Need for Speed Payback

8 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Diversión: 8/10
Gráficos: 8/10

Arcade puro y duro | No hay lugar para el aburrimiento, diversión garantizada

La IA de los oponentes en las carreras, podría estar más trabajada

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Need for Speed Payback

Desarrolladora(s): Ghost Games

Editor(es): Electronic Arts

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): Conducción

Lanzamiento: 10 de Noviembre de 2017

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Ghost Games vuelve a la carga con el nuevo Need for Speed Payback. Esta franquicia de conducción ha tenido una senda marcada por altibajos. ¿En dónde la deja Payback?

A mí modo de ver, este NFS es un gran arcade de conducción. Se desarrolla en un mundo abierto en el que podemos hacer prácticamente de todo. Bien podemos ir por el asfalto de las carreteras, autopistas, zonas de tierra, campo a través… salvo las montañas que no “se pueden escalar”, podemos visitar cada recoveco del extenso mapeado a nuestro antojo. ¿Hay lugar para el aburrimiento?

Para nada, todo lo contrario. La diversión está más que garantizada desde el primer momento. Como es habitual, al principio debemos seguir unas doctrinas para ir conociendo el videojuego. Básicamente se centra en un modo historia que la verdad, tiene bastante gancho. Hay traiciones, explosiones… parece que estemos viviendo una película de Fast & Furious, en donde robamos coches para luego tener que escapar. No sólo eso, también competimos contra bandas de conductores, las cuales tienen varias variantes. Hay eventos destinados a coches de carrera y otros que son más para todoterrenos. ¿Las diferencias? Muchas, con los modelos reales de carrera, se corre mucho pero tienen poco salto y por ende, amortiguación. Eso hace que conduzcamos varios modelos de las diferentes variantes.

En Need for Speed Payback hay mucha espectacularidad al volante. Saltos estratosféricos que no se ven en la vida real, derrapes que ni en sueños conseguiríamos hacer en la realidad, enormes cambios de dirección, etc. Es decir, lo que viene a ser un arcade puro y duro. Lo de puro está claro por qué es y lo de duro, lo cierto es que cuesta adaptarse al control de los diversos modelos. Se nota mucho cuando un coche está más preparado para derrapar que para correr o esquivar. Lo mismo que para saltar. Dicho de otra manera, ir cambiando de un coche a otro no conviene ya que el estilo de conducción difiere mucho. Lo mejor es centrarse en eventos del mismo tipo para luego ir a por otros de diferente estilo. Así la transición es mucho más llevadera.

La campaña ofrece grandes momentos y ahí pilotamos el vehículo que nos encomienden. Ya os aventuro que la trama tiene el suficiente gacho como para querer seguir avanzando más y más. Respecto a las actividades secundarias, está muy bien surtido. Podemos ir a hacer pruebas donde derrapar, otras donde saltar, marcar la velocidad más alta en un punto de control o llevar la velocidad adecuada en un intervalo de tiempo. También podemos retar a otros conductores de la IA que van con deportivos de gran calibre. El mundo que han creado da para más, podemos romper carteles de publicidad dando vertiginosos saltos, encontrar unas especies de medallas, encontrar gasolineras donde nos recargan al instante el nitro, etc. Como digo, hay mucho por hacer en este videojuego, no falta la opción de encontrar por el mapeado piezas de coches. Si encontramos las piezas (suelen ser cinco en total) de cada coche, los obtendremos gratis. Luego, conforme avancemos en la trama se desbloquean más vehículos, los podemos adquirir con las monedas que ganamos. La reputación y las monedas van prácticamente de la mano, bien sea consiguiendo x estrellas en los diferentes eventos y pruebas, conduciendo de forma agresiva y espectacular… en fin, lo que viene a ser dar la talla a gran nivel.

Podemos también mejorar los vehículos con unas cartas que obtenemos al ganar los eventos, en los cuales podemos ganar más dinero si aceptamos la apuesta que nos ofrecen. Estas apuestas van desde ir en primer lugar de la carrera durante un minuto y cómo no, ganarla. Obtener muchos puntos con derrapes, destrozar unos cuantos elementos que hay por la travesía de la carrera, etc. Os diré un pequeño truco, si veis durante la carrera que no vais a ganar la apuesta que hayáis aceptado, le dais a start y reiniciar la carrera. No perderéis el dinero apostado y podéis volver a probar.  De igual manera, cada evento lo podéis repetir las veces que queráis, ya que después de ganarlo os otorgan una carta para mejor vuestros coches, además de dinero. Como recomendación particular, os recomiendo que ahorréis el dinero que vayáis ganando en la medida que podáis, pues en cuanto se avanza más en la historia se desbloquean coches que quitan el hipo. Es ahí donde considero que se merece gastar la gran parte del dinero del juego recaudado.

El videojuego propone tres niveles de dificultad, considero que el normal es el adecuado, el difícil es para cuando consigáis dominar las diferentes clases. Las carreras consisten en recorrer x kilómetros pasando por puntos de control o bien en dar x vueltas. Se compite contra un máximo de 8 jugadores tanto en offline como en online. También hay momentos en los que deberemos de llegar a nuestro destino en determinado tiempo, en esas ocasiones hay veces que pasando por el punto de control nos otorgan más tiempo de margen. La CPU no elige mal los momentos donde gastar el nitro, hay pruebas que son muy difíciles de roer y otras que son un camino de rosas. Se puede decir que es un título flexible que no amarga al jugador, siempre refiriéndome al offline. En el mundo online ya depende del nivel de los jugadores.

Como buen Need for Speed, no falta la opción de tunear y pintar los vehículos. Si sois de dedicarle tiempo a esa faceta, os lo pasaréis en grande. Personalmente, a mí ya me vale con mejorarlos para poder competir más y mejor.

Tampoco faltan las persecuciones donde debemos huir de los policías, son sin duda los momentos más tensos. En Payback podemos hacer como si estuviéramos en un Burnout, chocar contra la poli u otra clase de “enemigos” para desbaratar su persecución. Eso ocasiona que la perspectiva de la cámara, pase a una cinematográfica para ver el espectacular choque que hemos ocasionado a nuestro contrincante.

Como veis, son muchas pero muchas las cosas que podemos hacer en este videojuego. Muy divertido. En el plano visual, Ghost Games vuelve a hacer uso del motor gráfico de DICE, Frostbite. Luce muy bien en todo momento, al igual que se muestra muy sólido por muchos detalles que hayan cerca y a lo lejos. Hemos jugado en Xbox One X, los modelados de los vehículos, el entorno, efectos, reflejos, iluminación… el nivel de detalle de todo tiene un nivel considerable. Hay que tener en cuenta que es un videojuego de mundo abierto. Tiene varios tipos de cámara, la mejor es la que se ve el coche totalmente con un toque más alejado; de las interiores, no hay ninguna donde se vea el volante. En el gameplay que acompaña a este análisis os podeis hacer una ligera idea, pues Youtube comprime bastante la calidad visual.

En el apartado sonoro, Electronic Arts nos deleita con un gran doblaje al castellano, también hay voces hispanas que representan sus papeles muy bien. Quizá las canciones comerciales que han licenciado no sean las mejores que podemos escuchar, siempre teniendo como base lo que suele ofrecer la propia EA. Para gustos están los colores, a buen seguro que habrá gente a la que le guste la mezcla que han seleccionado.

En definitiva, Need for Speed Payback es un gran arcade de conducción. Todo lo que ofrece incita a que exploremos de cabo a rabo todo el mapeado. No os olvidéis de comprar garajes para que podáis tener más coches almacenados. Me lo he pasado en grande jugando a este videojuego, además que no me canso de jugarlo para así mejorar mi colección de vehículos; importante meterles más capacidad de nitro, puede ser decisivo ese factor. Si os gusta jugar en solitario, estáis ante una gran propuesta. Si además os gusta experimentar piques online, ni lo dudéis.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments