Detroit Become Human

8 Nota General
Historia: 7/10
Personajes: 7/10
Sonido: 9/10

Markus | Los dilemas morales que plantea

Los capítulos tienen altibajos

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Detroit Become Human

Desarrolladora(s): Quantic Dream

Editor(es): Sony

Plataforma(s): PlayStation 4

Género(s): Experiencia narrativa

Lanzamiento: 25 de mayo de 2018

Idioma: Textos: Castellano, Voces: Castellano

Detroit Become Human es la nueva obra que Quantic Dream ha realizado en exclusiva para PS4. David Cage vuelve a tomar las riendas como escritor y director de esta nueva experiencia narrativa.

En una Detroit (ciudad de USA) del futuro cercano, los androides con forma humanoide forman parte de la vida cotidiana. Desempeñan muchos tipos de trabajo, haciendo que las ganancias de las empresas crezcan pero a su vez, también hacen que aumente el desempleo entre los humanos. A fin de cuentas los seres humanos están siendo reemplazados en sus puestos de trabajo por dichos androides. Esto ha generado una gran controversia, con lo cual en la calle se palpa un ambiente poco halagüeño. Por supuesto, hay muchos humanos que están a favor de los androides, y es que muchos de ellos se compran sus propios androides que les facilitan mucho todo tipo de tareas. Van de compras, limpian la casa, cuidan de niños y ancianos, cocinan… hacen de todo por un “módico” precio y a su vez, siempre hacen caso al dueño… o no.

Ese “o no” se traduce en que no todos los androides son iguales. Hay una rama que es conocida como divergente, la cual implica que el androide tiene libre albedrío. De alguna manera consigue tener voluntad propia. La compañía que crea los androides considera que los divergentes deben ser “cazados” y encerrados. No creen que deban estar en libertad, no vaya a ser que la raza humana esté en peligro.

De esta premisa vamos a los tres protagonistas, todos ellos son androides. Connor es un investigador que debe resolver casos en los que salen a la luz los divergentes, debe averiguar por qué se transforman en divergentes. Cree que es un virus que poco a poco se va propagando entre ciertos modelos de androides. ¿Estará en lo cierto? Para resolver los casos es asignado a una comisaría de policía, Hank es el humano que hace las veces de su compañero. En nuestra mano estará llevarnos bien o mal con él.

Luego está Kara, una androide que se encarga de las tareas que le encomienda su dueño. Además también debe cuidar de Alice, una niña un tanto introvertida. Tras una trifulca el destino de Kara (convertida en divergente) consiste en llevar a Alice a un sitio seguro.

Por último tenemos a Markus. Considero que es el mejor de los tres protagonistas pues su trama es la que más poderío tiene. Intenta encontrar su sitio al formar parte de los divergentes, encuentra digamos la base donde se va gestando la rebelión. Y es que el cometido que tiene es el de conseguir que los divergentes no sean perseguidos, quieren la libertad y los mismos derechos civiles que los humanos.

Así pues, tenemos a Connor, un androide que va a la caza de divergentes y que quiere encontrar la causa de porqué se pueden convertir, pues tiene la orden clara de encontrar el origen del virus. De los tres, es el más frío y calculador. Por otra parte, Kara y Markus al ser divergentes y tener libre albedrío, muestran más emociones que les hace tener más conflictos de los esperados.

En Detroit Become Human vamos  saltando de un protagonista a otro, cada uno tiene su propia trama y claro está, en un momento dado las historias de los tres convergen en cierta manera.

El jugador deberá tomar muchas decisiones. Las historias de los tres protagonistas se van amoldando a nuestras decisiones. Por ejemplo, si con Kara elegimos robar en una tienda, Alice nos lo reprochará. Podemos estrechar lazos con el resto de personajes que van apareciendo. El dilema moral está presente en todo momento, hay quienes nos apoyarán que seamos duros y otros que buscarán que no haya confrontaciones. Como digo, en vuestra mano está el destino de Connor, Kara y Markus.

Cabe decir que hay dos modos de dificultad. Está el modo Casual y el Experto. En el primero no hay muchas posibilidades de perder a muchos personajes, se puede intuir que es más sencillo sacar a flote cada momento. Directamente yo me fui a Experto, donde indican que es más probable perder a los personajes.

No sólo son decisiones, también son los quick time events que en Experto tiene momentos en los que hay que actuar con mucha rapidez. Y además, están diseñados para todo lo que da de sí el mando de PS4. Los QTE se ejecutan con el stick derecho, el panel táctil y el sensor de movimiento. Son muy intuitivos pero como digo, hay momentos de tensión en los que se requiere cierto nivel de agilidad.

Además de decisiones y QTE también hay diálogos en los que tenemos la potestad de tomar el rumbo de las tramas. Es de vital importancia inspeccionar mucho cada escenario para descubrir lo máximo que se pueda sobre la vida de todos los personajes y las situaciones que nos plantean. Así se obtendrán más opciones para elegir en los diálogos. Cuanto más se descubra más airoso salimos. También hay revistas por muchos escenarios en las que se pueden leer artículos muy interesantes.

Dependiendo de lo que hagamos la opinión pública estará más a favor o en contra. En las televisiones que se encuentran en diferentes instancias podemos ver noticiarios en los que recalcarán lo que vaya sucediendo.

El mundo de Detroit Become Human no es alegre. Todo lo contrario, es un drama en el que cada protagonista debe seguir su camino. Tres caminos (Connor, Kara y Markus) que tienen muchísimas posibilidades. Hay muchas ramas distintas que se van forjando a tenor de nuestros actos. Eso implica que también haya unos cuantos finales. Lo ideal es que avancéis sin mirar atrás. Pase lo que pase seguir lo que se va formando. En los capítulos hay diversos puntos de control, cuando se finaliza un capítulo podemos ver lo que ha hecho el resto de la gente. Cuando acabéis todo, podéis revisitar los capítulos que queráis para comprobar otros caminos. Como es natural, al ir avanzando siempre queda en el aire el dilema de “y si…”. De todo ello podréis obtener respuesta pero lo dicho, el comprobar los diferentes “y si…” es algo que recomiendo que hagáis después de completar la primera vuelta.

La trama dramática que propone Detroit Become Human tiene gancho. Tiene momentos más inspirados que otros. No faltan los momentos tensos en los que hay que reaccionar muy rápido (al menos en Experto).

Gráficamente tiene claros y oscuros. Así como las animaciones faciales están muy bien trabajadas, el entorno no lo está tanto. Han trabajado lo más cercano y para la media y lejana distancia tiran del recurso de desenfoque, lo cual no queda muy allá. Eso sí, hay que remarcar que lo que está cercano luce muy bien. Los modelados de los personajes cumplen con las expectativas.  Respecto a los frames, tiene momentos en los que bajan sin llegar a perjudicar al control. 

El sonido es impecable. El doblaje al castellano tiene un nivel altísimo, marca de la casa. Sony suele tratar muy bien a nuestro mercado, trayéndonos unos doblajes de película. Fantástico este apartado. A eso hay que sumarle una banda sonora original que cuenta con unas piezas instrumentales que acompañan genial. Tiene más de una pieza que se os quedará en la memoria. Es de esas BSO que se puede escuchar suelta y que fácilmente os embaucará.

En resumidas cuentas, Detroit Become Human incita a querer seguir avanzando para ver cómo evolucionan las tres historias. ¿Conseguirán los divergentes hacerse un hueco entre la sociedad?, ¿serán exterminados?, ¿pondrán en peligro a la raza humana?… son varias las preguntas que se plantean en este drama, las cuales se resolverán con las decisiones que se vayan tomando.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments