Super Mario Odyssey

10 Nota General
Gráficos: 9/10
Sonido: 10/10
Jugabilidad: 10/10

El mejor juego de Mario desde Nintendo 64

Si no somos de hacer el 100% puede quedarse corto

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Super Mario Odyssey

Desarrolladora(s): Nintendo

Editor(es): Nintendo

Plataforma(s): Nintendo Switch

Género(s): Plataformas

Lanzamiento: 27 de Octubre de 2017

Idioma: Textos: Español

La definición de videojuego es, sobretodo a día de hoy, algo muy personal. Partiendo de este punto podemos separar géneros, gustos y modas. Y creo que todos estamos de acuerdo con que los juegos de plataformas, por desgracia, están en un momento de muy baja popularidad. Sí, tenemos algunos ejemplos recientes que parecen intentar devolver el género a la actualidad pero con diversas trabas que lo impiden. Es por ello que Nintendo, compañía que lleva en esto unos cuantos años, lanza la última aventura de Mario para devolver a su lugar ya no a los plataformas, si no a las aventuras, a los juegos de exploración, a un multi género que “empezó” con Super Mario 64 y culmina con este Super Mario Odyssey.

Y voy a ser sincero desde el minuto uno. Este Mario me ha parecido de lejos lo mejor que ha pasado por mis manos este 2017. Sí, hay otros juegos que incluso pueden estar a la altura pero ninguno tiene un acabado general como la obra de Nintendo. Y es que con la premisa del enésimo secuestro de Peach, Mario se adentra en su mayor aventura hasta la fecha para impedir una forzada boda con Bowser. Una historia que salvo por mínimos detalles no deja de ser testimonial pero que refuerza lo dicho al principio de este texto. Super Mario Odyssey es la definición de videojuego en su estado más puro. No esperes encontrar largas escenas de vídeo explicando la vida y milagros de nuestro bigotudo protagonista. Todo se resume a tí, los mundos que se presentan ante tus ojos y la capacidad de exploración y libertad de desarrollo que eso supone. Y para ello nos hace falta que estos reinos estén a la altura. Sí, hay algunos menos inspirados que otros pero en general estamos ante la mejor selección de la saga.

Tenemos los tópicos de este tipo de juegos, reinos de hielo, desiertos, acuáticos….y también incorporaciones que extrañarán a más de uno como cierta urbe. La introducción de Mario a paisajes más realistas es chocante pero, a su vez, curiosamente necesaria. Se podría comentar el número de reinos pero, seamos sinceros, estropearía la sorpresa a más de uno. Sólo decir que ningún juego de Mario ha tenido tantos y, sobretodo, tan variados.

Bien, tenemos la historia, los lugares y a nuestro protagonista. Si leemos todo de seguido parece que poco ha cambiado Mario en todo este tiempo. Y es aquí donde todo cambia con un solo detalle. Algo que de primeras puede parecer insustancial pero que le da al juego ese toque que lo hará único. Hablamos de Cappy, una suerte de habitante del primer reino que visitamos. Para quienes no lo conozcáis, Cappy es un sombrero que se une a Mario para salvar a su compañera, también secuestrada por Bowser.  Sustituyendo a la mítica gorra de Mario (aunque adoptando la forma de esta última) nos acompaña en toda nuestra aventura. ¿Y qué hace que Cappy sea tan especial? Si lo lanzamos contra ciertos enemigos podemos entrar dentro de ellos (a Nintendo no le gusta la palabra poseer) y adquirir sus habilidades. No es que las repliquemos, directamente nos convertimos en ellos.

Esto abre un abanico de posibilidades casi infinito al poder adoptar la forma de 50 + 1 personajes distintos. Y a su vez hace que cada mundo sea totalmente distinto en su objetivo. Por cierto, no lo hemos dicho en todo el texto pero para llegar a nuestro archienemigo debemos encontrar una serie de semi lunas, las nuevas estrellas de esta entrega y que servirán para poner en marcha a la nave que da nombre al juego. ¿Que no llegas a cierto sitio?, quizás un T-Rex te ayude a ello. O mejor prueba con otro enemigo que veas por el reino…las posibilidades son tantas que llegados a cierto punto tendremos que estrujarnos la cabeza para recoger lo poco que nos quede. Aunque a día de hoy, este Mario nos ha supuesto una sopresa mayúscula en este aspecto, con el mejor endgame de la saga que multiplica su duración por tres.

Si todo eso os parece poco, Nintendo tira la casa por la ventana con secciones en 2D al más puro estilo Super Mario Bros y que están totalmente integradas en las paredes de los propios mundos. Una idea que viene probablemente del último Zelda de 3DS.

La guinda del pastel la pone la banda sonora. Si, tenemos temas clásicos, sí, también de nueva cosecha que se os quedarán grabados durante días en la cabeza. Y por primera vez en la saga, un tema cantado (¿sólo uno?) que ya os avisamos que lo llevaréis en vuestros móviles-Mp3 durante semanas.

Es difícil acabar un análisis como este. Por una parte uno se deja muchas cosas que contar para no estropear las sorpresas. Por otra, el saber a ciencia cierta que estamos ante un juego único y tan fácil de recomendar, reconforta. Con todo, no dudéis en que estamos en un punto de inflexión ya no para Switch, si no para una generación. El heredero de Super Mario 64 (no de Sunshine como muchos medios están diciendo) se convierte en la mayor odisea del ex fontanero de Nintendo. El, personalmente, juego del año en pleno Octubre.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Raikoh Ver todos los post de
0 comments