Pillars of Eternity II: Deadfire – Ultimate Edition

8.6 Nota General
Adaptación: 7/10
Historia: 9/10
Diversión: 8/10

RPG con una enorme profundidad | Sobrado de contenido

Los tiempos de carga

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Pillars of Eternity II: Deadfire – Ultimate Edition

Desarrolladora(s): Obsidian Entertainment

Editor(es): Versus Evil

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada Xbox One X) & PS4

Género(s): RPG

Lanzamiento: 28 de Enero de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Desde el 28 de Enero de 2020 está disponible Pillars of Eternity II: Deadfire – Ultimate Edition para Xbox One y PS4. Este RPG de Obsidian Entertainment lleva tiempo disponible en PC y ahora Versus Evil se ha encargado de publicar la versión para la familia Xbox One y PS4.

En este análisis vamos a hablar de cómo ha resultado ser la adaptación del videojuego a videoconsola. Como RPG no hay dudas de que es un espectacular título con sabor añejo, muestra un gran respeto por el estilo de los RPG occidentales de perfil clásico. Es un tipo de juego que sigue gustando y mucho a los jugadores más experimentados del género, no obstante los más novatos pueden adentrarse gracias a la opción de poder jugar en un nivel de dificultad adaptado a sus pretensiones.

Pillars of Eternity II: Deadfire dejó claro tras su paso por PC que es un RPG fabuloso. Ahora bien, ¿la versión de consola dignifica lo que ha sido la versión original? La Ultimate Edition de Xbox One y PS4 incluye el videojuego base más todas las expansiones, con lo cual de contenido va sobradamente servido. La creación del personaje tiene la opción de muchas razas y también muchas clases que además se pueden combinar. El propio juego recomienda que si sois novatos no combinéis las clases, ese método es más para la gente experimentada. Hay que tener en cuenta que si se combinan dos clases no se puede tener el poder más fuerte de una clase, mientras que sí se podrán tener poderes / habilidades de dos clases.

Es un videojuego en el que hay que prestar gran atención a los diálogos, si queréis liarla con las respuestas eso ya es cosa vuestra, depende del camino que queráis tomar. Sí, la trama se irá desarrollando conforme a las decisiones que vayamos tomando. De hecho, las primeras decisiones se toman nada más comenzar, se nos plantea varias ramas con diversas elecciones sobre los actos acontecidos en el primer Pillars of Eternity, incluso podemos crear una rama a nuestro gusto. Claro está, con la rama escogida o creada es con la que se irán sucediendo los acontecimientos en Pillars of Eternity II.

Ahora voy a ir a lo importante para la versión que nos ocupa que es de lo que va el análisis en sí, ¿cómo ha sido la adaptación al mando? Debo decir que el control con el gamepad es bastante intuitivo. En primera instancia con el stick izquierdo se maneja al personaje principal / grupo de personajes, si se atoran en algún lugar (esto es algo que depende principalmente de la formación que se tenga activa) con el botón Y / triángulo se puede pasar al modo “puntero”, así se elige el lugar al que debe acudir el grupo. Esa opción está muy bien por si se quiere ir desbloqueando con más holgura las zonas en las que nos vayamos encontrando. Decir que cuando se va en grupo se puede controlar a un personaje o a todo el escuadrón, esta acción se ejecuta muy rápido en cualquier momento, de igual manera ponerse en posición de sigilo es tan fácil como apretar el stick izquierdo. A la hora de efectuar las acciones de abrir cofres, puertas… todo reacciona muy bien. Manejarse por los menús de personaje para ir desbloqueando la rama de habilidades, equiparse el nuevo equipo… por lo general es bastante fluido, no tiene desperdicio, no hace falta tener un tutorial para adaptarse sin ningún tipo de complicación. Con la cruceta se apaña lo de acercar/alejar la cámara, acercándola podréis percibir mejor los detalles de lo que se muestra en pantalla. Y con el stick derecho se mueve la cámara y se puede explorar mejor todo el terreno de la zona, es lo mejor si se juega con el «modo puntero».

¿Y el combate? Este título ofrece la posibilidad de combatir con dos estilos diferentes. El primero es en tiempo real con pausa. Esto se traduce en que las peleas son en tiempo real para golpear y demás pero se puede pausar para seleccionar la magia o ataque especial que queramos usar en el momento que consideremos. Es muy ágil este estilo y así se avanza con más frescura. Luego está el combate por turnos, el cual es más estratégico. Cada personaje de nuestro grupo tiene en su turno determinados pasos que dar y un ataque que efectuar. Si se está lejos del oponente y no se tiene ataque a distancia habrá que ir posicionándose para poder asestar los ataques con mayor fuerza. Del mismo modo los ataques a distancia precisos son los más fáciles de llevar a cabo. En cuestión a las magias hay fuego amigo, con lo que si hemos situado a un compañero cerca del enemigo hay que fijarse muy bien de si el daño de zona le puede ocasionar problemas. Además, hay magias que requieren una carga de turno extra así que no se podrán “tirar” al momento. Como digo, la opción de combates por turnos a mí me ha gustado más, es cierto que dista mucho de tener la agilidad que tiene el combate en tiempo real, pero creo que a un juego de estas características le pega más el enfoque de los turnos y las estrategias que se dan lugar. Lo mejor en todo caso es que vosotros vais a poder decidir qué es lo que se ajusta mejor. Desde luego, si os gusta la fluidez y tener buen ritmo, la opción de tiempo real es la que mejor os vendrá, en eso no hay duda.

Con todo, la adaptación al mando es bastante efectiva. Cualquier cosa se puede plasmar sin ninguna complejidad. Y es que aunque sea un RPG de corte clásico sus mecánicas se han trasladado muy bien al gamepad. La reacción es instantánea. Luego ya está el caso de si este juego tiene su mercado o no en consola, en los últimos años los estudios de desarrollo y distribuidoras se están animando a sacar juegos de este perfil en las plataformas domésticas, cosa que me alegra profundamente ya que hasta no hace mucho parecía que era un tipo de juego exclusivo de PC.

Otra cosa a valorar en la versión de videoconsola es el aspecto técnico. Visualmente no es rompedor en ninguna versión (ni siquiera lo era en PC), no es un apartado que cobre una gran relevancia en el videojuego. Gráficamente no se ve mal si bien la definición de algunos elementos podrían estar más trabajados. La iluminación y el colorido cumple con su objetivo. Técnicamente demuestra que los frames por segundo son sólidos, no he percibido ninguna caída de frames en Xbox One X. Da igual los elementos y cantidad de personajes que hayan en pantalla, va bien fluido. Por el contrario, debo decir que este título incita a ir cambiando de zonas en no mucho tiempo y eso tiene como consecuencia que aparezcan tiempos de carga. En ese caso sí que creo que deberían de haber cuidado más lo de los tiempos de carga entre zonas, desconozco si en PC es más llevadero ese factor pero lo cierto es que al menos en consola se nota qué tipo de producción es, no lo disimula en ningún momento.

El sonido tiene el mismo trato que la versión de PC, tiene todos los textos traducidos al español y las piezas musicales acompañan muy bien.

En resumen, la versión de Pillars of Eternity II: Deadfire – Ultimate Edition para videoconsolas es un paso que había que dar. Es un RPG de perfil clásico que debe tener su hueco en todas las plataformas. Tiene una profundidad bestial bien sea en la creación y evolución de los personajes, decisiones que tomar, árbol de habilidades, equipo que se va obteniendo, estilos y dificultad de los combates (lo de la dificultad tiene muchas configuraciones por si no queréis pasar apuros)… y bueno, lo más importante, la adaptación al mando. Muy buen trabajo el que han llevado a cabo, el gamepad es una gran herramienta para este título. Eso sí, en esta versión de consola deberían de haber cuidado más el aspecto gráfico metiéndole mayor definición y también en el técnico cuidando más los tiempos de carga. Por lo demás, un RPG (se supera fácilmente las 80 horas de juego en la primera partida) que debéis tener muy en cuenta, gracias a lo que comenté en otro párrafo no es indispensable jugar la primera entrega aunque sí recomendable.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments