Crash Bandicoot 4: It’s About Time

9 Nota General
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 9/10
Audiovisual: 8/10

Fantástico videojuego de plataformas | La incorporación de nuevos personajes con sus respectivas mecánicas | Mucho contenido repartido en diferentes modos de juego

Que no tengas paciencia para superar las fases que se te compliquen

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Desarrolladora(s): Toys for Bob

Editor(es): Activision

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada Xbox One X) & PS4

Género(s): Plataformas

Lanzamiento: 2 de Octubre de 2020

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Crash Bandicoot ha vuelto por todo lo alto. Tras el fabuloso recopilatorio de la trilogía original, Crash Bandicoot N.Sane Trilogy, teníamos claro que Activision no iba a decepcionar con Crash Bandicoot 4: It’s About Time.

El nuevo videojuego ya disponible para PS4 y Xbox One es una secuela de Crash Bandicoot 3: Warped. Para resumir y no destripar la trama de Crash Bandicoot 4, os puedo decir que los hermanos Crash y Coco unen sus fuerzas para restaurar el mundo en diferentes universos. Se lo pasan en grande ya que viajan a través del tiempo y el espacio, un factor muy predominante en esta nueva entrega de la franquicia. Crash y Coco no están solos, de vez en cuando coinciden con nuevos personajes que tendrán sus respectivas fases en las que coincidirán en determinadas líneas temporales.

El malvado al que hay que parar los pies no es otro que el Dr. Neo Cortex, también aparecen N. Tropy y la máscara mágica Uka Uka. Las máscaras juegan un papel crucial en Crash Bandicoot 4, hay nuevas que otorgan nuevos poderes a los protagonistas.

El videojuego pertenece al género  de las plataformas, tiene aroma nostálgico y está genialmente adaptado a los tiempos que corren. Debo decir que para nada es fácil, hay fases tanto principales como secretas que son muy difíciles de superar. Es vital tener un gran tiempo de reacción así como saber controlar la profundidad. El factor clave de la profundidad es lo que hay que dominar tanto para los saltos verticales como horizontales. Lo del tiempo de reacción es por las diferentes situaciones que hay que solventar, hay momentos vertiginosos en los que hay que reaccionar muy rápido para no irse al pozo. Comentar que el videojuego para la campaña ofrece dos niveles de dificultad, uno moderno en el que se pueden perder todas las vidas que se quiera y siempre se parte desde el último punto de control… y otro en el que al perder cierta cantidad de vidas se comienza de nuevo la fase. Por supuesto, os recomiendo que juguéis la opción “moderna”. Incluso si caéis muchas veces os obsequiarán con la posibilidad de desbloquear puntos de control más cercanos.

La base del juego es romper todas las cajas para recoger todas las manzanas… digo wumpas y a ser posible encontrar todas las gemas. Hay una gran cantidad de atuendos por desbloquear tanto para Crash como para Coco, a cambio piden obtener seis gemas en cada fase. Eso es una tarea que al principio se antoja imposible por la dificultad del videojuego. Encontrar la gema oculta de cada fase es el menor de los problemas, conseguir las otras cinco que se obtienen al romper altos porcentajes de cajas y perder únicamente tres vidas, eso ya sí que es otro cantar. En alguna fase es factible pero en muchas otras hay que tener un nivel de destreza endiablado. Ahora bien, dije que al principio se antoja imposible obtener seis gemas, una vez se avanza ya no es así pues se desbloquea la opción de poder jugar las fases de manera invertidas. Eso añade la posibilidad de conseguir otras seis gemas, siendo un total de 12 por cada fase (6 jugando normal y 6 jugando invertido). Así que con obtener en cada fase 3 en normal y 3 en invertido ya se llegan a las 6 que pide el desbloqueo del atuendo. Los atuendos son muy graciosos y seguro que os pica conseguir unos cuantos para así ir cambiando de vestimentas a Coco y Crash.

En muchas de las fases principales se encuentran las fases de bonificación, las cuales son por lo general bastante difíciles de superar. Hay que tener un gran dominio del salto en las cajas, controlar ese impulso manteniendo pulsado (o no, según se tercie) el botón del salto marca la diferencia. Para obtener una gran puntuación en las fases de bonificación hay que tirar mucho de lo del “ensayo y error”. Además, en las fases principales se pueden encontrar un objeto que desbloquean cintas que vienen a ser otras fases secundarias que tienen un gran toque nostálgico. Estas fases son todavía más complicadas que las de bonificación.

El jugador puede jugar cada principal bien con Crash o con su hermana Coco. Ambos protagonistas tienen los mismos movimientos. Lo mismo pasa con las nuevas máscaras que otorgan los mismos poderes tanto a Crash como a Coco. Uno de los poderes es el de parar el tiempo, algo que está pensado para paralizar momentáneamente algunos elementos en los que hay que saltar. Otro poder es el de cambiar el estado de la visibilidad de objetos que hay que saltar y/o esquivar. Los demás os dejo que los descubráis, todo ello hace que las dinámicas de las plataformas vayan evolucionando.

Como dije antes no están solos, en esta entrega aparecen nuevos personajes que cuentan con sus propias fases. Esto es así porque tienen movimientos diferentes que integran nuevas mecánicas en la aventura. Una de las nuevas protagonistas tiene un gancho con el que puede golpear a los malos, aturdirlos, romper cajas lejanas o desplazarse a zonas alejadas. Otro personaje tiene como arma una especie de aspirador con el que absorbe a las cajas (es un vago que no quiere saltar sobre las cajas), además con ese arma puede realizar un salto propulsor. Así han conseguido que en todo momento se sienta una clara evolución conforme se va avanzando en el videojuego. Me encanta que incluso llegando a las 8 horas de juego se descubra una nueva mecánica. Ese tipo de progreso le sienta genial al género de las plataformas.

Las fases generalmente son de plataformas en las que hay que ir avanzando de un punto a otro. El ritmo va variando, en muchas se puede ir con calma y tranquilidad, es lo que recomiendo para aprender a manejar los tempos a la hora de saltar y también de acabar con los enemigos; hay que ir conociendo sus rutinas de ataque para que no nos pillen por sorpresa. En esa línea hay una buena variedad, los hay que atacan desde lejos, otros desde las alturas arrojando cajas explosivas, otros que son más de cuerpo a cuerpo con diferentes armas y movimientos que pueden sorprender… digamos que los enemigos comunes de las fases son sencillos de superar. Luego también hay fases que tienen mucho más ritmo, ocasionado por un enemigo bien grandote que quiere hacernos papilla. Eso conlleva que haya que ir mucho más rápido, no parar y tener un gran tiempo de reacción. Lo  mismo pasa en las fases en las que ir cambiando de rail y esquivar los peligros. Ah, lo imprescindible también está presente en Crash Bandicoot 4. Sí, me refiero a los momentos de ir en barca, un clásico que no podía faltar en el nuevo videojuego.

A todo lo dicho hay que sumar que algunos universos tienen como fase principal final el enfrentamiento contra el jefe de turno. Estos jefes tienen varias fases que como es normal se van complicando. El ingenio de cada fase está a la altura de la saga que se representa.

Al modo campaña / historia se le unen otros modos de juego, aparece en escena un multijugador local que consiste en ir pasando el mando a otro compañero en cuanto se pierde una vida. Cada persona sigue la fase desde el punto de control en el que está. Si sois gente de jugar en casa con más personas tenéis en este modo una gran opción para picaros amistosamente para comprobar quien acaba la fase con menos muertes, con todas o la gran mayoría de cajas rotas, etc. Es un incentivo muy simpático. Luego también está el modo contrarreloj que como su propio nombre indica, es muy fácil intuir por donde va el asunto. Es un modo de superación para conseguir los mejores registros personales.

Visualmente es un videojuego con mucho empaque, el diseño artístico es el característico de la franquicia. Tiene un gran colorido que resulta en que sea agradable para la vista. El diseño de los mundos están muy bien diferenciados y alguno que otro cuenta con sus particularidades. Por ejemplo, en la zona nevada hay que andarse con mucho cuidado pues el suelo resbala lo que conlleva que haya que tener un mejor dominio del control. Los diferentes mundos son variopintos, los niveles están estructurados de una forma muy eficaz. Los modelados de los personajes son muy reconocibles, todo encaja. En ningún momento he notado caída de frames, ni en los vídeos que narran la historia ni el gameplay puro, se muestra fluido en todo momento. La versión jugada es la de Xbox One X.

Activision ha doblado al español esta nueva entrega de la franquicia. El casting de voces representan de forma fidedigna los papeles que interpretan. La música ambienta cada universo con temas que por lo general tienen buen ritmo. Ese apartado también es muy del estilo que ha tenido siempre la franquicia.

Crash Bandicoot 4: It’s About Time es una excelente entrega que deja el listón muy alto. Maravilloso videojuego de plataformas que puede afrontar todo tipo de jugador. Los mundos que se visitan están ubicados en diferentes líneas del espacio y tiempo, Crash y Coco no están solos y tienen una grata compañía que aportan dinámicas diferentes y muy entretenidas. Conseguir el 100% del título sólo es apto para personas muy experimentadas, el resto puede disfrutar de unas fases y modos de juego que dan para muchas horas de diversión. Tiene el suficiente gancho como para querer mejorar, otra cosa es que tengáis ese afán de superación. Si sois de esa especie también tenéis un gran hueco en este videojuego. Como dije al principio, ¡Crash ha vuelto por todo lo alto!

Gracias a Activision por facilitarnos un código para realizar nuestro Análisis

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments