Stardew Valley

9 Nota General
Gráficos : 8/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión : 9/10

Crear y mantener una granja en todas sus facetas | Pixelart muy bien trabajado | Su BSO encantadora

Algún que otro parón puntual

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Stardew Valley

Editor(es): 505 Games

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): Simulador y Gestión

Lanzamiento: 14 de Diciembre de 2016

Idioma: Textos: Español

Los videojuegos de gestión en lo que a cualquier cosa de la vida misma se refiere, están llegando a las consolas de sobremesa. Tenemos Cities Skylines o Farming Simulator, son dos ejemplos de los muchos que han ido llegando según ha ido pasando el tiempo. Stardew Valley llegó el año pasado, pero hasta hace realmente poco no ha salido la versión física del mismo.

Aprovechando dicho momento lo hemos jugado, hemos vivido lo que es la vida campestre en un videojuego y os traemos nuestro análisis.

Historia y Jugabilidad

Si hablásemos de historia, diríamos que no tiene demasiada chicha. Nuestro abuelo en su último suspiro de vida nos deja una carta y nos pide que no la abramos a menos que nos cansemos de nuestra vida en la ciudad. Pasa un cierto número de años y nuestro personaje -el que hemos creado utilizando el editor-, después de pasar un día infernal en el trabajo se acuerda de las palabras de su abuelo, abre un cajón y saca dicha carta. Nos emplaza que viajemos a Villa Pelicano, un hermoso pueblo en el que nos ha dejado como herencia una granja.

Pues allí que nos marchamos, al llegar vemos que está en un estado bastante lamentable, nuestra misión es vivir la vida del campo y eso se traduce en el dia a dia. La historia quizás podríamos decir que se extiende por otras ramas que están dedicadas a las misiones secundarias que podemos hacer y nos ofrece el videojuego. Pero el punto en el que nos deja el videojuego es ese.

Lo importante es verdaderamente la jugabilidad y todo lo que le rodea, vamos a desarrollarlo en varios y pequeños apartados.

Cultivar, vivir de la tierra o de los animales

Los jugadores que se adentren en este maravilloso mundo que es Stardew Valley, tendrán que hacerse a la idea de que no todo será caminar y ver paisajes bellos con una música agradable a las espaldas, no. Lo primero que debemos de hacer es equiparnos con nuestras herramientas y ponernos a limpiar el terreno de nuestra granja.

Tenemos un pico, un hacha, azada y guadaña. Además de proporcionarnos una regadera que será fundamental. Pero sigamos con lo anteriormente citado, debemos de cortar árboles y picar mucha piedra para hacer sitio a nuestra futura granja que tendremos que mantener. Una vez realizado tan arduo trabajo, debemos de coger la azada y unas semillas, darle al suelo y plantarlas. Seguidamente regarlas. Cuando nos demos cuenta, nuestro medidor de energía ha bajado tanto que debemos de ir a descansar. Las únicas formas de hacer que vuelva a crecer es durmiendo y dejando que pase un día o comiendo los alimentos que nos devuelvan dicha vitalidad.

Una vez tengamos claro los fundamentos básicos llegará la hora de extenderse. Como por ejemplo, poner un espantapájaros para que los cuervos no estropeen nuestro cultivo, echar fertilizante antes de cultivar o crear una cerca de madera o piedra para que todo quede más bonito.

Se tiene que tener en cuenta algo vital para el cultivo: en Stardew Valley las estaciones existen. Sí, tenemos Primavera, Verano, Otoño e Invierno. Cada estación son 28 días, en los cuales debemos de calcular cuales son las semillas adecuadas para que nos den cultivos adecuados. Por ejemplo, las chirivías o amapolas de colores tardan apenas unos 4 días en salir, así que podemos estar constantemente plantando. Pero existen otros que tardan 10 días, o que las plantamos y seguirán surtiéndonos del mismo sin tener que volver a plantar semillas.

En general, el cultivo en Stardew valley está en un nivel sobresaliente. No vamos a dejar de comentar la posibilidad también de cuidar animales; por ejemplo tenemos gallinas, vacas, con las primeras y sus huevos podemos además de venderlos, realizar mayonesa o conseguir leche de las vacas.

La minería

Lógicamente, algo que debemos de hacer cada día al despertarnos es mirar por la televisión que tiempo va a realizar durante el día de mañana. Así podréis organizaros mejor y dedicarse a realizar otras actividades. Si el día es lluvioso, nos dejará la posibilidad de no gastar energía y poder ir a pescar o entablar amistad con alguna persona del pueblo.

Pero en este caso podemos ir a la mina, allí nos espera un integrante del gremio de aventureros, el cual nos dotará de una espada. La utilizaremos en los viajes a la mina, si queremos picar piedra principalmente para sacar carbón, piedra o alguna mena de hierro. Nuestra primera misión en la mina consiste en bajar cinco pisos. Una vez realizado, se nos quedará guardado pues podremos coger un ascensor que nos llevará a dicha planta, si queremos otro punto debemos de bajar otras 5 plantas más.

Con todo esto debemos de luchar contra diversos enemigos, que nos harán más difícil la estancia en la mina. Llegará un momento que debemos de buscar menas de hierro que están en pisos como el 40 o 50, asi que debemos de pertrecharnos y empezar a bajar como un loco pasando de picar para llegar a nuestras ansiadas menas de hierro.

Además del cultivo, cuidar animales o minería existen otras muchas actividades que se pueden realizar en el videojuego como la pesca, entablar relaciones con los habitantes del pueblo hasta llegar a tener una relación y casarse. También podemos reconstruir una vieja casa llena de habitantes inesperados. En líneas generales, tenemos horas, horas y horas de videojuego por delante.

Gráficos y Sonido

Stardew Valley es como muchos videojuegos indies, un pixelart de manual y encima bien desarrollado. No se le ven costuras. Las plantas se diferencian, si te metes en la mina sabes indentificar cada tipo de piedra o mena, por no hablar que la personalización en los personajes es bastante alta y no existen “copias” de un personaje. Los paisajes y cada ambientación estacional es especialmente bella. En lo personal, tanto el invierno como la primavera son mis favoritos, por no hablar que cambian totalmente dicha ambientación si llueve o nieva.

En líneas generales, en el apartado técnico no existen fallos reseñables, exceptuando algún que otro parón cuando se iban a realizar nuevas tareas o algo que no se había realizado antes en el videojuego.

La parte sonora del videojuego cuenta con melodías que recuerdan mucho a las de Minecraft que ambientan de maravilla a todo lo que realicemos. Tantas son las que dispone como cambios de estaciones, si llueve, nieva, hace sol con polen o se realiza algún evento festivo en el pueblo. Para acabar, los subtítulos están completamente en castellano, con sus textos explicativos y sin perdernos nada.

Conclusiones finales

Si sois de los que os enfundáis horas y horas a jugar creando o recreando cualquier videojuego de gestión, este es vuestro videojuego. Pixelart del bueno, notable banda sonora, jugabilidad pulida y horas de juego que harán que la experiencia Stardew Valley, merezca la pena pagar lo que cuesta. No encontraréis quizás un indie de gestión que os ofrezca tanto contenido.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments