Warhammer: Vermintide 2

8,5 Nota General
Gráficos: 8/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 8/10

Mejoras en apartados tan importantes como el jugable | Horas de diversión, mejora de personajes y desbloqueables

Los subtítulos son demasiado pequeños

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Warhammer: Vermintide 2

Desarrolladora(s): Fatshark

Editor(es): Fatshark

Plataforma(s): Xbox One y PC

Género(s): Acción

Lanzamiento: 11 de julio de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Una de las sorpresas más agradables de 2015 fue sin duda alguna Warhammer: Vermintide, un título que mezclaba la acción cooperativa de títulos como Left 4 Dead y el universo de Warhammer, resultando un videojuego que ofrecía diversión por los cuatro costados. Después de unos meses de su lanzamiento en PC, llega a Xbox One siendo así mismo un lanzamiento destacado de Xbox Game Pass, ofreciendo desde un precio ridículo poder jugarlo cuanto quieras.

Vermintinde 2 ofrece lo que es una secuela, mejoras y aun mejor, un videojuego más redondo que su primera parte.

Historia y Jugabilidad

La historia de este Vermintide 2 es bastante simple. Nuestros cinco increíbles y divertidos protagonistas están encerrados en las mazmorras de los Skaven, esas inmundas y en ocasiones pesadas ratas que en la primera parte nos dieron más de un dolor de cabeza. Saliendo de esta prisión a marchas forzadas, nos damos cuenta de que el mundo que salvamos en Warhammer: End Times – Vermintide se ha ido al traste; no solo los Skaven están haciendo el mundo aún más difícil, se les ha unido una nueva facción llamada el ejército del Caos. Atravesando un portal llegamos sanos y salvos a una fortaleza, eserá nuestro principal punto de reunión.

Donde en la primera parte teníamos una pequeña taberna la cual apenas había sitio para moverse y estaba todo encorsetado, en Vermintide 2 es una zona increíblemente grande, bien diseñada con secciones como una para entrenar nuestras habilidades o una forja para crear armas.

Una vez completado el prólogo/tutorial nos metemos en el ajo. Este videojuego está dividido en actos, los cuales están en unos niveles generales. Tenemos del acto I al IV donde en el último nos enfrentaremos al jefe, mientras vamos sorteando mapeados de todo tipo lleno de criaturas sacadas del inframundo. Esto lo hace realmente variado y divertido, nos encontraremos desde zonas más urbanas y despobladas, a bosques, montañas, etc. Todo ello le añade una variedad jugable bastante interesante porque si queremos hacer la historia desde el comienzo hasta el final, nos vamos a encontrar un hilo conductor en lo que a variedad se refiere. Pero si elegimos directamente una partida rápida, la cual los introducirá en cualquier acto aleatoriamente que esté seleccionado por un jugador, nos llevaremos la sorpresa que esa variedad sigue intacta.

Es más, el videojuego al final acaba premiando más jugar partidas rápidas que encuentre gente  aleatoria que seguir con un mismo equipo. Como hemos dicho la variedad de entornos es muy agradable, pudiendo encontrar mapas realmente grandes con muchas posibilidades, caminos y zonas donde buscar secretos. Aunque como sucesor espiritual de Left 4 Dead y secuela del primer título, tiene un camino que si sigues recto acabas llegando al final. Volvemos a tener a los cinco mismos personajes de la primera parte pero esta vez se llegan a extender hasta 15, cada personaje cuenta con diferentes profesiones. Cada profesión cuenta con su propio árbol de habilidades, donde cada 5 niveles desbloquearemos un punto de talento para mejorar dicha profesión. En lo que a personalización de profesiones ha ganado muchos puntos y es muchísimo más divertido dedicarle horas, subir de niveles e intentar desbloquear las profesiones de los personajes.

En mi caso me dediqué a subir de nivel la Hechicera y la propia cazadora, llegados a nivel 7 desbloquearemos una nueva profesión. Subidos otros tantos niveles obtendremos otra profesión, esto hace que tanto visualmente como en habilidades, cambien muchísimo de uno a otro.

La jugabilidad se ha refinado encontrando un título mucho más ágil, no es nada pesado, las armas responden como deberían. Y en momentos donde los enemigos se amontonan, estos tienen físicas y destrucción de cuerpos, con lo cual a espadazo limpio podemos cercenar cabezas, piernas o brazos. Las armas a distancia también son muchísimo más agradecidas, pudiendo utilizar desde armas de fuego, arcos, ballestas o magias.

Una vez completemos un acto nos recompensarán con una caja de botín; dependiendo de como lo hayamos completado, el botín obtenido será mejor o no tan bueno. Explicamos, si conseguimos ciertos objetos durante el desarrollo del acto, como por ejemplo haber llegado a la partida con la búsqueda rápida, subirá una barra. Esta caja irá mejorando, además si subimos de nivel obtendremos una de mejor calidad. Para no quedarse ahí, el videojuego tiene sus propios logros que se llaman, desafíos. Están también ligados a los logros del videojuego, así que si obtenemos uno sabremos que hemos desbloqueado un desafío, esto nos recompensará con una caja de botín.

Hasta donde yo sé, estas cajas únicamente se consiguen completando los niveles. Además si queremos más experiencia y mejor botín, debemos aumentar la dificultad.

En definitiva, el juego ha mejorado una barbaridad desde su primera parte, ofreciendo algo muchísimo más accesible, pero que no deja de ser un reto para aquellos que quieren una dificultad adecuada en cooperativo. Durante el transcurso de los niveles, llegaremos a oír una alerta sonora, la cual nos avisa que se acerca una horda de enemigos ya sean esas ratas pesadas o los nuevos enemigos. Se amontonan, te golpean y por si no fuera poco están los enemigos únicos como son los que llevan ametralladoras, unos magos que invocan tornados, otros que lanzan granadas venenosas o los típicos que te asaltan y quieren llevarte para atraparte. Por no hablar de los minijefes que suelen salir aleatoriamente en cualquier zona del mapa, suponiendo un reto para los jugadores, es vital trabajar en equipo para derrotarlos.

Gráficos y Sonido

Al igual que apartados anteriores, se ha mejorado mucho en lo que a gráficos se refiere, pero aún quedan cosas por pulir al menos en una Xbox One S, queda todo un poco deslucido. El plano artístico es impresionante, esta vez Fatshark ha trabajado muchísimo los mapas. El videojuego tiene unas caídas de frames en ocasiones un poco salvajes, cuando todo está lleno de efectos y enemigos la tasa de fotogramas se resiente; también la resolución se nota que es baja, texturas que en ocasiones tardan en cargar y otras menos trabajadas. Pero a la vez han decidido trabajar con mapas más amplios, número y cantidad de enemigos más ajustados. En la primera parte era muy bruto lo que nos encontrábamos, aquí es todo mucho más adecuado.

Por otra parte, en Xbox One X el videojuego se porta como un campeón, ofreciendo estampas increíbles y un videojuego mucho más adecuado para dicha máquina. Hay que recalcar que Vermintide 2 está “Mejorado para Xbox One X”, con todo lo que conlleva eso: resolución 4K, gran nivel de texturas, tasa de frames sólida como una roca, no se percibe que hayan cargas raras de texturas, etc.

Lo que es el juego es lo mismo tanto para One X como para One / S. Ahora bien, técnica y gráficamente el salto que hay en la versión de Xbox One X, es muy pero que muy notorio.

En sonido, el videojuego nos ha llegado con textos en castellano y voces en inglés. Las piezas musicales acompañan a la acción.

Conclusiones finales:

Warhammer: Vermintide 2 es el videojuego perfecto para jugar en compañía (cooperativo para hasta cuatro jugadores). Aquí se ha mejorado todo lo visto en la primera parte, estamos ante un videojuego más redondo, completo y complejo. Se puede subir de niveles a las diferentes profesiones, desbloqueando nuevas… Ofrece muchas horas de diversión. En definitiva, una gran propuesta que merece mucho la pena.

 

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments