Diablo III

Portada Diablo III
8,5 Nota General
JUGABILIDAD: 9/10
DIVERSIÓN: 8/10
GRÁFICOS: 8/10

Lo configurable que es para todos los tipos de jugador | No parece que sea un juego de PC

La historia va decayendo | La falta de un método de intercambio de items | El arranque lento del juego

Pincha AQUÍ para ver la Ficha

Título: Diablo III

Desarrolladora(s): Blizzard

Editor(es): Activision Blizzard

Plataforma(s): PlayStation 3 & Xbox 360

Género(s): Dungeon RPG

Lanzamiento: 3/9/2013

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

En mayo de 2012, Blizzard recuperó una de sus sagas más emblemáticas que la convirtieron en lo que es hoy en día al lanzar Diablo 3 para PC once años después de que Diablo 2 viera la luz. Tras tanta espera, mucho se esperaba de la saga que creó un nuevo género en su momento y no dejaron indiferentes a nadie.

Mucho se ha hablado ya de la versión de PC, tanto para lo bueno como para lo malo y a la hora de realizar la conversión a videoconsola, Blizzard ha sabido tomar buena nota de ello para aprovechar y corregir todo aquello en lo que el juego cojea desde el momento de su lanzamiento, quitando el DRM e incluso la polémica casa de subastas (tanto la de moneda real como la virtual).

 

Historia

statusLa historia de Diablo III nos sitúa en un mundo, Santuario, que ha sido devastado por las constantes luchas entre el bien y el mal, la guerra eterna entre los señores de los Infiernos Abrasadores en su afán de apoderarse y acabar con la humanidad. Ahora, sólo quedan dos demonios menores supervivientes: Azmodàn y Belial.

Ambos demonios intentan hacerse con un artefacto llamado la “Piedra del Alma Oscura” y el deber de nuestro héroe el de detenerlos a toda costa. Pero para semejante labor no estará solo, contará con viejos conocidos como Deckard Cain, el último de los Horadrim vivos, y con la nieta de Cain, Leah, que está aprendiendo las artes de su tío. Así mismo, a lo largo de la aventura se nos unirán más personajes, ya sea para acompañarnos en el campo de batalla como para ayudarnos en las ciudades y campamentos que visitaremos.

En cuanto a los lugares a visitar, habrán lugares ya conocidos de otras entregas y otros nuevos, pero el juego dará comienzo en nueva Tristán, ciudad creada para proteger los misterios y secretos que aún encierra la Antigua Tristán y su catedral, lugar que fue el origen del mal y donde apareció Diablo por primera vez.

 

Desarrollo y personalización

Para contar la historia, el juego se divide en cuatro actos que suceden en lugares distintos. El desarrollo de la historia nos llevará a visitar múltiples lugares y mazmorras muy distintas, algo que le da mucha diversidad al juego y que invita a rejugarlo más veces. También es cierto que lo que es la historia en sí, la tensión y el argumento principal tiene un desarrollo ascendente hasta el final del acto tercero, donde parece que Blizzard tuviera prisa por concluir la historia y todo se precipita hasta llegar a un final que no ha sido del agrado de todos los jugadores y fans de la saga.

multiplayer_offline

Por lo demás, el juego cumple de sobras para enganchar desde el momento cero del juego, a pesar de lo lento que pueda parecer el desarrollo inicial del personaje en el que a modo de tutorial vamos avanzando por los primeros capítulo del Acto primero en el que vemos nos enseñan y acostumbran al control de nuestro personaje seleccionado, ampliando sus habilidades poco a poco y aprendiendo como es el sistema de subida de nivel.

En cuanto al personaje podemos elegir entre 5 clases bien distintas: Bárbaro, Monje, Médico Brujo, Cazador de Demonios y Mago, pudiendo elegir el sexo de cada uno. La subida de nivel ha sido simplificada hasta el punto de que no elegimos los puntos de estadística (fuerza, destreza, inteligencia y vitalidad) a subir, sino que se van desbloqueando distintas habilidades a emplear por nuestro personaje y mejoras para las mismas, las cuales tenemos libertad para asignarlas a botones o usar preconfiguraciones teniendo únicamente que elegir la habilidad y su mejora asignada a cada botón.

 En cuanto al tema de la personalización, la mejor forma de mejorar las estadísticas de nuestro personaje es con el equipamiento. Es por ello que el equipo y los items que sueltan los enemigos o que nos crea nuestro herrero cobran más importancia que nunca, ya que gracias a ellos y a potenciar el rasgo principal de nuestro personaje, conseguiremos hacerlo más fuerte. Por ejemplo, el rasgo principal del Bárbaro es la fuerza, por lo que cuanto más equipo que aumente la fuerza lleve, será más poderoso. Por otro lado, el Monje utiliza la destreza al igual que el Cazador de Demonios y la inteligencia (además de aumentar las resistencias) son el rasgo principal del Mago y del Médico Brujo.

Por todo ello es muy importante el equipamiento, y a pesar de haber eliminado en la versión de consola, y muy pronto en PC, la casa de subastas (tanto con dinero real como con virtual), se ha aumentado la cantidad de ítems importantes que dejan caer los enemigos, haciendo que el cambio de equipo sea casi constante.

 

Jugabilidad

habilidadesOtro punto a favor a tener en cuenta del juego, es como Blizzard ha sido capaz de permitir que el jugador decida como de mal quiere pasarlo, es decir, el nivel de dificultad del juego es muy configurable. Al inicio podremos jugar en modo normal, y al ir avanzando se desbloquearán el modo Pesadilla, luego Infierno y por último Averno, y dentro de cada modo se puede elegir la dificultad: Fácil, Normal, Difícil y niveles Maestro de I al V. Cuanto más difícil sea el modo de juego y la jugabilidad, mejores recompensas obtendremos.

 Para la versión de consola se ha mejorado la jugabilidad hasta parecer un juego que ha sido diseñado para los mandos, olvidando por completo que existe una versión para teclado y ratón. Los controles se adaptan de una manera muy natural y a la perfección, haciendo que cada uno de los botones sea una selección de habilidad y manteniendo los controles rápidos para crear portales o recupere la vida.

Incluso se ha añadido una habilidad nueva a los personajes: rodar. Con un stick movemos y hacemos que apunte a los enemigos, mientras que con el otro se nos permite esquivar a los enemigos rodando.

Otro aspecto muy importante a comentar es el modo multijugador, el cual nos permite jugar hasta cuatro personas en la misma máquina, o jugar partidas online mezclando la gente que juega en una misma consola. Por ejemplo, podemos jugar dos amigos en casa en una misma máquina junto a otros dos que están en su casa.

 

Gráficos y sonido

A nivel gráfico, tenemos unos escenarios muy variados, demostrando el diseño de arte único que tiene el juego, con unos efectos de iluminación más que buenos. La variedad de los escenarios y de los enemigos hacen que el juego no se haga repetitivo y que busque el jugador quiera rejugarlo una vez tras otra para poder desbloquear todos los retos que nos ofrecen.

Cabe destacar, que en la versión de consola no se ha perdido un solo detalle conforme a la versión de PC, con unos gráficos que no tienen nada que envidiar al PC de sobremesa más potente.

miltiplayer_onlineSi bien la única pega es que en más de una ocasión sufriremos de tearing al fallar el sincronismo vertical y mostrar una imagen entrecortada. Pero por otra parte, no hay bajadas de frames notorias o otros efectos molestos.

En cuanto al sonido, se mantiene el estilo musical de las anteriores entregas, remezclando temas de sobra conocidos por todos y añadiendo otros nuevos en la misma línea. Y por supuesto, los sonidos ayudan de sobra a la ambientación del juego.

 

Conclusiones

Para todos aquellos que tengan la versión de PC y les gustó, esta revisión del juego no va a desagradarles y más aún por la posibilidad añadida de jugar con los amigos de modo local.

Y a todos aquellos que nunca han jugado a un Diablo porque les parece muy complicado, os aconsejo que le deis una oportunidad, ya que el juego es totalmente configurable y accesible incluso para aquellos que nunca se han atrevido con el género.

En pocas palabras, Blizzard ha hecho una revisión de su propio juego, mejorando la experiencia para que el jugador habitual de videoconsola en ningún momento note que falta algo o que los controles no funcionan como debieran, ya que el control ha sido adaptado de una forma magistral, siendo mucho más “arcade” que su versión de PC y permitiendo que el jugador adapte el juego a su propio estilo.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Miguel Ángel León Ver todos los post de
0 comments