Little Nightmares 2

9 Nota General
Audiovisual: 9/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 9/10

Secuela que forma parte del "más y mejor" | Mono y Six | El empaque total de los 5 capítulos

La profundidad puede ser muy traicionera

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Little Nightmares 2

Desarrolladora(s): Tarsier Studios

Editor(es): Bandai Namco

Plataforma(s): Xbox One (jugado en Xbox Series X vía retro), PS4, Nintendo Switch, PC y Google Stadia

Género(s): Aventura

Lanzamiento: 10 de febrero de 2021

Idioma: Textos: Español

Desde que se anunció Little Nightmares 2 le hemos seguido la pista muy de cerca ya que el primer videojuego nos encandiló. Tarsier Studios repite fórmula pero consigue a todas luces que nos encontremos con lo que siempre pedimos a una secuela: que sea más y mejor.

Actualmente el videojuego se puede jugar en Xbox One, PS4, Nintendo Switch, PC y Google Stadia. Los jugadores de Xbox Series X|S y PS5 también pueden jugarlo vía retro, más adelante sacarán una optimización del título para la nueva generación de videoconsolas domésticas.

Little Nightmares 2 presenta la novedad de que hay dos protagonistas, Mono y Six. El juego sigue siendo para un único jugador pues que haya (en este caso) dos protagonistas no implica que se juegue en cooperativo. Es más, no siempre están presentes Mono y Six, al comienzo sólo está uno de los dos personajes y en determinados momentos posteriores no están juntos por diferentes circunstancias. Incluso desde mi perspectiva me atrevo a decir que el filón de este videojuego es que ambos personajes se vayan encontrando para que juntos vayan solventando  todas las complicaciones que van surgiendo. Mono y Six se necesitan mutuamente y ese factor predomina mucho en los cinco capítulos que componen Little Nightmares 2.

Este título es una aventura que tiene  dosis de plataformas, resolución de rompecabezas para conseguir avanzar y también su toque de acción. Por muy pequeños que sean Mono y Six no significa que no se puedan desenvolver en las tareas de riesgo. Todo lo contrario, se saben manejar… a su manera. Si hay varios enemigos y se requiere combatir, pueden manejar algún arma ‘pesada’ y es que aunque no tengan una gran destreza pueden lidiar con los enfrentamientos. En el caso de que haya que huir por patas (nunca mejor dicho) también estarán preparados. Además de correr pueden deslizarse que viene muy bien para llegar a tiempo al punto en cuestión y bueno, también pueden trepar y balancearse. Los diseños de los niveles tienen una gran estructura que fácilmente permiten que se den uso a todas o casi todas las acciones que pueden plasmar Mono y Six. En alguna que otra circunstancia hará falta que se necesite apoyo para llegar a algún lugar más alto pues la capacidad de salto de los protagonistas no es que sea muy alta. Además, no falta el momento de empujar algún objeto entre los dos o bien hacer un gran salto en el que haya que confiar que el compañero nos agarre.

A todas estas acciones hay que sumar la estructura de los capítulos. Se puede decir que en cada capítulo prácticamente aparece una nueva mecánica de juego. Por ejemplo, en el tercero aparece la linterna que viene de fábula para las estancias oscuras y también para ‘paralizar’ a ciertos enemigos que quieren complicarnos mucho la vida. Luego en el cuarto tenemos el mando a distancia universal de los televisores, con el que se puede distraer a los enemigos y también hacer teleport de uno a otro. Todo ello deja muy claro que cada capítulo está muy bien diferenciado. Mismamente en el quinto y último el sonido cobra un gran protagonismo, no digo más para que lo descubráis vosotros mismos.

Los rompecabezas o puzles no tienen complicación alguna. Varios se solventan empujando objetos que permitan llegar al lugar adecuado, en otro hay que guiarse por  el sonido (un clásico)… más que rompecabezas son acciones situacionales en las que hay que fijarse en el entorno.

Una vez hablado de la acción y de los rompecabezas, paso a la sección de plataformas. Como he dicho antes, los protagonistas no tienen una gran capacidad de salto con lo que hay que medir muy bien los saltos para así no caer al vacío. Lo más recomendable es correr y saltar en lugares planos para saber cuál es el límite, es una buena manera de conocer sin riesgo esa facultad. Una vez aprendido lo de medir los saltos, realizarlos con riesgo no supone mucha complicación. Es más, diría que es más complejo dominar la profundidad. El videojuego tiene como una perspectiva de cámara fija de juego en 2D pero que tiene profundidad para controlar en 3D. Percibir adecuadamente esa profundidad es esencial para las zonas de plataformas más arriesgadas. Una vez adaptado al control y a la profundidad podréis encarar con soltura todas las acciones.

Artísticamente Little Nightmares 2 respeta claramente la esencia que asentó el primer videojuego (lo podéis ver en las capturas o en el gameplay que acompaña a este análisis). Sigue esa línea marcada por el anterior título, el motor gráfico no se resiente en ningún momento. Es un videojuego que usa mucho las tonalidades oscuras que suelen representar a las pesadillas o miedos que pueden tener cada persona tenga la edad que tenga. La estética cautiva y sobrecoge por momentos. Hay escenarios de interiores y también de exteriores, a través de los cinco capítulos se van visitando diferentes ubicaciones. En unas cuantas hay también habitaciones secretas donde se encuentran los dos tipos de coleccionables, a destacar los sombreros que sin dar ninguna ventaja otorgan apariencias únicas.

La inmersión en el mundo de Little Nightmares 2 cuenta con un apartado sonoro que sabe acompañar a todas las situaciones. No hay voces (ni son necesarias) pero sí sonidos, gestos entre Mono y Six, efectos sonoros, música ambiental… la ambientación caracteriza de forma fantástica lo que supone una auténtica pesadilla. Todos los textos están en español.

Como dije al principio, este título es un más y mejor respecto a la gran primera parte. Mono y Six tienen que unir sus fuerzas para escapar de las pesadillas que se van sucediendo a lo largo de los cinco capítulos. Es una labor que tiene muy buenos momentos, combina con gran efectividad las situaciones de acción, evitar trampas, plataformas, huidas épicas, enfrentamientos contra jefes… os costará soltar el mando para ver como continúa todo. Little Nightmares 2 es un videojuego que os recomendamos totalmente, una gran experiencia que merece mucho la pena.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments