A.O.T: Wings of Freedom

8 Nota General
Jugabilidad: 8/10
Diversión: 8/10
Gráficos: 6/10

Fiel al trabajo original | Su jugabilidad adictiva e impresionante | Gran duración y rejugabilidad

Nos ha llegado con textos en ingles | Algunos problemas con las físicas y los enfrentamientos con los titanes

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: A.O.T: Wings of Freedom

Desarrolladora(s): Omega Force

Editor(es): Koei Tecmo

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4, PC, PS3 y PS Vita

Género(s): Acción

Lanzamiento: 26 de Agosto de 2016

Idioma: Textos: Inglés, Voces: Japonés e Inglés

Si hablamos abiertamente de Omega Force hablamos de una de las desarrolladoras más prolíferas del mundillo. No únicamente por la calidad de sus títulos, más bien por el ritmo de desarrollos. Se han desvelado como grandes trabajadores de la industria, después de una generación donde titubearon un poco con Dynasty Warriors Gundam o los títulos del anime Puño estrella del norte.

La desarrolladora abordaba esta generación con todo por delante, empezaron con Warriors Orochi Ultimate 3 y Hyrule Warriors para Wii U. El segundo fue toda una sorpresa pero no pararon, con Bandai Namco se pusieron manos a la obra para desarrollar títulos como One Piece: Pirate Warriors, que van por la tercera entrega o Dragon Quest Heroes para Square Enix.

Dentro de todo este bullicioso trabajo, las licencias de animes siguen llegando a sus manos para que se desarrollen títulos basados en un estilo de videojuego llamado musou o un “Yo contra todo el barrio”. Ataque  a los Titanes o Berserk son sus nuevas obras en desarrollo. El primero no es un musou estrictamente, el segundo sí.

Ahora toca hablar de A.O.T: Wings Of Freedom.

Historia y Jugabilidad

A.O.T: Wings of Freedom o Attack On Titan (Ataque a los Titanes) como se ha llamado en USA, está basado en el anime y/o manga de Hajime Isiyama. La licencia ha sido todo un boom en el mundo, tanto por su emocionante manga como por su serie de animación o anime. Una vez puestos los pies en polvorosa, hablemos de ¿cuánto abarca el videojuego con respecto a lo visto en ambos formatos?

Si hablamos estrictamente de la historia del videojuego, se queda en el final de la primera temporada del anime. Si hablamos en general del videojuego, añade cosas como un enemigo  totalmente nuevo y enfrentamientos contra otros que no se realizan en la serie de animación.

La historia nos lleva a un mundo de fantasía en donde la humanidad está siendo reducida por unos titanes. Se encuentra afincada entre muros, estos muros rodean bastos campos y ciudades. ¿Para qué son estas murallas? Pues para defenderse de un enemigo totalmente voraz, los titanes, no se sabe por dónde han aparecido ni cual es su misión, su misión consiste en comer y devorar personas.

Aquí entra en acción el protagonista y sus dos mejores amigos. Eren, un chico que es decidido y que su meta en alistarse en la guardia de exploradores, los cuales se encargan de vigilar el estado del mundo tras las murallas. Mikasa y Armin, ambos son como hermanos para Eren; es más, Mikasa vive junto a Eren aunque no sean hermanos de sangre. Un día plácido mientras Eren, Armin y Mikasa vuelven hacia casa, un gran titán colosal capaz de asomarse por las murallas de más de 50 metros, aparece y destroza la muralla causando un agujero, con lo cual aparecen cientos de titanes y arrasan la ciudad donde vive Eren.  Después de un trágico accidente que no vamos a nombrar, el protagonista se alista para hacer frente a los titanes y eliminarlos a todos.

En el modo historia o ataque -llamado así en el videojuego- debemos de progresar en la historia que ya conocerán los que hayan visto el anime. Está muy bien plasmada, no existen diferencias, Omega Force ha trabajado en trasladarla al videojuego de una forma bastante trabajada.

Nos encontraremos capítulos como la primera vez que Eren debe hacer frente a los titanes, donde sale por segunda vez el titán colosal. Debemos  de hacer ciertas cosas que pasan en el anime, como por ejemplo hacer frente al titán colosal con los cañones del muro o detener a los primeros titanes.

Este modo de juego nos llevará por capítulos. En muchos deberemos de hacer uso de otros personajes como Levi, Mikasa, Armin o el citado anteriormente Eren. En lo que a jugabilidad se refiere nos adentraremos y profundizaremos más en próximos párrafos. Estos capítulos al igual que en la serie están basados en los personajes, con lo cual veremos escenas y momentos centrados en ellos.

Además contaremos con zonas de descanso, donde podremos comprar objetos o mejorar nuestro armamento. En general, la historia nos ha parecido que está adaptada muy notablemente respecto a lo visto en la serie.

Esto es uno de los pilares fundamentales de A.O.T: Wings of Freedom. El título debe de ser exacto al anime pues se desarrolla de una forma que no lo hacen muchos videojuegos. Mientras existen shonens donde con un sistema de combate lo hacen de una forma correcta o no, Ataque a los titanes debe ejecutar un sistema de acción mucho más complejo. Explicamos, en la serie los personajes se enfrentan a los titanes con un sistema de propulsión y ganchos, lo utilizan tanto para desplazarse por el entorno rápidamente como para derrotar al enemigo.

¿Han conseguido plasmarlo fielmente? Lo han llevado a cabo de una manera brillante, estamos ante el mejor videojuego basado en la franquicia. El sistema se puede explicar de una manera sencilla, si apretamos el botón X en Xbox One o Cuadrado en PS4, el personaje lanzará los ganchos y se impulsará. Si queremos trasladarlos con volver a pulsarlo, este realizará dicha acción, un videojuego donde hay un estilo más o menos parecido es el Spiderman 2.

Si queremos ir más rápido, apretamos A para así utilizar el gas de las bombonas del sistema para impulsarse, eso hace que con los ganchos consiga unos movimientos fluidos y rápidos.  Ahora hablamos de los enfrentamientos con los titanes. Cuando estemos cerca de ellos, el videojuego nos marcará con una flecha amarilla que existe un titán cerca, en ese momento si apretamos RB/R1 el personaje entrará en modo batalla con el enemigo. En este momento, si queremos hacerle algún tipo de daño al igual que desplazarnos, apretamos X/Cuadrado y el personaje se enganchará al enemigo en un salto. Con el stick derecho podremos escoger la parte del cuerpo que atacar, si queremos hacerlo simplemente apretamos el botón Y/Triángulo y el personaje se lanzará a cortar la zona designada, ¿fácil, verdad?. El punto débil de los titanes se encuentra en la nuca, cortando esa zona le realizaremos un impacto crítico y morirá. Existen titanes que tienen protegida dicha zona, para despejarla debemos de cortar los brazos o hacer un daño excesivo a otras partes como las piernas.

En términos generales, dichos apartados están muy cuidados, nos encontramos con un título fiel a su temática y que no deja atrás nada. En ocasiones los enfrentamientos pueden ser difíciles, pues los titanes son muy escurridizos, se mueven, saltan… asi que debemos de buscar zonas para hacerle el daño adecuado.

Otras facetas que podemos encontrar es que tiene un sistema de mejora de personaje y armas. El videojuego cuenta con más de media docena de personajes, los cuales tienen sus propias habilidades y estadísticas de combate. Esto lo hace realmente novedoso, pues Armin no es tan eficaz como Sasha o Levi por ejemplo, es el personaje más tocho del videojuego.

El sistema de desplazamiento y las armas pueden cambiarse, según avancemos conseguiremos materiales, esto es fundamental para poder crear armas o directamente si queremos, modificar las que tenemos para hacerlas mucho más poderosas.

Respecto a la rejugabilidad tiene bastantes opciones. Tenemos misiones secundarias durante las principales, tenemos pedidos en forma de misiones personales de personajes, las cuales se realizan en las zonas de descanso. Además de contar con una gran cantidad de misiones paralelas que podremos hacer. Estas las podremos empezar a realizar desde más o menos la mitad del modo historia.

En general el título puede irse a más de las 15 horas de duración, variado, con misiones de rescate, escolta o directamente matar a todos los titanes que encontremos.

Graficos y Sonido

A.O.T. Wings of Freedom no cuenta con un motor gráfico espectacular, pero gracias a su apartado artístico queda resultón. Los personajes están fielmente caracterizados y los titanes están muy bien desarrollados, tanto en movimientos como en aspecto físico. Parece que estemos jugando a la serie.

Otro de los apartados a tener en cuenta es la gran cantidad de escenarios, aunque se basan en ocasiones en 6 u 8 mapas. Como las misiones son tan variadas, los mapas no se atragantan, están escogidas de manera inteligente. Por ejemplo, los mapas de entornos abiertos como  praderas no se juegan igual que en una ciudad. En los primeros debemos de desplazarnos con caballos, mientras que tenemos otros mapas donde son bosques, existe un plano homogéneo bastante interesante.

Por otra parte, ningún videojuego se salva de tener algún que otro fallo gráfico. Sí, es fiel en algunos apartados a la serie pero le falta potencia, le falta algo para impresionar.  Los titanes se mueven tan aleatoriamente que en ocasiones saltarán y se quedarán en algún lugar complicado para que les derrotemos.

En la parte de localización y sonido, nos llevamos una de cal y otra de arena. La parte buena es que contiene el doblaje en japonés, la mala es que no tiene subtítulos en nuestro idioma. Los textos no tienen un inglés muy complejo, más bien sencillito, pero sigue siendo un gran “PERO” para el título en cuestión.

Conclusiones finales

A.O.T: Wings Of Freedom es un notable videojuego basado en un anime o manga, fielmente recreado en muchos de sus apartados como la jugabilidad, historia o diseño de entornos. No se salva de grandes problemas como su localización en inglés o que tiene algún problema con las físicas del videojuego. Pero no ensombrecen el gran trabajo llevado a cabo por Omega Force.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments