Call of Duty: Ghosts

7 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Gráficos: 4/10
Diversión: 8/10

La descarga de adrenalina es brutal | Gran Campaña, muy divertida y variada | Multijugador con mucho gancho | Gran acierto el modo Extinción

Técnicamente no parece de Nueva Generación

Pincha aquí para ver la ficha

Título: Call of Duty: Ghosts

Desarrolladora(s): Infinity Ward

Editor(es): Activision

Plataforma(s): Xbox One & PlayStation 4

Género(s): Shooter (FPS)

Lanzamiento: 22 de Noviembre de 2013

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

El 22 de Noviembre se estrenó la nueva generación de videoconsolas domésticas y Call of Duty: Ghosts no faltó a la cita señalada. Después de haber analizado la versión de Xbox 360, ahora toca matizar los puntos más relevantes de la versión de Xbox One, que es la edición next gen que hemos experimentado.

Infinity Ward es quien se ha encargado de su desarrollo, si bien ha contado con la inestimable ayuda de otros dos estudios, Neversoft y Raven. Entre los tres han conseguido elaborar una entrega que divierte mucho, cuenta con una campaña muy de Hollywood, hace que las horas se pasen volando e incita a no soltar el gamepad hasta llegar al final. Por supuesto, el apartado multijugador es donde se destina la mayor parte de las horas, bien sea en competitivo o jugando para entretenerse sin más.

Una cosa está clara, con este FPS es imposible aburrirse. A estas alturas creo que no hay nadie que no conozca la franquicia, pero para los más despistados la resumimos en que es del género de acción con vista subjetiva (en primera persona), si bien se le conoce también como shooter o FPS. Infinity Ward sigue apostando por hacer campaña offline y multijugador online/offline, cosa que para la nueva generación parece que este género estará más destinado a disponer de funciones online, haciendo que incluso las campañas se jueguen estando conectados (Destiny y Titanfall son dos ejemplos de ello).

Pero no nos desviemos. Volvamos a la campaña de CoD: Ghosts, donde tomamos el papel de Logan, que junto a su hermano se encuentran en una USA que está siendo como de costumbre, aniquilada. En esta trama hay dos bandos enfrentados, los ghosts y la federación. Por supuesto, pasamos por situaciones que tienen mucho gancho. Es adrenalina pura y la verdad es que hay misiones que nos han sorprendido muy gratamente. La dificultad que hemos escogido para jugar la primera vez es la Profesional y en ese modo hay varios momentos que para nada son fáciles, y eso que todavía hay dos niveles más de mayor dificultad. Como iba diciendo, en una campaña es importante que hayan situaciones muy diversas, para que así la acción no sea siempre hacer lo mismo de la misma manera y en ese aspecto Infinity Ward ha conseguido plasmar una gran campaña. Hay momentos que estaremos en el mismo espacio sin gravedad, donde los movimientos son más lentos y los enemigos están ubicados en zonas que nunca imaginaríamos. También hay fases acuáticas, donde los tiroteos difieren de cómo los llevamos a cabo en el espacio o en el terreno terrestre. La novedad que más han promocionado ha sido la de poder controlar a Riley, el perro, que tiene su protagonismo en varias zonas y no viene mal seguir apostando por la acción sin tener que pegar tiros. Y no sólo esto, hay otras situaciones adversas que nos ponen el apuntar con precision muy complicado. El único pero que tiene la campaña es que la duración es muy escasa, apenas más de 4 horas, aunque si se juega en Veterano cuanto menos se multiplicará x 2.

Ahora vayamos a la vertiente online, que está dividida en “tres partes”. Por una parte se puede jugar como siempre, habiendo como máximo partidas de 9 vs 9 y elegir si se hace de forma amistosa o competitiva. Es aquí donde notamos una de las mejoras de la versión de nueva generación, pues de 12 jugadores se ha incrementado hasta la posibilidad de jugar partidas con 18 jugadores, si bien de momento con 9 vs 9 sólo se puede jugar en una modalidad que va intercalando el modo de juego Duelo por Equipos con Dominio.

Por otra parte está el modo Pelotones, donde podemos jugar contra bots y nuestro pelotón puede estar formado también por bots o con personas; esta nueva modalidad viene de fábula para los más novatos, de hecho el propio juego indica antes de adentrarse en lo clásico probar este apartado para ir cogiendo experiencia y lo más importante, ir conociendo los diferentes mapas. Además, también se puede combatir contra el peloton comandado por otro ser humano. Por cierto, en Ghosts los bots saben atacar muy bien, no creáis que por jugar contra la CPU va a ser un camino de rosas. Con Pelotones, se puede llegar a jugar en cooperativo hasta un límite de 6 jugadores.

La última de las tres partes, es el equivalente al modo de los zombies de Treyarch, que en esta ocasión la ha llevado a cabo Neversoft y el cambio más importante es que en lugar de zombis hay aliens. Este modo de juego es una maravilla y jugándolo en cooperativo hasta 4 personas es una delicia. La compenetración es vital para ir superando todas las hordas. La base de este modo, denominado Extinción, es la de taladrar diferentes lugares con el cometido de “cerrar” todas las aperturas por donde salen los aliens. Para conseguirlo, lo mejor es que cada jugador se especialice en un campo, ya que si todos son del perfil “Asalto” es improbable superar con éxito todas las hordas.

En Xbox One, la experiencia online mejora mucho, se nota que tiene servidores dedicados para la causa. En todas las partidas que he disputado nunca me ha dado la sensación de que hayan “bajas falsas”, todas se ven dignamente y son irrefutables. Por supuesto, encontrar partidas también se consigue en cero coma, prácticamente es darle a buscar y en nada ya estamos metidos de lleno en el “fregao”. En el caso de que vengamos de Xbox 360, todos nuestros progresos siguen estando presentes y por lo tanto, desbloqueados, en la versión de nueva generación. Así que no tengáis miedo en dar el salto pues todo queda muy bien registrado, siempre y cuando uséis el mismo perfil, como es lógico.

El santo y seña de esta saga siguen siendo las rachas, que serán más difíciles de sacar ya que están más equilibradas y además es más fácil morir, ya que ahora con pocas ráfagas ya estamos abatidos. Por contra, también es más fácil matar, pero si se va a lo Rambo sin más jugadores que respalden se antoja muy difícil abatir a muchos de forma continua. Las armas también están más compensadas, cosa que ya tocaba pues eso de que hayan siempre las mismas armas “chetadas” no gusta muco, se le coge tirria. Otra novedad es la de personalizar y crear a los soldados, que esta vez podremos elegir entre hombre y mujer, ya iba tocando combatir con ambos sexos, es lo suyo.

En resumidas cuentas, Call of Duty: Ghosts, entre la campaña y los modos de multijugador online y local ofrece un panorama que cualquier jugón va a disfrutar a poco que le vayan los juegos de tiros. Es cierto que no se han arriesgado mucho, la base de la saga es la que es y salir de ella quizá chocaría entre su propia audiencia. Aunque no arriesguen con la fórmula, si crean nuevos modos de juego como el Blitz en plan “paquete bomba”, es de agradecer que la oferta de modos sea bien numerosa, así el jugador tiene a su mano lo que quiera para cuando guste.

Un aspecto más que fundamental de todo multijugador son los mapas, en este sentido tenemos que decir que nos han sorprendido para bien. Son más grandes de lo habitual (siempre refiriéndome a la saga Call of Duty) y hay muchas rutas con exteriores e interiores, lo que puede implicar que en ocasiones cueste un tanto encontrar a los enemigos, pero en cuanto la gente ya se va asentando en los nuevos mapas la cosa ya cambia y mucho (también para bien). En Xbox One al haberse incrementado el número de jugadores, es más fácil encontrar más rápido a los enemigos.

La mecánica de CoD: Ghosts en lo que al control se refiere es la misma de siempre. Se controla todo igual excepto cuando estamos en el espacio o bajo el agua, donde hay más acciones como ascender y descender. Básicamente el control es marca de la casa, muy intuitivo, cualquiera se puede adaptar a él en muy pocos segundos. Los tiroteos por lo general son muy frenéticos, apenas hay tiempo para respirar, aunque como ya se ha indicado, hay situaciones muy diferentes en las que incluso tenemos que pensar un plan de ataque que sea más satisfactorio para no sufrir mucho. La IA que controla la CPU es muy similar a la de las entregas pasadas.

Técnicamente, Call of Duty: Ghosts es un juego que no luce como debería. Parece mentira que con el presupuesto que tiene detrás, los estudios que lo desarrollan sigan sin elaborar un motor gráfico a la altura del año en el que estamos. Quizá sea porque esta entrega la ven como el “cierre” de la actual generación y las miras ya estén puestas para que en 2014 nos sorprendan con una espectacular entrega ya 100% desarrollada por y para la Nueva Generación, pero que vamos, en este apartado no queda otra que realizar el correspondiente tirón de orejas. No obstante, aunque gráficamente no destaque, el motor gráfico es sólido como una roca, no hay caídas de frames en ningún lance del juego.

En la versión de Xbox One no hay una mejora portentosa. La iluminación de los escenarios tiene un mejor trato, las texturas están mejor definidas y los modelados tanto de personajes como los rostros también están más definidos. Sin duda, en este aspecto no da la sensación de que estemos ante un juego de nueva generación.

El sonido si está mejor trabajado pues han tenido que desarrollar nuevos sonidos FX para cuando disparamos bajo el mar, en el espacio… y lo mismo con las explosiones; además, en One gracias a la tecnología que tiene para el sonido, todavía luce más en esta faceta. Como es lógico tienen que estar muy diferenciados, así que los tres estudios se han puesto como es debido manos a la obra para transmitirnos la sensación de que estamos inmersos en esas zonas de conflictos de guerra. El doblaje en español cuenta con buenas voces, muy marca de la casa de Activision, no desentonan con los papeles que interpretan.

En definitiva, Call of Duty: Ghosts es una entrega que da muchísimas horas de puro entretenimiento. Quien conozca la saga disfrutará como es habitual con los nuevos mapas y las nuevas situaciones. Los más novatos podrán comprobar de primera mano que estamos ante un gran shooter, en el que es imposible bostezar. Es muy completo en todas sus facetas de juego, su oferta es muy, muy amplia. No obstante, sigue teniendo el lastre de que gráficamente deja mucho que desear pero si sois de los que no os importa que un juego tenga buenos o malos gráficos, disfrutaréis muchísimo de esta nueva entrega. Eso sí, no esperéis ninguna revolución pues sigue siendo un CoD tanto para lo bueno como para lo malo. Terminando la valoración, hay que tener en cuenta que el mayor atractivo de esta franquicia es el online, y en esta faceta nos encontramos con unos mapas de mucho nivel, con un sistema de rachas (en la primera partida todos queremos sacar la racha del perro) y habilidades más equilibrado, al igual que las armas, que están más que compensadas. Destacamos sobretodo el gran funcionamiento del online en Xbox One, es una delicia meterse de lleno en las partidas sin ningún atisbo de lag, el fenómeno de las “muertes falsas” ha desaparecido completamente en esta edición. Así que, ¡a por la Federación!

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments