Battlefield 4

8 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Gráficos: 8/10
Diversión: 9/10

Impecable puesta en escena | Glorioso multijugador online

Floja Campaña | Problemas técnicos de consideración que deben subsanarse

Pincha aquí para ver la ficha

Título: Battlefield 4

Desarrolladora(s): DICE

Editor(es): Electronic Arts

Plataforma(s): Xbox One & PlayStation 4

Género(s): FPS

Lanzamiento: 22 de Noviembre de 2013

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Battlefield 4 ya se ha asentado en la nueva generación de videoconsolas domésticas. PlayStation 4 y Xbox One ya tienen en su poder una versión de este videojuego que se asemeja bastante a la experiencia jugable que ofrece la que sin duda sigue siendo la mejor versión, la de PC.

No obstante, aquí somos mucho más de videoconsolas domésticas, por lo que vamos a hacer la crítica de Battlefield 4 para Xbox One, que es la muestra que hemos degustado bastantes horas. ¿Qué sensaciones nos ha dejado? Un tanto agridulce por lo que vamos a proceder a comentar.

DICE ha conseguido desarrollar este título en cinco plataformas distintas, con todo lo que conlleva. Esto no es algo que esté al alcance de muchas desarrolladoras, siendo muy difícil mantener un nivel muy alto en todas las versiones, y en lo visual hay que reconocer el gran hacer de este estudio, que ha rallado a gran altura en cada una de las plataformas.

Vayamos al meollo, Battlefield 4 se divide en dos partes: campaña y multijugador. En la primera parte, nos encontramos con una historia que no tiene mucho punch, si bien la mecánica de la campaña es divertida e incita a seguir avanzando para ir cumpliendo todos los objetivos que nos indican. Básicamente, estamos inmersos en un conflicto bélico donde nuestro escuadrón tiene que lidiar con muchos problemas. Tiene momentos espectaculares e intensos, pero por desgracia ni siquiera en Difícil supone mucho esfuerzo completarlos. Además, dura muy pocas horas, dejando con ganas de más.

La mecánica de juego de la campaña se fundamenta en ir avanzando y aniquilar a todos los enemigos. Los entornos son destruibles, por lo que las coberturas pueden ceder con el tiempo, así que hay que estar en constante movimiento. No es muy pasillero, bueno, en parte sí, me explico: para avanzar hay que ir digamos de A a B, pero para llegar a B en varias ocasiones hay zonas amplias que vienen muy bien para movernos con soltura para poder atacar a los enemigos por varios flancos. A fin de cuentas, un campo de batalla suele tener varios frentes y eso en la campaña, aunque esté muy guiada, tiene sus momentos que lo plasma bien. Luego, si andamos muy perdidos y no damos con los contrincantes, está la opción de usar una especie de prismático con el que marcamos a cuantos queramos fulminar y una vez marcados, podemos dar la orden al resto de nuestro pelotón de que ataquen a esos en concreto, lo que viene genial ya que sirve como fuego de cobertura que podemos aprovechar para rodearles.

La campaña es una puesta a punto, viene muy bien para descargar adrenalina sin muchas complicaciones para luego afrontar la parte más fuerte de Battlefield 4, que es el multijugador online. DICE tiene muy claro que esta saga tiene mucha relevancia en esta faceta, quizá por eso el modo historia no tenga tanto gancho, si bien es de agradecer que hagan el juego para todo tipo de jugador, y hay muchos que sólo quieren jugar campañas offline, sin compañía.

Ya adentrándonos en el multijugador y teniendo en cuenta la versión que estamos analizando, Xbox One, en la Nueva Generación de videoconsolas domésticas ya no está capado el mundo online, por fin podemos jugar hasta 64 jugadores en partidas online, cosa que en Battlefield 3 sólo se podía en PC y en la cuarta parte igual hasta que salieron al mercado Xbox One y PlayStation 4. Eso sí, sólo hay un modo de juego que soporte 64 jugadores, que por supuesto es el más famoso de la franquicia: el modo Conquista. En este modo tenemos que conquistar varios puntos del mapa, a la par que defenderlos. Hay puntos que son dinámicos ya que los mapas en un momento dado cambia debido a una espectacular acción «precalculada«, por lo que durante la misma partida podremos acceder a alguna zona que antes no existía. Esta novedad deja claro que en Battlefield 4 se premia mucho estar en constante movimiento.  Las batallas en este modo son descomunales, y es vital que la patrulla (ahora son de cinco combatientes) vaya al unísono y no cada uno a su bola, pues será imposible desenvolverse adecuadamente por el terreno. Para ello, es fundamental que cada miembro de la patrulla sea de una clase, uno de asalto médico para curar a los compañeros, otro de soporte para apoyar con más munición, otro ingeniero para arreglar vehículos… vamos, es primordial que haya un poco de todo, todo sea para ir más solventes, pues los mapas son enormes y si por ejemplo en tu patrulla no hay quien facilite munición, tendrás que irte hasta vete a saber dónde para conseguirla, ya que la munición por lo general se agota en muy tiempo. También está la labor de equipo, un componente de asalto & médico no debería de ir a lo kamikaze, estar más pendiente de los caídos para “resucitarles” o darles medicina si la necesitan. Hay que mirar por el buen estar de la patrulla y si se trabaja bien en equipo (es primordial marcar a los enemigos para que nuestro equipo los localice), el modo Conquistay cualquier otro modo multijugador– se disfruta lo que no está escrito.

Hay más modos de juego multijugador, como el clásico Duelo por Equipos, que a su vez tiene el sub-modo duelo por patrullas; también está Asalto, Dominación… me voy a los dos nuevos que hay uno en cuestión que me ha encantado, se denomina Obliteration y la verdad es que engancha mucho este modo. Consiste en detonar varios objetivos con una bomba que aparecerá de forma aleatoria por el mapa. Luego está Defuse, cuyo aliciente es que hay que andarse con mucho cuidado, pues una vez caído no se reaparece.

En su componente multijugador online, Battlefield 4 da para muchísimas horas, infinitas. Los mapas ayudan mucho por lo enormes que son. Están estructurados de una forma muy eficaz y combina muy bien todo tipo de elementos en pantalla. Bien podemos batallar a ras de suelo, sobre el terreno, en el mar, por el aire, arriba de un edificio… hay muchísimas posibilidades, explorar todas las variantes es lo mejor para ir conociendo cada vez más cada recoveco. Los vehículos tienen también mucho protagonismo, eso sí, es de vital importancia que el que conduzca sepa manejarse pues si no es tontería, lo mejor es dejar conducir al que sepa y los demás a las torretas o lo que sea con tal de ayudar.

La experiencia jugable es muy alta, también ayuda mucho el grandioso aspecto visual de nueva generación, muy por encima a lo que estábamos habituados en PlayStation 3 y Xbox 360. El salto visual en este título es brutal, tanto por lo que se ve como por lo que se oye. La ambientación no sorprende, cumple con su cometido de someternos en un campo de batalla extenso. Las texturas son de un nivel altísimo, ni que decir tiene que cuando llueve mejora más la apariencia, bien sea viendo los charcos o bien presenciando cómo reacciona todo en consecuencia. Hay muchos elementos en pantalla y todos están recreados de forma majestuosa. La destrucción está muy bien elaborada, con prácticamente cualquier arma, como las metralletas, podemos destruir muchas coberturas y bueno, es una gozada equiparse la bazooka y destruir edificios, muros que nos “entorpecen” el paso, etc. Respecto a los frames por segundo no siempre se mantienen sólidos, pero para nada afecta a la jugabilidad ya que por mucho que oscilen los frames, siempre rallan a un nivel impecable. Los modelados de los escenarios, personajes, armas, rostros… destacan de sobremanera. Sin duda, en lo visual, estamos ante un título que nos demuestra claramente que hemos dado el salto generacional.

No obstante, no es oro todo lo que reluce. Las versiones de Xbox One y PlayStation 4 están teniendo problemas técnicos. A muchos usuarios se les reinicia la campaña, les saca a la interfaz de la consola jugando al multijugador y más cosas que todavía no han sido solucionadas y que esperamos que pronto se subsane con el pertinente parche. Nosotros mismos hemos experimentado lo de que se reinicie la campaña (no pasa siempre) y tengamos que empezarla de cero y desde luego es algo que si pasara de continuo podría minar mucho la moral.

En el apartado sonoro, como en todos los títulos de Electronic Arts, Battlefield 4 cuenta con un gran doblaje en español, que nos pone muy mucho en situación. Las voces escogidas en su mayoría casan muy bien con los papeles que representan,  si le sumamos los espectaculares sonidos de los disparos, explosiones, demoliciones… estamos ante una faceta muy completa e inmersiva. Por otra parte, la banda sonora, pese a que han licenciado alguna canción comercial muy conocida como Total Eclipse of the Heart (suena nada más comenzar la historia), pasa muy desapercibida. Este apartado lo han focalizado más en los sonidos que transcurren en la guerra.

Battlefield 4, en resumidas cuentas, representa fantásticamente la sensación de trasladarnos a campos de batalla, que en ocasiones se tornan caóticos por disputar partidas con 64 jugadores. Es un gran videojuego bélico, con mucha acción, sin apenas tiempo para respirar. Compensa mucho el saber jugar con la patrulla, la compenetración es una parte que me maravilla para este tipo de juego, disfrutándose mucho más en colectivo que yendo en plan individual. Es un lastre los problemas técnicos que tiene, pero ojalá que DICE y EA no tarden en solucionarlos para que los jugadores sigan combatiendo sin temer que les “tiren” a la interfaz de la videoconsola. Sin este problema, cabe destacar la gran labor de DICE en lo visual, donde nos demuestra que por muchos juegos que salgan en las dos generaciones, si se ponen ganas, salen versiones bien servidas para cada una de las plataformas.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments