God of War

9.5 Nota General
Gráficos: 9/10
Sonido: 9/10
Jugabilidad: 9/10

El plano secuencia es una maravilla | El reinicio jugable le ha sentado de perlas a la saga

El doblaje al castellano de algunos personajes | El endgame podría ser algo mejor.

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: God of War

Desarrolladora(s): Santa Monica

Editor(es): Sony

Plataforma(s): PlayStation 4

Género(s): Acción

Lanzamiento: 20 de abril de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

A estas alturas creo que cualquiera con un mínimo de interés en este mundillo sabe que es God of War. La tragedia griega que llevó a Kratos, nuevo Dios de la Guerra, a través de un infierno de venganza, locura e infierno. Si bien la saga goza de una popularidad a prueba de bombas, no es menos cierto que se notaba cierto aire de “cansinismo” en la misma. Con God of War Ascension, gran juego a pesar de ser inferior a la tercera parte de la saga, todo acabó por destaparse: la gente ya no quería más Kratos. No me malentendáis, ni mucho menos era una saga muerta, pero si que necesitaba renovarse para no caer en el olvido.

Años después, a sabiendas de algún que otro juego cancelado por el camino, Santa Monica Studio presenta un trailer del nuevo God of War. No más Hack and Slash, no más Grecia. Mitología nórdica, un Kratos más maduro y con hijo. Más aventura y exploración que nunca.

Tengo que ser sincero. En su presentación, más allá de los alucinantes gráficos o su apuesta en escena, no las tenía todas conmigo. Vale que se pedía un cambio, pero todo era tan drástico que me temía lo peor. Después de un par de semanas a fondo y con casi el 100% del juego completado solo puedo decir una cosa: God of War es el mejor de la saga. A esta conclusión se puede llegar a las pocas horas de juego. Y es que la escala a la que llega esta nueva entrega (o reinicio) es tal que deja bastante en entredicho a la mayoría de capítulos de la saga.

La base de la historia es simple, aunque se complica conforme avanzamos. Santa Monica siempre ha dejado claro que esta entrega es un nuevo comienzo para Kratos aunque su historia continúe. Con la muerte de su mujer, Kratos y su hijo Atreus quieren cumplir la última voluntad de ella, esparcir sus cenizas en el lugar más alto del reino…

Como no, un viaje que en un principio puede ser relajado se acaba convirtiendo en algo más cuando cierto personaje de la mitología Nórdica hace acto de presencia.

Poco más se puede contar de una historia que, si bien solo es una parte de algo más grande, tiene momentos que os dejarán con la boca abierta durante varios días. Y hablando de bocas abiertas, no puedo pasar por alto el excelente apartado técnico y artístico del que hace gala el juego. Sí, quizás no llega a la altura de los buques insignia de PS4, Uncharted 4 y Horizon Zero Down. Pero lo suple con un apartado artístico único, con una recreación de Midgar y sus reinos nunca vista en videojuego o pjjjjjjjelícula alguna. Animaciones, modelado de personajes, escenarios…todo ralla a un nivel pocas veces visto en consola doméstica alguna. Pero, para ser justo, este God of War no va sobre gráficos. Lo que realmente tenemos (y debemos) celebrar es el cambio de género, el abrazo a la aventura más tradicional mezclado con un sistema de combate totalmente remozado desde sus cimientos. Y esto, amigos, es lo mejor que le podía pasar a la saga.

Olvidaros de la vertiente hack and slash de todas las entregas anteriores, este GOW viene con las pilas cargadas. Lo que se traduce, como os comento más arriba, en una aventura más tradicional, en la que volver sobre nuestros pasos, los puzzles y visitar diferentes zonas dentro de un mismo “mundo” son el día a día en Midgar. Quizás le falta algo más de plataformeo o los puzzles no son los suficientemente ingeniosos para llenar ese hueco, pero todo el conjunto hace que el apartado jugable sea sólido, casi perfecto. Y ayuda y mucho el como nos enfrentamos a nuestros enemigos.

Lo más llamativo del juego y que deja bien claro que no quiere saber nada de los anteriores es la cámara. Siempre a nuestra espalda, con todo el horizonte a la vista. Hacha y escudo en mano y pocos aunque suficientes combos para encarar los diferentes enemigos que quieren darnos caza. Menos visceral pero más inteligente, el combate de este GOW quizás no quiero ser demasiado profundo, pero hace mucho para que no ataquemos a lo loco y pensemos bien nuestros movimientos. Esperar a que nos ataquen para contra-atacar es la opción más sensata….hasta cierto punto en el juego. Me repito, pero todo está pensado para que explorar, combatir y avanzar sea más pausado pero orgánico. Y en esto último tiene mucho que ver la traca final: jugaremos de principio a fin en una sola toma.

Al decirlo puede que para la mayoría esto no deje de ser otra curiosidad más. Pero nada más lejos de la realidad. Un mundo semi abierto sin cargas (están, pero disimuladas), transiciones de vídeo a gameplay sin cortes. Combates sin QTE que entorpezcan la acción. Todo el juego de principio a fin es una toma única y llevada con tal maestría que desde ya uno no puede dejar de pensar como nadie se había atrevido a algo así. Todo orquestado con una banda sonora de las que hacen época, aunque en algunos momentos no esté bien introducida en la acción. Algo parecido pasa con el doblaje, rallando a un gran nivel pero con ciertas decisiones en cuanto a las voces de algunos personajes que no son del todo acertadas.

Mejoras cual RPG, distintas builds para hacer, secundarias como algunos momentos irrepetibles….todo esto conforma un regreso que pocos olvidarán y que, si todo va bien, nos dejará una nueva trilogía en la que Kratos y su hijo (tan importante en el gameplay como nuestro calvo favorito) arrasarán Asgard. Lo único que tenemos claro es que el primer candidato a juego del año llega pronto. Y eso es mucho decir para una saga con tanta trayectoria como God of War. Gracias Santa Monica.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Raikoh Ver todos los post de
0 comments