Kinect Sports Rivals

9 Nota General
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 9/10
Gráficos: 8/10

Es una maravilla jugable, de principio a fin | Kinect 2.0 es el paraíso de los controles por movimientos | Diversión garantizada bien sea jugando en compañía como en solitario

¿Pocas disciplinas deportivas?

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Kinect Sports Rivals

Desarrolladora(s): Rare

Editor(es): Microsoft Studios

Plataforma(s): Xbox One

Género(s): Deportes para Kinect

Lanzamiento: 11 de Abril de 2014

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

El 11 de Abril se pone a la venta Kinect Sports Rivals, videojuego exclusivo de Xbox One desarrollado por el mítico estudio Rare. Gracias a Xbox hemos tenido acceso al videojuego unos cuantos días antes del lanzamiento, por lo que hemos podido sacar ya mismo nuestra crítica.

Antes de ponernos manos a la obra, os indicamos que esta saga de deportes exclusiva del periférico Kinect ya llevaba antes de Rivals dos entregas, siendo así la que nos ocupa la tercera entrega de la franquicia, ¿es el mejor videojuego de la saga? Esta respuesta tiene fácil respuesta: Sí, sin duda alguna. Y eso que los dos anteriores títulos fueron muy buenos, pero es que lo que ha conseguido Rare con Kinect 2.0 de Xbox One es digno de mención.

Prosigamos, Kinect Sports Rivals supone ser el producto que define a la perfección la evolución del nuevo Kinect de la nueva plataforma doméstica de Microsoft. Los movimientos de brazos, piernas, manos, dedos, rostro… sumados al reconocimiento de voz, deja bien clara la mejora que reina en este título, pues en ningún momento de las muchas horas que hemos dedicado al producto hemos notado lag, la sensación es que el control es prácticamente instantáneo, cosa que se nota y mucho en todas las disciplinas deportivas que propone.

En primera instancia, Kinect Sports Rivals nos asesora para crear a nuestro campeón, cosa que recomendamos encarecidamente ya que es una de las grandes novedades del videojuego. En lugar de escoger un avatar cualquiera, está muy bien implementado como Kinect 2.0 nos escanea todo nuestro cuerpo así como nuestra cara y gestos, para posteriormente compilar todo y crear a nuestra imagen nuestro propio campeón, eso sí, no con un estilo realista si no más bien con un estilo caricaturesco, territorio en el que Rare siempre destaca. Para que capte nuestra esencia física y rasgos faciales, es muy importante tener una iluminación adecuada en la habitación, de lo contrario puede salir algo muy distinto a lo que cualquiera se pudiera imaginar. Para este cometido es para el único que es necesario tener una iluminación digna, ya jugando a cualquier modalidad se puede jugar sin problemas con la habitación a oscuras, como uno desee.

Una vez creado el campeón, ya podemos disfrutar de todo lo que ofrece Kinect Sports Rivals. Desde el menú principal se puede acceder a lo que se quiera, si bien recomendamos encarecidamente comenzar el modo historia del juego, que está muy bien montado y va alternando entre las seis modalidades deportivas que hay: Carreras de motos acuáticas, escalada, tiro al blanco (estas tres son nuevas), fútbol, bolos y tenis (estas se arrastran de los anteriores Kinect Sports pero cuentan con suculentas mejoras).

El modo historia es muy práctico y muy entretenido. Jugamos siempre con nuestro campeón creado y desde un principio hay tres clanes que quieren ver lo que valemos. Se comienza jugando para demostrar nuestra valía ante el clan del águila, que son por así decirlo los más estilistas, no buscan grescas y sólo quieren ganar, ganar y ganar. Luego también está el clan del lobo, que tienen muy mal genio y lo sacan a relucir para competir al máximo nivel. Por último el clan de las víboras, no parecen que están muy aptos para el deporte pero con su gran inteligencia siempre rinden de fábula. Este modo de juego viene muy bien por varios motivos, primero porque antes de competir el entrenador (que tiene una personalidad dura pero también muy cómica) nos adiestra sobre los movimientos que hay que hacer; una vez superada la prueba de entrenamiento es cuando se compite para progresar en la historia. Se van alternando para los clanes y por supuesto nos tendrán mucho más en cuenta si ganamos para su equipo.

Se disfruta mucho el jugar de esta manera y diría que es la más recomendada, ya que dedicarse en exclusiva a una modalidad tipo tenis, los brazos podrían cansarse antes al hacer los mismos movimientos, mientras que si se varía -con lo que se hacen otros movimientos- todo se dosifica mucho mejor. No obstante, como pasa con todo, el jugador decide como jugar, si alternar disciplinas deportivas o dedicarse en específico a una, al gusto de cada uno.

El modo historia no sólo sirve para alternar, también si se van consiguiendo los objetivos se van desbloqueando más eventos, circuitos, objetos, equipo para nuestro campeón… que se pueden comprar en la tienda de Kinect Sports Rivals, y es que en esta entrega hay varias formas de aumentar las prestaciones para mejorar y potenciar las aptitudes del campeón que hayamos creado. Un ejemplo de ello es el turbo de la moto acuática, el paradón del portero que se la deja en bandeja al delantero para que remate, el súper salto en la escalada… que cómo no, también se pueden mejorar. Para poder comprar y desbloquear todo esto, hay que avanzar progresivamente en la historia, con unas cuantas monedas que nos van dando podremos comprar, también ganaremos seguidores y aumentaremos de nivel en cada deporte, con ello también se desbloquean más cosas.

De esta forma, la estructura de Kinect Sports Rivals digamos que se basa y fundamenta en seguir el modo historia, todo un acierto y muy, muy bien llevado. Por si queremos practicar el deporte que queramos en cualquier momento, se puede ir al acceso rápido y seleccionar lo que deseemos de forma amistosa, eso sí, jugando así es más bien para practicar y mejorar nuestra faceta de jugador, porque si eres caza-logros que sepas que no se desbloqueará ningún logro.

Dicho esto, vayamos al meollo de la cuestión: la jugabilidad de Kinect Sports Rivals. Como dije al principio, lo que es jugar, podemos hacerlo sin problemas en una habitación oscura o con poca iluminación, nos detecta sin problemas cualquier movimiento. El campo de visión de Kinect 2.0 es enorme, a partir de 1 metro de distancia ya es fácil que nos reconozca, aunque para el cuerpo entero (fundamentalmente para fútbol y escalada, a las otras cuatro se puede jugar sentado sin mayor complicación) es aconsejable estar algo más alejado.

El primer deporte que he experimentado fue el de las carreras de motos acuáticas, se puede jugar de maravilla sentado ya que se juega con los dos brazos y el movimiento especial se puede ejecutar con comandos de voz. La sensación que me da al acelerar, frenar, girar y hacer la pirueta oportuna (se realiza con movimiento del torso hacia delante o hacia atrás), es que los movimientos se plasman en la pantalla ipso facto los hago yo, es muy instantáneo. Cosa que viene genial para no pasarse en las curvas y también para esquivar las múltiples minas que hay en los circuitos. Gracias a las piruetas se irá recargando la barra del movimiento especial, que por defecto es el de turbo. Desde luego, esta disciplina va genial, siendo una de las nuevas les ha quedado de maravilla, muy divertida desde el primer instante.

Otra de las nuevas es la del Tiro al blanco, que también se juega con los brazos. Debemos elegir si queremos jugar con la mano izquierda o la derecha. Luego apuntar como si tuviéramos una pistola en las manos y el resto es pan comido. El puntero viene a ser nuestro dedo índice, el cual reacciona muy bien. No hay ningún atisbo de lag. Eso sí, el disparo es automático, por lo que no tenemos que hacer el ademán de que estuviéramos disparando. Esta modalidad no es tan simple como parece, para conseguir la máxima puntuación hay que acertar con muy buena puntería, apuntando al centro de cada diana y haciéndolo en el orden adecuado según lo indiquen. También se puede estorbar al contrincante, que deberá de esquivar unas ráfagas. Nosotros también las deberemos de esquivar moviendo nuestro cuerpo de un lado a otro, cosa que también se puede hacer sentado. Sin duda, Tiro al blanco funciona de forma fabulosa, sirve para mejorar nuestra puntería y reaccionar rápidos para darle rápido a todas las dianas.

Escalada es el tercer deporte nuevo de Kinect Sports Rivals. La instrucción es muy sencilla de superar pero una vez se compite la cosa ya cambia. Es muy fácil subir, hay que ir moviendo los brazos con la palma de la mano abierta y luego cerrándola para agarrarnos a dónde queremos ir para así impulsarnos. Estos movimientos se ejecutan muy bien, aunque recomendamos que para Escalada tengáis una iluminación más adecuada para que Kinect 2.0 detecte con holgura la acción de abrir y cerrar la mano, ya que este movimiento hay que intercalarlo con los dos brazos y hacerlo de forma fluida. De vez en cuando también podemos saltar, pero ojo si no nos agarramos nos iremos abajo del todo, así que hay que ver si arriba en vertical hay para cogerse pues la escalada de vez en cuando también hay que ir hacia un lado. El movimiento especial que tiene por defecto es el súper salto, que cómo no, con él se salta mucho más que con el normal. Así es como funciona la escalada en el plano individual, a la hora de competir podremos coger a nuestros oponentes y tirarlos abajo, si por el contrario cogen nuestro pie entonces tendremos que subir mucho más rápido para así “escapar”. Escalada es de lejos una de las modalidades que más movimientos fluidos hay que hacer de forma continuada y Kinect 2.0 vuelve a demostrar que funciona de maravilla.

Luego están los tres deportes ya clásicos en la saga: Fútbol, Tenis y Bolos. Respecto a fútbol, en defensa sólo se controla al portero, que responde genial a cada uno de nuestros movimientos haciendo auténticos paradones, sobre todo el de la acción especial. En ataque debemos pasar entre nuestros atacantes esquivando a los defensores. Para ello se puede pasar por alto, raso o más alejado. Los remates han sido perfeccionados, ahora se dirige mucho mejor tanto las voleas como los cabezazos, al girar nuestra cabeza a la derecha en el momento preciso el remate irá dirigido a la derecha con mucha precisión. Este deporte es el más dinámico ya que se usa cabeza, brazos y piernas. En Kinect Sports Rivals la mecánica la han mejorado con creces y muchas ocasiones es un auténtico reto superar al contrario.

En el tenis la experiencia de juego se fundamenta en los brazos. Los movimientos son muy precisos y hacerlos en el momento oportuno (se indica en pantalla con una especie de estela) genera que el contrario tenga muy difícil devolver la pelota. Tanto los cortados, como los golpes liftados y los globos se realizan como cualquiera que viera un partido de tenis se pudiera imaginar. No obstante, en el entrenamiento nos adiestran como es debido, siendo todo muy fácil de llevarlo a la práctica. Al igual que en fútbol y en los demás deportes, no hay ninguna sensación de lag, así que hay que estar muy atentos a cómo va la pelota, eso de golpear un segundo antes o después pensando en el lag implica perder el punto.

Por último los bolos, que se juega igual que en anteriores ocasiones en la saga pero con el aliciente de que ahora Kinect 2.0 distingue el giro de muñeca al soltar la bola. Esto hace que el movimiento de tirar con efecto esté muy conseguido. Simplemente, genial. Además, como pasa en todas las disciplinas, con los bolos también se pueden ejecutar movimientos especiales. Por otro lado, tanto en tenis como en bolos, Kinect distingue la fuerza  de nuestras acciones, por lo que la pelota irá con más o menos fuerza según sea el caso. En esa línea, hacer un buen servicio en tenis conlleva o bien tirar muy colocado o lanzar con mucha fuerza. Vamos, como iba diciendo, son acciones y movimientos que se basan en cómo se haría en la realidad.

De esta forma hemos definido las seis modalidades que ofrece Kinect Sports Rivals. Todas se juegan en La Isla y la verdad es que son variadas y ofrecen muchísimas horas de diversión así como da para auténticos piques y pachangas con amigos. Si no jugamos al modo historia, competiremos contra los campeones de otros jugadores, sí, nuestros registros de tiempo quedan almacenados en Xbox LIVE, por lo que podremos competir en internet y batir las marcas de nuestra lista de amigos o de lo que surja. Tanto en local como en Xbox LIVE se puede competir entre 2 y 4 jugadores.

Gráficamente, Rare ha elaborado un videojuego que luce muy bien. No estamos habituados a que este tipo de juego tenga un apartado gráfico puntero, y la verdad es que Kinect Sports Rivals, sin ser visualmente demoledor, luce fantásticamente bien. Tiene un estilo visual muy desenfadado y muy colorido, encaja sin problemas con lo que propone. Todos los personajes están muy bien modelados, su apariencia caricaturesca le viene como anillo al dedo. El agua es de un nivel muy alto, su color cristalino y los oleajes tienen una grandiosa apariencia. No cabe duda de que este juego entra muy bien por los ojos. En el plano técnico no hemos notado ninguna bajada de frames, todos los deportes van muy fluidos y lo más importante, cualquier movimiento que se produce en pantalla responde ipso facto a los nuestros. No hay lugar a la frustración.

El audio también está muy bien trabajado. Por un lado tenemos un doblaje en español de gran altura, con voces también de perfil desenfadado, trasladándonos a la La Isla de una forma muy inversiva. Las canciones que suenan por los menús y demás son comerciales, más de una os sonará pues son de grupos muy conocidos. La selección de las canciones licenciadas no está nada mal.

Kinect Sports Rivals se pondrá a la venta en nuestro mercado el 11 de Abril. Su propuesta de juego nos ha encandilado. Es muy diferente a todo el catálogo actual del que dispone Xbox One y este tipo de producto le sienta muy bien a la plataforma, ya que dicen que en la variedad está el gusto y si encima es un videojuego tan sumamente cuidado como el que nos ocupa, mejor que mejor. Va destinado a todo tipo de jugadores, tanto niños como adolescentes, adultos… la diversión está garantizada incluso jugando sólo y sin compañía. Cualquiera puede jugar ya que los movimientos que se realizan está al alcance de tod@s, en compañía se disfruta muchísimo pero en solitario también, invita mucho a superarse, mejorar y a pasar grandes momentos.

El único pero que le encontramos es que quizá seis deportes se antojen con el tiempo algo escaso, sobre todo teniendo en cuenta que tres de ellos se arrastran de anteriores entregas. Esto en parte se contrarresta con la profundidad que esgrime cada uno de los deportes, con aquello de ir desbloqueando objetos, mejoras, potenciadores, comprar en la tienda con las monedas del juego… hace que cada disciplina vaya evolucionando en dificultad y superación.

No obstante, las seis disciplinas que hay dan para muchísimas horas de diversión, piques sanos asegurados y también saca a relucir nuestro carácter competitivo, el que nos fuerza a superar nuestras marcas. Kinect 2.0 ha demostrado que ha venido para quedarse, es impresionante como la respuesta para todo es instantánea. Tanto los movimientos como los comandos de voz los detecta en 0 coma. Ver para creer. En definitiva, estamos ante un videojuego exclusivo del Kinect de Xbox One y sinceramente, ha dejado el listón muy alto.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments