Contra: Rogue Corps

4 Nota General
Gráficos: 5/10
Sonido: 5/10
Jugabilidad: 5/10

Ver a Konami de vuelta

Como Contra falla en casi todos sus apartados

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Contra: Rogue Corps

Desarrolladora(s): Konami

Editor(es): Konami

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada Xbox One X), Nintendo Switch, PS4 y PC

Género(s): Acción

Lanzamiento: 25 de Septiembre de 2019

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

No os vamos a engañar. Nos encanta que Konami (de la mano de Toylogic) vuelva al ruedo después de unos años de «Kojimadas«, Pachinkos y demás penurias. Y nada mejor como volver con una de las sagas más míticas de la compañía nipona. Contra: Rogue Corps es la nueva entrega de la franquicia que, por desgracia, tiene más sombras que luces. Coged vuestros rifles y preparaos para masacrar hordas de enemigos. Lo vais a necesitar.

Desde el primer minuto en el que nos ponemos a los mandos, esta nueva reencarnación de Contra nos deja las cosas bien claras: como un twin-stick shooter debemos arrasar con todo lo que se mueve, recoger una brillantes pilas de energía y llegar vivos al final del nivel. Esta mecánica, como es lógico, no varía en ningún momento, ofreciendo acción desenfadada como cualquier otra entrega de la saga. Eso sí, hay una novedad muy importante dentro del desarrollo que, afortunadamente, mejora en todo al juego en sí.

Y es que como buen juego de este estilo que se precie, podemos mejorar a nuestros cuatro personajes cuando estamos en nuestra base principal. Subir la potencia de las armas, crear nuevas, cambiar partes de nuestro cuerpo… todo unido a un suave loteo dentro de la campaña en sí. Para poder subir nuestras armas deberemos ganar niveles con ellas usándolas. Para las partes de nuestro cuerpo hay que elegir a diferentes «doctores» que… bueno, eso es mejor que lo comprobéis por vosotros mismos.

Pero claro, antes os hablamos que no es el regreso esperado. Como persona que escribe estas palabras os voy a ser sincero: Contra como saga nunca se ha ceñido a un estilo en concreto más allá de ser un arcade de acción. Rogue Corps no se sale de esta mecánica claro, pero se nota y mucho el poco amor que se le ha puesto al juego. Y es que a pesar de ser un juego muy divertido, a la hora de juego nos daremos cuenta que estaremos explorando el mismo escenario una y otra vez, bien con otro tipo de cámara o simplemente cambiando la noche por el día.

Lo mismo ocurre con los enemigos finales, repetidos hasta la saciedad y en algunos casos plantando los mismos en el mismo nivel cinco horas después… con un leve cambio de color en su skin. Todo esto unido a una dificultad que, y lo decimos bien claro, no es apta para la media de jugadores que hoy en día quieren pasar un rato delante de su consola.

Al final nos queda un título que ni aprovecha realmente el nombre que porta y se pasa de frenada con su estética de Serie B. Ni siquiera la banda sonora tan mítica que tiene la saga está bien representada en el título, dejando la sensación de oportunidad perdida continuamente. Diez horas de esta sensación que, por otro lado, son bastantes para el tipo de juego que es.

Contra Rogue Corps es un juego divertido, sí. Pero también insuficiente.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: Raikoh Ver todos los post de
0 comments