Torment: Tides of Numenera

8,5 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Gráficos: 7/10
Argumento: 9/10

El regreso del género gracias al crowdfunding | Su argumento sólido en muchas ocasiones con una forma de contarlo única a día de hoy | Su ambientación, diseño y todo lo relacionado con el aspecto gráfico

El sistema de combate se vuelve simple en ocasiones | El movimiento del personaje en las versiones de consola

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Torment: Tides of Numenera

Desarrolladora(s): inXile Entertainment

Editor(es): Techland Publishing

Plataforma(s): Xbox One, PS4 y PC

Género(s): RPG

Lanzamiento: 28 de Febrero de 2017

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Han pasado ya cuatro años desde que InXile Entertainment se enfrascara en el que es a día de hoy uno de los crowdfunding más exitosos para un RPG. Despues de conseguir unos cuatro millones de dólares, se enfrascaron en el desarrollo de Torment: Tides of Numenera, el cual es un sucesor espiritual de Planescape Torment, un título que llegó a PC en 1999 consiguiendo grandes alabanzas.

Pues bien, desde hace pocos días lo tenemos en nuestras manos y después de darle un tiento al videojuego, nos hemos puesto manos a la obra con este análisis donde veréis lo importante de este Torment: Tides of Numenera.

Argumento

Sin duda alguna, uno de los aspectos más importante de este título es su argumento, quizás también el que sorprenda a los que no saben nada de él y quizás el que más le encante a los que jugaron a aquel título de hace 16 años, como sucesor espiritual que es.

En Torment: Tides of Numenera, nos ponemos en la piel de un Desecho o mejor dicho –el último Desecho-, ¿qué es esto? Este ser es el resultado de años de investigación de un hombre que para no morir, empezó a transmitir su consciencia a otros cuerpos creados por él mismo. Llegó un momento que a este hombre se le llamó el Dios Cambiante. Con el paso del tiempo, el Dios Cambiante se dio cuenta que sus desechos, cobraban conciencia propia y además se creó un ser o criatura extraña llamada, Agonía, la cual su única meta es acabar con los desechos y el Dios Cambiante.

Nos encontramos con el último desecho que dejó caer el Dios Cambiante desde el cielo, el cual aparece en una cámara sobre la ciudad del Peñon de Sagus. Nuestro objetivo como jugadores debe de ser encontrar la salida y en base a movimientos por el escenario, con textos descriptivos en cada zona que investiguemos, nuestro personaje empezará a encontrar reflejos de sus recuerdos.

Esta es la premisa del videojuego, donde quizás empecemos a encontrar lo que nos guste del videojuego o no, es en estos primeros minutos, porque verdaderamente es lo que nos encontraremos en toda la aventura. El título nos ofrece un contenido que no estamos acostumbrados actualmente a jugar, y es la forma tan descriptiva que nos cuenta los acontecimientos.

Mientras otros videojuegos nos muestran animaciones, voces o actuaciones, Torment nos lleva un poco más atrás en el tiempo, es como si jugásemos enteramente a un título de rol de hace 12 o 15 años en PC. Nos encontramos con textos largos, explicándonos como si de un libro se tratase cada movimiento del personaje, cada acción, todo aderezado de elecciones.

No es del todo malo, pero que sepa el jugador que no ha tenido ningún contacto con este tipo de juegos de rol, acostumbrado a cosas más actuales, que se encontrará con una masa titánica de texto, donde tendrá que poner más imaginación que concentrarse en ver unas cinemáticas.

En lo que a toma de decisiones se refiere y las misiones secundarias, cabe destacar que no llegan a ser demasiado importantes hasta quizás el último tercio del videojuego, una pena la verdad. Las misiones secundarias por otra parte, si nos encontramos ante una gran oportunidad donde han sabido aprovechar lo que verdaderamente aporta un título de rol, para ofrecer diversidad y diversión en ese aspecto. Nos ha gustado la interacción del jugador, cómo tiene que empezar una misión y buscárselas por sí mismo, sin ningún tipo de ayuda visual. Lo que eran los juegos de rol de hace tantos años.

Jugabilidad

A los combates de este producto de rol se les denomina Crisis. El jugador tomará contacto con ellos a los primeros minutos del videojuego, donde deberá de asimilar muchos términos para hacerse con los combates.  Pero no todo es combatir, también se pueden terminar los combates desde otras perspectivas como por ejemplo, utilizando el escenario en nuestro favor o simplemente dialogando.

Las Crisis en Torment: Tides of Numenera, no es quizás lo más satisfactorio del videojuego. Son un sistema de combate por turnos, que es interesante, pero que no llega a cuajar demasiado en el jugador, principalmente porque este debe de adentrarse en términos que no suelen ser muy habituales como utilizar la fuerza, el intelecto o la velocidad para determinadas acciones; para darle más probabilidad para que el golpe se efectúe podemos darle esfuerzo, este se utiliza para muchas otras cosas en el videojuego, como por ejemplo abrir un cofre cerrado, darle una patada a una máquina o engañar a un enemigo. Aun así, esto hace que se conviertan más en un trámite que en una faceta del propio videojuego. En cierta manera nos ha gustado como lo trata, es un sistema de combate por turnos donde cada personaje cuenta con una diversidad importante de habilidades, que hacen que todo sea más variado, que en cada uno dependa de cómo se encuentre el personaje para afrontarlo. Un ejemplo claro es el primer enfrentamiento real -que no el tutorial-  del videojuego, que si somos astutos, leemos detenidamente y utilizamos características del juego, podemos saltarlo perfectamente, pero si nos adentramos puede que nos lleve a la derrota.

En definitiva, el sistema de combate se basa en tener un % alto para hacerle daño al enemigo y que se le dé un daño importante al enemigo para que caiga derrotado.  Por otra parte, además del sistema de combate en la jugabilidad no tiene nada más lejos de eso, pues ya hablamos anteriormente de lo cuidadas que están las misiones secundarias. Pero poco más se puede ofrecer en este apartado.

Gráficos y Sonido

En este apartado también cuenta con cualidades importantes, tenemos fondos prerenderizados con animaciones, realmente trabajadas, que hacen que sea todo muchísimo más visual de lo que parece. Las animaciones entre interacciones, los objetos volando y el diseño hacen que todo sea muchísimo más bello.

Nada más coger el mando y ponernos a mover al último desecho nos dará la sensación de jugar a un juego de rol de hace muchos años. Su perspectiva isométrica, mover al personaje por esos mapas llenos de gente, de vida, es muy llamativo, hace que debamos plantearnos si títulos de rol tanto occidentales como japoneses, podrían tener la oportunidad de llegar con este tipo de escenarios creados con tanto mimo. Por otra parte, quizás en consolas el control del personaje con el mando es un poco tosco, se mueve lento y torpe, algo que no ha terminado de gustarnos al 100%, pero que funciona muy bien en los combates, el hud y su funcionamiento, muy bien implementado.

Si hablamos del plano sonoro, de la BSO se ha encargado Mark Morgan que trabajó en Fallout 1 y 2, Planescape Torment, y Wasteland 2. Tiene melodías que acompañan muy bien en todo momento y se hace muy llevadera.

El videojuego cuenta con textos en español -muy de agradecer- y voces en inglés, bueno, voces o alguna voz pues apenas podemos escuchar alguna línea de diálogo en toda la trama que se va desvelando. Si se nos unen alrededor de seis compañeros en la aventura, alguno dirá algo en algún momento pero en muy contadas ocasiones.

Conclusiones finales

Torment: Tides Of Numenera es un notable videojuego de rol, pero que sigue arrastrándole lo que fue Plasnescape Torment en su pasado. Este último sigue siendo mejor en algunos apartados como en la resolución del argumento o su sistema de combate. Por lo demás, actualmente el género no está muy prodigado ya que este estilo es único, la competencia se declina más por la acción directa. También el precio ayuda, si eres de los que disfrutaban de FallOut 1 o 2, Baldur’s Gate o Planescape Torment, adelante es una experiencia muy notable.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments