Remember Me

7.5 Nota General
Jugabilidad: 7/10
Gráficos: 9/10
Sonido: 7/10

Guión Espléndido | Nilin es un personaje que deja huella | Los combos personalizables | Acertijos ingeniosos

La sincronización labial no está a la altura que le corresponde | Plataformas muy marcadas

La ópera prima del estudio francés Dontnod Entertainment, que llega a nosotros de la mano de Capcom, ha conseguido embaucarnos desde los primeros minutos. Remember Me nos hace viajar al futuro trasladándonos a una Neo-París localizada en el año 2084. Con una estética cibernética, gracias en gran parte a mucha clase de robots que están integrados en la sociedad humana, tomamos el testigo de Nilin, una cazadora de recuerdos que ha sido atrapada por Memorize, una empresa que tiene el monopolio absoluto del dispositivo Sensen, que sirve para que todos los humanos puedan recordar cualquier momento de su vida en cualquier instante.

El motivo por el que Memorize “encarcela” a Nilin es por el mero hecho de que la protagonista, como cazadora de recuerdos, intenta concienciar a la gente de lo corrupta que es la empresa que tiene el monopolio. Da por hecho que la gente tiene un pensamiento único y que tiene la “cabeza absorbida” por la idea que quiere implantar Memorize. Es por esto que la carismática Nilin es vista por la sociedad como una terrorista (el término usado en el videojuego para ese fin es errorista) ; de hecho, en cautividad le hacen un “lavado” de memoria para que no recuerde sus actos de rebeldía.

El prólogo (lo podéis ver en el video que acompaña al análisis) nos ubica en un emplazamiento de Memorize, en el que un personaje nos ayuda a escapar para poder volver a trazar un plan que haga descubrir a la realidad pública las malas prácticas de la citada compañía. ¿Conseguirá Nilin su propósito?, ¿recordará todo su pasado?

Remember Me es básicamente un videojuego que combina el combate cuerpo a cuerpo, con las plataformas, también hay momentos de infiltración y puzles & acertijos. El planteamiento es sólido y siempre está apoyado sobre una trama futurista con mucho gancho y personalidad, tiene mucho punch desde el comienzo y consigue que se quiera conocer todos los detalles que acontecen sobre la historia que está sumamente bien llevada.

Además del tremendo guión, el punto fuerte de la jugabilidad son los combates. Para haceros una idea rápida, podemos decir que son similares a los de la franquicia Batman Arkham Asylum/City, pues podemos esquivar en el momento preciso (nos indican cuando nos van a atacar con una admiración) y ejecutar golpes de la misma manera. Eso sí, tiene su toque de distinción, que consiste en crear combos a nuestro gusto, bien sea para combinar ataques que rompan las defensas, o también golpear para recuperar a la vez salud pero en detrimento no se ocasiona tanto daño, o como no, precisar mamporros que nos recarguen la barra para ejecutar los ataques especiales o también impactar sucesivas cadenas que acorten el tiempo de espera para poder plasmar otro especial. Los ataques especiales, al igual que la cadena de combos, se van desbloqueando conforme vayamos avanzando por los 8 capítulos que tiene el juego (9 si contamos el prólogo).

Nos vienen muy bien ya que hay una buena variedad de enemigos y no se puede acabar con todos de la misma manera. Los especiales son de diversos tipos, como ser invisible -que viene de fábula para infringir un golpe definitivo por la espalda-, también podemos poseer a los robots para que nos ayuden contra los enemigos humanos, etc. Además, si realizamos uno, para repetir ese mismo tenemos que esperar cierto tiempo que podemos acortar con la cadena de combo adecuada. Así pues, también hay que elaborar una estrategia para afrontar los combates con diversos enemigos de diferentes clases, teniendo muy claro a por cuales hay que ir primero y cuales dejarlos para el final.

No sólo tenemos combos de puñetazos y patadas y ataques especiales, también tenemos a nuestra disposición un arma para poder batir desde la distancia y que también sirve para abrir puertas o destruir ciertos puntos del escenario. Desde luego, la dinámica en todo lo que rodea al combate es de alto grado. Y es que además, los combates en muchas ocasiones suponen un auténtico reto superarlos, la variedad de enemigo propicia a ir con mucha calma en cada combate y bueno, las peleas contra enemigos finales de zona son una maravilla, esos 1 vs 1 contra un contrincante muy mazado o contra un robot muy grande o por ejemplo el combate final, son divertidísimos y plantean estrategias diferentes

Uno de los puntos más fuertes de Remember Me son los momentos en los que tenemos que manipular los recuerdos de varios personajes. Es muy original el concepto y está fantásticamente implementado. En cada uno de los recuerdos, podemos rebobinar a nuestro antojo y alterar varios fragmentos, pero claro, no todos llevan a lo que nos interesa, pero igualmente se disfruta mucho viendo que es lo que da lugar con todo lo que trasteamos. Sin duda, todo un acierto. A esto se le suma en qué gracias a los recuerdos que robamos, hay zonas que sólo podemos sobrepasar con la ayuda de las memorias que hemos «cazado«.

Por otra parte, en los momentos de plataformas tenemos una de cal y otra arena. Si bien hay momentos que no son muy fáciles, en casi todos los momentos nos indican en pantalla a donde tenemos que saltar, haciendo que esa mecánica sea por lo general muy sencilla de superar. Los puzles no hay muchos y son muy intuitivos; también hay acertijos que están muy bien llevados y nos ha gustado mucho que entre tanto combate y plataformas haya lugar a que nos tengamos que estrujar el cerebro para adivinar el acertijo que nos haga pasar a la siguiente escena.

Por lo demás, Remember Me tiene un concepto de ser un juego de ir del punto A al punto B, sin retorno. La trama hace que el aspecto de avanzar sea muy guiado pero a la vez es muy satisfactorio. Es más, aunque apenas haya exploración también hay coleccionables de diferentes tipos: unos (a modo de datos históricos) nos servirán para saber más de la intrahistoria que rodea al videojuego, otros nos ayudarán a aumentar nuestra salud o también de bloques para realizar más ataques especiales de forma continuada.

Técnicamente el videojuego es un prodigio. Dontnod Entertainment ha tirado del motor gráfico Unreal Engine 3.5, al que le ha dado una vuelta de tuerca desmesurada, sobre todo en el plano artístico, y es que si no ves el típico logo al cargar el juego del motor gráfico, nunca se afirmaría rotundamente que Remember Me corre con el UE. Visualmente es una maravilla, Neo-París cuenta con un diseño espectacular y en muchas ocasiones me he parado simplemente para contemplar la ambientación, que es soberbia.

También es cierto que me encanta el estilo así en plan futurista, pues la ciencia ficción me maravilla. El modelado de los escenarios y de los personajes cuaja perfectamente, no hay nada superpuesto y todo encaja a la perfección. El motor gráfico no se resiente en ningún momento, va muy fluido y en lo único que peca es que hay momentos que para hacer determinada acción en el sentido de saltar estando agarrado a una cornisa para ir a otra, no deja en el primer instante, cuando es evidente que hay que ir por ahí y si retrocedo un poco y vuelvo a ir a donde estaba si lo hace; este fallo no ocurre muchas veces y tampoco pasa en momentos que se tenga que avanzar corriendo a toda prisa para escapar de algo o esconderse.

En el apartado sonoro, nos encontramos ante un doblaje en español de gran nivel. Las voces se corresponden muy bien con el papel de cada personaje, si bien también cuentan con un fallo y es que en varias escenas se percibe falta de sincronización labial. La banda sonora acompaña con constancia y lucidez en cada momento y los efectos de sonido cumplen con su cometido.

Remember Me cumple con creces para ser una ópera prima, nos ha dejado con muy buenas sensaciones y su personaje principal, es de las que deja huella por todo lo que le sucede. Esperamos que de aquí pueda salir una franquicia o más juegos de este estilo, pues lo que ofrece tiene un punch/gancho bestial. Nos ha costado mucho despegarnos del mando para ponernos a escribir estas líneas.

En lo que a extras se refiere, mientras se avanza se desbloquean imágenes de arte y modelados en 3D, que ilustran la esencia del videojuego.

Si os gusta sumergiros en una aventura de acción trepidante y con un guión más que espléndido, no dudéis en darle una oportunidad a este título, pues merece mucho la pena.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments