Mass Effect: Andromeda

8,7 Nota General
Historia: 9/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 8/10

Excelente RPG de Acción | El nuevo elenco de compañeros | Ryder

Alguna física no muy bien pulida | Algún bug que deben subsanar

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Mass Effect: Andromeda

Desarrolladora(s): BioWare

Editor(es): Electronic Arts

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): RPG de Acción

Lanzamiento: 23 de Marzo de 2017

Idioma: Textos: Castellano, Voces: Inglés

A estas alturas, mucho se ha hablado de Mass Effect Andromeda. Después de muchas horas que hemos dedicado (y seguimos dedicando) al videojuego, os podemos asegurar que el mundo de los medios online de videojuegos, está muy loco.

No entendemos cómo han podido valorar tan mal a este RPG de acción de BioWare. Como mucho habrán jugado 10 minutos o menos, no nos cabe otra explicación. Mass Effect Andromeda es un excelente videojuego. De primeras, eso ya lo dejamos claro.

Ryder es el nuevo protagonista principal. Tiene su vertiente masculina o femenina. Son gemelos. Si jugamos con el chico Ryder, durante el juego la hermana gemela digamos que está en coma. Viceversa si lo hacemos a la inversa. Las dos caras predefinidas tanto para el hombre o la mujer Ryder, no están nada mal. Ahora bien, tenéis a vuestra disposición las herramientas para editar el rostro. Si decidimos editar, al principio nos puede entrar la risa floja, una vez nos adentramos de forma seria en la edición, con tiempo se puede conseguir grandes avances. El carácter de Ryder es sin ir más lejos, el que nosotros decidamos. En los diálogos, en todo momento tenemos la posibilidad de ser duros, compasivos o bien mostrarnos indiferentes. Dependiendo de nuestros actos, nos tratarán mejor o peor. Así pues, la imagen que queramos dar a la humanidad y al resto de las razas alienígenas, es algo que depende del jugador.

La tripulación que acompaña a Ryder es digna de mención. BioWare ha elaborado grandes personajes que tocan todos los palos. Desde el gracioso de turno se puede pasar al más serio con carácter tipo roca, inquebrantable. Las conversaciones que se suceden entre los compañeros, no tienen desperdicio. Hay humanos/as, krogan, turiana, nueva raza nunca antes vista en la franquicia… cada uno corresponde a determinada clase que a la hora de atacar, tirarán más de acción directa incluso con combate cercano o bien desde lejos, ataques bióticos, etc. Pero no vayamos todavía por ese sentido, ahora es el momento de elogiar las grandes personalidades que ha recreado BioWare. Es apabullante y abruma mucho todo lo que han desarrollado, los perfiles que ocupan son muy creíbles. Incitan mucho a querer dialogar con todos para ver cómo avanzan las relaciones. Se puede forjar grandes situaciones. Ahí también entran las misiones de lealtad que nos encomiendan tanto los compañeros como la tripulación e incluso invitados especiales. Toda una proeza.

El elenco de personajes recuerda a la primera plantilla que experimentamos en el primer Mass Effect. Quienes jugaron a esa entrega, si lo mantienen en la memoria sabrán ver las similitudes. Dicho eso, la progresión y evolución de cada componente tiene un nivel muy considerable.

En Mass Effect: Andromeda nos convertimos en un pionero que debe conseguir que prospere la vida de quienes le acompañan. Se deja de lado la Vía Láctea para embarcar en la galaxia de Andromeda. Hay mucho que explorar, los humanos nunca llegaron tan lejos. La Iniciativa es la corporación gigantesca que une a los humanos con otras razas. Hay un estamento marcado para conseguir instalarse en la nueva galaxia. Como pionero, tenemos que encontrar un lugar donde vivir. Hay muchos que están criogenizados, conforme avanzamos algunos van despertando de su letargo para ayudarnos. La Tempest es la nave que comandaremos para conseguir el éxito allí donde acudamos. Podemos inspeccionar desde lejos los planetas en los que no podamos aterrizar o la zona entre planetas, lanzando sondas conseguiremos elementos que nos sirvan para mejorar nuestro armamento o equipaje.

Cada planeta que podamos visitar, debemos procurar encontrar algún sitio donde residir, bien sea para investigar y mejorar o militarizarlo. Hay que comprender que estamos en una galaxia nueva donde hay nuevas razas que no entienden porque nos hemos ido de nuestra galaxia. Se piensan que somos el enemigo, con lo cual hay que obrar con mucha cabeza para no liarla. Por supuesto, hay que destacar el carisma que desprende el enemigo principal, se muestra muy poderoso e intimida bastante. En nuestra mano estará encontrar ayuda en Andromeda para conseguir un bien común.

El componente de acción está muy bien tratado, tiene sin duda la mejor evolución desde Mass Effect 2. Está centrado mucho más en lo que hagamos nosotros con el nuevo protagonista, el manejo indirecto sobre los otros dos compañeros de escuadrón es más simple. Básicamente consiste en indicarles a quienes tienen que atacar o si les enviamos a cierta zona para que ataquen o cubran desde ahí.

A nuestra disposición tenemos un gran arsenal y armaduras que bien podemos encontrar en las diferentes estancias, adquirirlas o las podemos crear. Hay pistolas, escopetas, francotiradores, fusiles… muchas armas se pueden mejorar con ciertos elementos que aumenten el daño, mejoren la estabilidad, etc. Además, antes de crear podemos aplicarle x componentes que se introduzcan de serie. Esto es algo que se puede llevar a cabo tanto para armas como para las armaduras. Claro está que cada objeto tiene sus respectivos elementos de mejora. No todo el material que consigamos vale para todo. Todo ello hace que la exploración aumente considerablemente para encontrar lo que sea necesario. Cómo no, además de munición normal también hay balas para crear el efecto de quemar, congelar y demás. En este aspecto, no falta nada que ya viéramos en la trilogía original.

Para la acción, entre el salto con jetpack y el movimiento de esquivar, se puede decir que es una tarea muy dinámica. Las coberturas son automáticas, esto se traduce en que no tenemos que dar a ningún botón para cubrirnos, si nos acercamos a algo que nos pueda cubrir, Ryder se cubrirá automáticamente. En el HUD nos señalarán si estamos totalmente cubiertos o si nos pueden dar los enemigos. Con la diversidad de envites y los movimientos, podemos optar por muchos tipos de ataques. Gracias al movimiento de esquivar, con los poderes bióticos y tecnológicos, no tengo nada de miedo para ir muy de cara a por el oponente. Ahora bien, desde la lejanía con el francotirador, se puede ocasionar grandes limpiezas. A eso hay que sumarle que podemos indicar a quienes deben atacar nuestros compañeros. Vamos, que el componente táctico también está ahí presente. Sin duda, la acción de Mass Effect Andromeda nos ha encandilado. También ayuda mucho la variedad de los enemigos, entre nuevas especies y razas de grandes proporciones, en las más de 30 horas que hemos jugado no hemos experimentado ningún enfrentamiento que haya sido igual a otro. A eso hay que sumarle una de las mejores novedades que han introducido en el título. En casi todos los planetas que visitamos nos encontramos con factores ambientales que nos quitan soporte vital. Eos es el primer planeta al que acudimos, allí nos podemos intoxicar mucho ya que es un planeta muy tóxico. El aspecto ambiental lo podemos mejorar si conseguimos superar la mazmorra de los relictos (sí, también hay mazmorras subterráneas). Luego, también visitamos otro donde hace muchísimo frío, otro donde hace mucho calor… todo nos perjudica pero como digo, se puede mejorar vía tareas secundarias.

Eso mientras vayamos a pie, si vamos en el vehículo, podemos decir que dentro del Nomad no se padece tanto. Con el nomad -muy fácil de pilotar, tiene turbo y salto- podemos pasar de largo los enfrentamientos con gente no deseada. Dicho sea de paso, el vehículo también lo podemos mejorar para que por ejemplo, aguante mejor las condiciones adversas del planeta.

Por otro lado, el factor RPG no falta a la cita, BioWare deja que mejoremos al personaje a nuestro antojo, así como quieren que tomemos las decisiones que marcarán el progreso de la trama así como el conflicto que pueda haber con otros protagonistas. Las tres ramas a mejorar son combate, biótico y tecnológico. Cada rama tiene unos ataques, magias y especiales muy marcados. Combinar las tres ramas es muy pero que muy satisfactorio. Eso hablando de mejorar al prota, el resto del pelotón que nos acompaña no tiene ramas pero sí que tienen ataques poderosos y bióticos. Cada compañero está centrado más en determinado estilo, así nos brindan la oportunidad de escoger a quienes mejor se complementen con nosotros. Para mejorar a tope cierta habilidad de cada compañero, debemos haber superado al 100% su pertinente misión de lealtad. Para Ryder, no podrá usar por ejemplo, las armas de rango V hasta que no llegue al nivel 30 de experiencia.

Hay mucha variedad. Misiones principales, secundarias, misiones de lealtad, tareas… Mass Effect Andromeda está muy bien surtido. Hay misiones secundarias, de lealtad o tareas que tienen mejor desarrollo que muchas misiones principales que hemos jugado en otros títulos del mismo estilo. Consiguen que no vayamos todo el rato a lo principal, hay que avanzar para que se desbloqueen o podamos seguir progresando en otras secundarias que avanzan conforme hayamos avanzado algo más en la principal. BioWare ha conseguido plasmar un gran equilibrio en todo lo que se puede realizar. Por todo lo que podemos hacer, simplemente decimos: chapeau. Y es que en todos los planetas que podemos visitar y en todas las estancias, hay muchísimas cosas para hacer. Con mucha facilidad podemos encontrar multitud de misiones secundarias o tareas diversas. Abruma (en el buen sentido) todo lo que hay.

A la historia para un jugador hay que sumarle un multijugador estilo horda que enamora. En Mass Effect 3 funcionó muy bien y para Andromeda hay una evolución palpable. Alarga considerablemente las horas de diversión. Si tenéis amigos o amigas que os puedan ayudar, mejor. Así como a Ryder lo podemos mejorar para todos los campos, en el multijugador hay muchos más personajes que están centrados en sus respectivos campos. Pasa como en Gears of War 4, cada uno tiene sus puntos fuertes en x cosas y sus puntos débiles en otras. Por ello, el equipo debe complementarse muy bien para abarcarlo todo o casi todo.

Mass Effect Andromeda luce muy bien. BioWare sigue usando el motor gráfico de DICE. A este título le queda muy bien. La ambientación y el diseño de cada lugar, se nota que detrás ha habido un gran trabajo. En ningún momento aparece la sensación de monotonía, cada lugar nuevo que visitamos es muy diferente al anterior. Los paisajes preciosistas son marca de la casa. Están muy presentes en Andromeda. El modelado de los personajes y de los entornos, teniendo en cuenta que es un RPG de grandes dimensiones, cumplen muy bien con su cometido. La animación de esprintar sí que es verdad que podría estar más pulida, se pueden contemplar algunas físicas que hacen que esbocemos más de una sonrisa.

Con lugares muy cargados de detalles hay ocasiones que los frames por segundo caen un tanto. No es muy apreciable ya que no perjudican en ningún momento a la acción. Mientras combatimos, ya puede suceder de todo en pantalla (tiroteos, magias, explosiones…) que no hay ningún bajón.

Los efectos de sonido complementan muy bien a todo lo que vemos. Mientras, la BSO no es ni mucho menos la mejor de la franquicia, en este sentido sí que hemos percibido que no está a la altura de lo deseado, más allá de servir de acompañamiento. El doblaje en inglés hace que no despeguemos los ojos de los subtítulos en castellano.

Mass Effect Andromeda es un excelente RPG de acción. BioWare ha conseguido desarrollar un videojuego que nos ofrece incontables horas de entretenimiento. La trama tiene un gancho brutal, los nuevos protagonistas y el nuevo elenco de personajes tienen una progresión bestial. Las decisiones a tomar son muy relevantes, hay que pensarse muy bien las cosas. A todo ello hay que sumarle un multijugador bien diseñado. Si os gusta el género, ni lo dudéis, estamos ante un auténtico juegazo.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments