlayStation 3. Esto de los juegos que cabalgan entre las dos generaciones hace que no destaque gráficamente ya que no se apuesta claramente por la versión de nueva generación.

Thief está desarrollado con el motor Unreal Engine 3, que han mejorado para la ocasión pero que nos ha dejado sensaciones agridulces. Así como por lo general hay que reconocer que el juego se ve bien, también hay que decir que la optimización no está muy trabajada. En La Ciudad hay momentos donde la densidad de la niebla aunada con zonas muy cargadas de detalles, guardias y ciudadanos, se nota que el motor gráfico se resiente decayendo los frames por segundo. Ojalá que Eidos Montréal, siendo conscientes de ello ya anden elaborando una actualización que subsane este fallo técnico en al menos, las versiones de nueva generación (es la versión que hemos experimentado). Es un detalle que creemos que tendría que cuidarse ya que afecta a la jugabilidad pese a que no sean momentos tensos de combate o de huir.

Los exteriores e interiores tienen el mismo trato. Cuentan con muchas zonas que explorar y están cargados de detalles. La arquitectura de La Ciudad tiene un aire clásico con superficies de piedra que enseguida nos atrapa. El modelado de los personajes y edificios cumplen con su cometido. Gráficamente no despunta en ningún aspecto.

Respecto al sonido, Thief tiene un doblaje en español de gran nivel. Los personajes principales están representados por voces que casan con el papel que interpretan. La sincronización labial sí corresponde a los tiempos que corren. Los acordes musicales sirven como piezas que acompañan muy bien al momento que se juega. Este título no requiere de una BSO de muchos temas épicos, más bien de temas tranquilos que jueguen con el sigilo. Especial mención a los sonidos cuando se acerca un peligro, muy prácticos.

Eidos Montréal ha recuperado la franquicia Thief y creemos que ha conseguido elaborar un videojuego de mucho nivel. Los amantes del sigilo encontrarán en este título un producto muy bien trabajado en todas sus facetas menos en el plano técnico, que esperamos que subsanen mediante parche.

Garrett vuelve por la puerta grande como el ladrón más experimentado de La Ciudad. Se mueve a sus anchas dentro de una trama que desde un primer instante es muy interesante. Ayuda mucho leer los coleccionables para conocer más y mejor el trasfondo de toda la historia que Eidos Montréal ha querido contar. Este personaje es muy carismático, su mejor lugar es estar en la sombra para llevar a cabo su acción preferida: robar. Thief se disfruta muchísimo de principio a fin, invita a repetir misiones para conseguir el 100% de los objetos. Por supuesto, los más experimentados también tienen su hueco, no tienen más que configurarlo a su gusto y seguro que encontrarán en Thief un producto muy, muy difícil de superar. Garrett y el arco con los diferentes tipos de flecha suman UNO, estudiar cada localización para avanzar sin ser visto es muy eficiente.

En definitiva, Thief es a día de hoy el mejor exponente del género del sigilo. Lleva a su máxima expresión el dicho de “Lo tuyo, es mío”. ¿Quién quiere ser el mejor ladrón de La Ciudad?

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments