Control

8 Nota General
Audiovisual: 7/10
Jugabilidad: 8/10
Historia: 7/10

La marca de la casa de Remedy, pura maravilla | Es una delicia combinar los tiros con los poderes | Las físicas

En videoconsolas, la optimización y rendimiento deja que desear en PS4 Pro, PS4 y Xbox One, sólo se salva Xbox One X | El doblaje en español

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Control

Desarrolladora(s): Remedy Entertainment

Editor(es): 505 Games

Plataforma(s): PS4, Xbox One (versión analizada Xbox One X) y PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 27 de Agosto de 2019

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Remedy ha experimentado con Control un enfoque de juego más abierto. Sus anteriores obras (Max Payne 1 y 2, Alan Wake y Quantum Break) son videojuegos de acción que contienen una alta dosis de narrativa y además, también son muy lineales. Con Control han querido romper con la linealidad tan marcada que tenían, dejando algo más de libertad al jugador de cara a ir a afrontar una misión principal, secundaria o un evento temporal. No queda ahí la cosa ya que tiene un estilo metroidvania, se está en un edificio especial que está dividido en segmentos que se van abriendo poco a poco y que incluso tienen lugares que se van desbloqueando a raíz de obtener la llave de paso necesaria. Desde cualquier punto de control se puede ir hacía una zona anterior.

Así consiguen que tengamos más libertad y podamos ir en cierta manera a nuestra bola, pues no estamos encasillados en eso de ir de A a B. Por otro lado el valor narrativo de la historia no tiene tanto peso como en sus anteriores videojuegos. Y es que al principio hay un buen gancho que se diluye prácticamente hasta el capítulo 6 del juego (tiene 9 capítulos en total), es a partir de ese capítulo donde la trama se coge más. Jesse es la protagonista de Control, tiene una misión propia que consiste en encontrar a su hermano, cosa que esconde a quienes se encuentra por su camino. En el entramado y en la protagonista principal no hay nada que sea simple, el escritor y director creativo de Remedy, Sam Lake, se maneja como pez en el agua y consigue llamarnos la atención para que estemos atentos a todos los detalles. Como pasa en todos sus videojuegos, es de vital importancia cosechar la máxima cantidad de coleccionables posible. Entre textos, audios, videos (grabados con imágenes reales)… es como nos vamos enterando del trasfondo de todo lo que sucede en el edificio federal de Control, incluso enlazan claramente con ciertos videojuegos que ya descubriréis vosotros mismos. Sobre este aspecto debo decir que Remedy se ha superado con creces, y es que a las pocas horas de juego ya recolecté más de 80 coleccionables y finalicé el videojuego con más de 120. Una barbaridad.

Me gusta mucho leer, escuchar y ver todo lo que quiere contar el estudio, pero creo que se han pasado un poco y con tantísimo coleccionable el ritmo de la acción no es que se haga muy fluido. Recomiendo que recolectéis unos cuantos y en lugar de pararos con cada uno os pongáis con ellos una vez tengáis varios. Así el ritmo no se parará tanto.

El edificio federal de Control lo maneja a sus anchas el Hiss, un ente que corrompe a todo ser humano… salvo a la protagonista. Jesse debe purgar zonas (vienen a ser los puntos de control) para que los empleados estén a salvo. En algunos puntos en concreto hay otros personajes que van encomendado las misiones principales, incluso podemos elegir líneas de diálogo para conocer más y mejor todos los entresijos.

Entonces, tenemos a Jesse Faden que particularmente está buscando a su hermano, para ello va al edificio federal de Control que está invadido por el Hiss y no entiende porqué a ella no le corrompe e incluso puede manejar un arma especial que le habla. Como dije, la premisa que conocemos en los primeros compases es más que interesante pero no es hasta el capítulo 6 cuando vuelve a tener filón, es ahí cuando ya se obtiene el gancho “made in Remedy”.

Para la acción, Remedy vuelve a combinar tiroteos con poderes. Una fórmula que le sentó de maravilla en Quantum Break con los poderes del tiempo. En Control si bien hay algún poder parecido tiene otros que le desmarca. También se pueden mejorar los poderes que tienen sus respectivas ramas (e incluso sub-poderes) y la arma, la cual se puede convertir en diversas formas. Empezamos con la forma de pistola y se va pasando a escopeta, subfusil, francotirador y lanzacohetes. A cada estilo de arma se le pueden aplicar mods que vamos recogiendo por el mapa o que vayamos creando. Todo sea para hacer más daño general, más daño al apuntar a la cabeza, etc. Cabe decir que la munición es infinita pero la recarga no es manual, en cuanto se vacía el cargador se recarga automáticamente. Esto conlleva que nos  tengamos que adaptar pues el tema shooter cambia lo suyo al no poder recargar nosotros cuando queramos. Eso da pie a que Control sea el videojuego de Remedy en el que más uso se le dé a las coberturas, las cuales son muy útiles contra enemigos de élite (los que tienen nombre).

¿Y los poderes? Podemos evadir, crear un escudo, levitar, dominar a enemigos (súper útil) y el que más he usado, “tirar objetos” (telequinesis) a los enemigos. Como dije, todos ellos se pueden mejorar y os digo más, hay algunos poderes como el de dominar que no se obtiene por la vía de las misiones principales, el explorar y hacer otras cosas consigue sus frutos. Así que os recomiendo que no os ciñáis únicamente a las misiones principales, merece mucho la pena explorar otros caminos.

A Jesse también la podemos mejorar incrementando su barra de vida y la de energía, la cual es primordial para poder hacer más uso de los poderes paranormales. El fundamento de los mods no es sólo para el arma especial y sus diferentes formas, también hay mods que se obtienen (y se crean) para la protagonista. Al ir mejorando con la experiencia los niveles y características de los poderes y demás, se irá desbloqueando la cantidad de mods a aplicar sobre Jesse (un total de 3); para desbloquear la opción de meter más mods en las variantes de las armas hay que mejorar el arma en cuestión. Básicamente nos piden cierta cantidad de puntos que se obtienen al derrotar enemigos y despedazando mods que no nos interese, también piden ciertos recursos que se consiguen en baúles que hay por el mapa o piezas que van dejando algunos contrincantes derrotados. Los puntos de habilidad para mejorar los poderes y las barras de Jesse se obtienen al superar misiones principales y secundarias.

Los tiroteos se suceden en escenarios de varios tipos. Hay envites que tienen lugar en zonas muy cerradas, otros en zonas más abiertas y bueno, a partir de cierto punto, una vez se consigue el poder de levitar aparece la verticalidad, aunque eso también aparece con el francotirador y poniéndonos en zonas más elevadas. También hay que decir que este tipo de zona aparece en el último tramo del videojuego.

¿Los enemigos? Hay una muy buena variedad. Los más peligrosos son los que levitan ya que con la telequinesis es muy complicado darles. Sobre los tipos, los hay que son kamikazes, otros de corta distancia, larga distancia… además tienen un armamento bastante poderoso, mención especial a los que manejan el lanza-cohetes, en ese sentido viene muy bien haber desbloqueado  el sub-poder de controlar los cohetes que nos envíen con la telequinesis. También hay enemigos invisibles, otros que son muy poderosos y están envueltos con elementos que les protegen. Muchos tienen escudos para efectuar lo típico de bajar la barra del escudo y luego la vida. Otros se encargan de curar instantáneamente a un grupo de enemigos, lo que implica que sea ese el primer enemigo que debamos abatir… Desde luego, la cantidad & variedad de enemigos que hay y sus formas de atacar ponen el listón de la acción de Control muy pero que muy alto.

Visualmente se ve muy bien. Destaca mucho todas las físicas que tiene en prácticamente todas las habitaciones, hay muchos elementos destructibles, a lo que hay que sumar todo lo que se monta en pantalla en cuanto aparecen unos cuantos enemigos. Todos los elementos y partículas se dejan ver con gran calidad. Otra cosa es el modelado de los personajes, se nota el nivel de producción y en los primeros planos choca un tanto las animaciones faciales. El nivel sube en las cinemáticas. Los escenarios que visitamos son muy del estilo Remedy, cada estancia está cargada de detalles, tiene mucho mimo. El videojuego lo hemos jugado en Xbox One X que es con mucha diferencia la mejor versión en lo que a videoconsolas se refiere. Se muestra fluido en casi todos los momentos, el casi es porque una vez se desbloquea el lanza-cohetes la cosa cambia. Si aniquilamos con esa forma del arma a muchos enemigos y se ocasiona con ello muchas explosiones, es cuando se percibe bajadas de frames. En el caso de PS4 Pro y sobretodo PS4 es mucho más sangrante lo mal optimizado que está el videojuego, en Xbox One S también se resiente bastante. Así que en videoconsolas así es como está la situación,  Xbox One  X tiene una versión bastante competente. Remedy se ha pronunciado sobre esto y ya han confirmado que están trabajando en parches que mejoren el rendimiento.

La BSO ambienta muy bien nuestro periplo por Control, lo que más destaca es la canción que suena en cierto momento, muy Remedy. El doblaje dio mucho de qué hablar en España, ahí debo decir que 505 Games es una editora pequeña y es algo que se ha notado en su capacidad para el presupuesto del doblaje en español. Aunque hay que decir que alguna voz de las escogidas da muy bien el pego, lástima la voz de la protagonista principal, le falta más énfasis y una mayor coordinación. Igualmente también hay que recalcar que se hayan molestado en traernos el título localizado al 100% en nuestro idioma. Dicho eso, no hay impedimento alguno en configurar el videojuego para ser jugado con las voces en inglés y los subtítulos en español.

Control es un videojuego de acción con una historia de trasfondo en la que Sam Lake ha tenido mucha relevancia. Las idas de olla con el director del edificio federal casa muy bien con su estilo. Descubrir todos los secretos pica mucho (en el buen sentido). Como videojuego en sí está muy bien, la acción combinada con los tiroteos y los poderes es divertidísima, no, lo siguiente. Se apoya en ir mejorando todos los aspectos de la protagonista (incluso se le puede cambiar de traje), características, formas del arma especial… pero no es sólo shooter, hay mucha exploración secundaria para conseguir mejores cosas. Las misiones secundarias están muy bien insertadas, van desde escoltar a alguien a purgar un elemento en el plano astral que nos dé un nuevo poder… también hay eventos temporales en forma de despejar ciertas zonas, etc. Es un buen recurso para volver a zonas que ya habíamos visitado. Lo del plano astral y el cambio de dimensiones está muy presente en Control, comprender todo cuesta mucho al principio, más avanzado se va atando cabos. La intriga siempre está presente. Además de tiroteos, exploración, misiones, alguna zona de plataformas y eventos también hay puzles, eso sí, en ese campo no hay mucha variedad que se diga.

Completar Control habiendo hecho de todo pero no al 100%, se dispara fácilmente  a las 15 horas de duración. Una duración que va a más ya que una vez vistos los créditos finales se puede seguir jugando, y es que aparecen nuevas misiones secundarias, más eventos… todo ello para mejorar al completo a Jesse Faden, equipo y poderes. No es un título que considere difícil, al poco de adaptarse y saber hacer uso de las coberturas y tener claro qué poderes y formas de arma cunden más, se avanza sin complicaciones. Apuntillando con que la barra de vida no se regenera automáticamente, al derrotar a los enemigos sueltan objetos para así poder regenerarla. Desde el primer instante se percibe que estamos en un videojuego de Remedy. Me lo he pasado en grande, recomiendo totalmente esta gran experiencia, juegazo con todas las letras.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments