Dark Souls Remastered

8,5 Nota General
Gráficos: 7/10
Jugabilidad: 8/10
Diversión: 9/10

Mejoras en el modo multijugador traídas de DS3 | Los 60fps para jugadores de consolas | Sigue siendo Dark Souls

Ninguna mejora en el apartado jugable | Gráficamente ha mejorado poco

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Dark Souls Remastered

Desarrolladora(s): FromSoftware

Editor(es): Bandai Namco

Plataforma(s): Xbox One, PS4 y PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 25 de mayo de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Que FromSoftware antes de Dark Souls era una desarrolladora más de la industria japonesa, no lo niega nadie. Lo que consiguieron con Demon’s Souls, la franquicia Dark Souls y Bloodborne sólo lo consigue un estudio de culto. Han llegado a ese estatus con la saga Souls. De hecho crearon una moda de títulos del mismo corte, desarrollados por otros estudios.

Hace unos meses se anunció oficialmente, Dark Souls Remastered, una remasterización que venía rumoreándose y que se pensaba que iba a ser un remake. Pero ha resultado ser algo menor, un remaster como todos los que hemos ido teniendo tanto en la actual como en la pasada generación.

Hablar de Dark Souls es adentrarse indudablemente en un videojuego tan amplio que podríamos pasar horas, comentando todos y cada uno de sus aspectos, escenarios, jugabilidad, desarrollo de personajes y su lore que apostó fuertemente por algo que no se llevaba en la época cuando salió.

No vamos a realizar algo muy extenso pero si hablaremos de los puntos más importantes del videojuego y aclararemos cómo funciona, qué mejora y no esta remasterización.

Dark Souls Remastered en su jugabilidad es exactamente igual, no mejora nada. Aquellos que sufrieron o disfrutaron en Xbox 360, PS3 y PC volverán exactamente al mismo sistema. Tanto como que se sigue rodando en 4 direcciones y no en lo que evolucionó en Dark Souls 3. Quizás mejoras como esa hubiera dado un salto muchísimo más grande en lo que a jugabilidad se trata.

Seguimos teniendo esa dificultad endiablada. Enfrentarte a un grupo de 3 ratas y tener que pensar en que si te golpean pueden envenenarte, que tienes que rodar, protegerte con el escudo o eliminarlas lo más rápido posible porque el veneno en este videojuego es mortal por necesidad.

Volvemos a las clases como guerrero, piromántico, caballero…, tantas posibilidades como builds ha creado la comunidad. La profundidad de sus armas hace que el propio jugador, escoja lo que escoja, tendrá un árbol de posibilidades magnífico. Que escojas un piromántico y lo lleves por el camino de la destreza, pudiendo equiparte magias de fuego pero a la vez ser poderoso con armas, es único.

Dentro de la jugabilidad, podríamos hablar tranquilamente de ese apartado que es el multijugador. Invadir, ser invadido o ayudar, tres grandes vertientes que hacen único el multijugador de este Dark Souls. Gracias a esta remasterización, el título goza de servidores dedicados, funcionando a las mil maravillas.

El multijugador gira entorno a la humanidad. Si quieres invadir, ayudar o pedir ayuda en líneas generales, debes de ser humano o lo que es lo mismo, dejar de ser hueco; así que debemos de gastar una humanidad para poder utilizar el multijugador.  Gracias a determinados objetos podremos invadir y dejar nuestra señal de ayuda por si queremos matar a algún jefe o si una zona es bastante complicada de pasar.

En el plano gráfico hablaremos de los escenarios y bueno, en general como está adaptado el título en las actuales consolas, después de casi una década desde que salió el videojuego original. Los escenarios están trabajados de tal forma que están conectados entre ellos, desde la zona central después del pequeño tutorial podríamos llegar a zonas avanzadas o zonas intermedias.

En líneas generales, todo está conectado y eso es uno de sus puntos fuertes pues notas que puedes llegar a todas partes, abrir atajos y que el jugador se cree un mapa mental para ubicarse en todo momento. Por no hablar que llegar a una zona nueva es un reto, es ir poco a poco ya que los enemigos son totalmente nuevos y debemos de tener siempre bastante cuidado. Modelados, diseño de escenarios, jefes, armas… todo concurre en armonía, aunque quizás existen ciertos jefes  que nunca llegan a terminar de gustar.

Respecto al apartado sonoro, qué se puede decir que no se haya dicho con el paso del tiempo. Es una de las obras orquestales de estas generaciones, el compositor es Motoi Sakuraba, habitual de la saga Tales Of. Todo un genio.

La remasterización tiene luces y sombras. Ya hemos nombrado anteriormente que cosas como el movimiento o el rodar en varias direcciones pudo ser un añadido o mejora bastante importante. Todo se ha limitado a mejorar algo visualmente como texturas, la iluminación, muchísimo más natural y potente. También hay cambios en el fuego de las hogueras, pero lo más importante y el añadido que más agradecerán los jugadores de consolas son los sólidos 60 fps, algo que se padeció mucho en la generación de PS3 & Xbox 360. Sin ir más lejos, llegar a la Ciudad Infestada era un festival de caídas de frames. Con la remasterización se ha subsanado todo lo relacionado con las caídas de frames, en todo momento se muestra muy fluido. Despues mejoras como reubicar el hud, hacerlo más pequeño o más grande. Y aquellos que tenían la versión de PC y el famoso DSFix, pues el multijugador es otro aliciente.

Incluye mejoras importantísimas traídas de Dark Souls 3 como poder hacer grupos grandes de jugadores o los mismos servidores dedicados que hemos nombrado anteriormente.

Conclusiones finales

Dark Souls Remastered sigue siendo Dark Souls, con lo bueno y lo malo. Tiene mejoras a niveles técnicos que ayudará muchísimo a aquellos que sólo probaron la versión de consolas de la pasada generación. Se agradece que el multijugador funcione realmente bien, cosa vital y que ya tocaba. Sigue siendo esa experiencia desafiante, donde se pone a prueba tus nervios, morir decenas de veces para aprender que en Dark Souls todo puede matarte.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments