Monster Boy and the Cursed Kingdom

8,3 Nota General
Gráficos: 9/10
Sonido: 8/10
Jugabilidad: 8/10

La mejor entrega de la saga

Su precio de salida puede asustar a muchos compradores

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Monster Boy and the Cursed Kingdom

Desarrolladora(s): Game Atelier

Editor(es): FDG Entertainment

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada Xbox One X), PS4, Switch y PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 4 de Diciembre de 2018

Idioma: Textos: Español

Vivimos en una época en la que traer de vuelta viejas glorias es el pan de cada día. Tenemos lavados de cara leves, remakes gráficos completos…o entregas totalmente nuevas. Este es el caso de Monster Boy and the Cursed Kingdom, que sin hacer mucho ruido se ha convertido por méritos propios en uno de los mejores juegos del último año. Y es que aquel sabor añejo de la saga con diferentes personajes y habilidades, sus zonas imposibles y plataformeo puro y duro han vuelto de la mejor manera. Tanto que podríamos decir que este Cursed Kingdom es la mejor entrega de la serie.

Sabemos que decir esto es arriesgado cuando una saga ha tenido entregas imponentes y que están grabadas a fuego en la memoria de muchos, pero esta nueva aventura coge todo lo bueno de las anteriores y lo lleva a un nuevo nivel, tanto gráfico como de posibilidades, manteniendo intacta su fórmula jugable. Hablamos de cosas como la total importancia de cambiar entre monstruos para poder avanzar ya no solo a una zona, si no por el propio nivel. Mientras que siendo cerdo podemos descubrir items ocultos, con la serpiente tendremos que meternos por agujeros inaccesibles para el resto. Esto se extiende a todas las transformaciones que podremos elegir libremente en cuanto las tengamos disponibles al ir avanzando en nuestro periplo.

Bien es cierto que el juego coge melodías e incluso ciertas zonas de los clásicos, pero queda claro que es una bonita referencia o fan service. Y no os vamos a engañar, nos encantan este tipo de cosas siempre que se usen en su justa medida.

En cuanto a su estructura, estamos ante a un metroidvania de manual, pudiendo visitar zonas ya vistas con otras transformaciones y un mapa que nos marca en todo momento a donde tenemos que llegar… pero no cómo. Es ahí donde entra el saber combinar a los diferentes monstruos y, como no, elegir el camino correcto. Todo esto hace que la aventura, sin contar cosas secundarias, se extienda a las diez horas según nuestro nivel de habilidad con el mando.

Y hablando de habilidad, si bien el juego no quiere que nos frustremos, si que debemos cambiar el chip y volver a esas tardes adolescentes donde podíamos tirarnos media hora intentando hacer una sección de plataformas o perdernos irremediablemente sin saber donde está nuestro destino. Y es que no solo vale ir de A a B, si no que con ayuda de los diferentes poderes que tiene cada monstruo tendremos que averiguar como acceder a ciertos lugares. Por ejemplo, si tenemos una espada que convierte el agua en hielo quizás esa cascada que hemos visto antes pueda usarse para subir…

Cursed Kingdom juega mucho con estos detalles y es por ello que sigue siendo muy especial. Si, sus coloridos gráficos dibujados a mano ayudan, al igual que la impresionante música que nos acompaña. Pero es en su desarrollo donde más luce y eso, a día de hoy, es lo que le hace destacar por encima de muchos juegos de su misma clase. Un must have de manual. Como consejo final, no dejéis de ver su increíble introducción. Una maravilla audiovisual.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Raikoh Ver todos los post de