Prey

9.3 Nota General
Gráficos : 8/10
Jugabilidad: 10/10
Diversión : 9/10

Explorar la Talos a nuestro gusto | La forma de afrontar los objetivos | Habilidades, backtracking... ¿algo más?

Cargas de texturas | Alguna congelación del videojuego | El acabado visual no es del todo perfecto

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Prey

Desarrolladora(s): Arkane Studios

Editor(es): Bethesda Softworks

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): Acción

Lanzamiento: 5 de Mayo de 2017

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

Si os hablamos de Prey probablemente os venga a la mente este nuevo videojuego que nos ha llegado hace escasos días a nuestras plataformas. Pero tiene muchísimo más a sus espaldas, primero porque Prey ya tuvo un videojuego en el año 2006 gracias a Human Head Studios y 3DRealms.

El título que mezclaba una abducción alien con temática de los indios de USA, con una jugabilidad brutal, hacía que fuese una experiencia única. Llego a PC y Xbox 360 el 11 de julio de 2006.

Pasaron algunos años y la propia desarrolladora anunció su secuela que iba a cambiar radicalmente. En ese momento, estaban dominando los títulos con acción en primera persona, ágiles y con jugabilidad parkour, con lo cual iba a tener referencias de Mirror’s Edge o Assassin’s Creed. Íbamos a ser uno de los supervivientes del accidente de avión que estaba en medio de dicha abducción alien, nos convertiríamos en un cazarecompensas en busca de diferentes objetivos. Con el paso de los años el desarrollo fue bastante mal, hasta que dicho proyecto quedó en el limbo.

El año pasado en el E3 2016, Bethesda rescató dicho proyecto pero quiso darle un nuevo nivel, quiso reiniciarlo todo, ya todo lo que sabíamos del primer Prey y su secuela, no existía, seriamos un personaje totalmente nuevo en un ambiente diferente.

Aquí está el nuevo Prey, que ha sido una sorpresa para todo el mundo, mezclando de aquí y de allí, consiguiendo un cocktel brutal de diversión y horas de duración. Arkane lo ha vuelto a hacer, pero en las próximas líneas os explicaremos qué tal funciona todo.

Argumento y Jugabilidad

El argumento de Prey ya os hemos avisado que no tiene nada que ver, exceptuando alguna que otra puntualización al que hemos jugado en 2006 pero tranquilidad, está al nivel y todo lo que le rodea da para mucho.

Somos Morgan Yu, un científico que está preparándose para viajar al espacio. Nos despertamos una mañana, nos ponemos nuestro traje para realizar diversas pruebas y nos adentramos en las mismas. En dichas pruebas algo sale mal y podemos ver como unos seres oscuros de color negro están atacando a los científicos que nos ayudan; nos quedamos inconscientes y despertamos a la mañana siguiente. Todo parece igual pero no lo es, una voz misteriosa nos llama al comunicador y nos avisa de que todo es una farsa.

Aquí comienza Prey, que es muchísimo más grande de lo que pensamos en un primer momento. El desarrollo de la historia es ágil, si queremos realizarlo de manera habitual sin complicaciones, simplemente debemos de escoger el objetivo principal y no distraernos en tareas secundarias; pero como es normal, podremos hacer lo que al jugador más le guste.

El protagonista se encuentra en la Talos I, una estación espacial inmensa que trabaja en diversos proyectos. Pero a causa de uno de ellos nos hemos quedado varados sin un rumbo fijo, nuestra misión no es clara ni sabemos qué hacer con este inmenso monstruo espacial, según avancemos lo descubriremos.

La Talos es como Rapture o Columbia de Bioshock, tienen una estructura muy parecida y la parte argumental, tiene bastante que ver, pues como diremos, tenemos cierta libertad para jugar. El título de Arkane nos ofrece lo que ellos siempre han ofrecido, libertad para jugar, tenemos lógicamente una pauta -una línea recta- que lleva hacia la historia, pero siempre podemos jugar a completar misiones secundarias, encontrar objetos ocultos o completar los objetivos principales como bien queramos.  Si queremos podemos ir por una puerta antes de seguir con el objetivo, pero nos podremos encontrar con un enemigo altamente difícil; podemos ponerle empeño, morir 20 veces, matarlo  y conseguir lo que podremos hacer próximamente más fácil, si bien obtendríamos una ventaja bastante jugosa.

Desde el comienzo, el videojuego nos avisa que podemos escoger varias opciones para acabar cada sección de la historia. Si queremos podemos escoger la puerta principal y acabar con los enemigos a saco o podemos utilizar un camino secundario, escondernos de ellos y pasar un poco más inadvertidos y hacer lo dicho, de una manera más pausada.

La historia en cierta manera es todo un acierto, mezcla muy bien temas sci-fi, momentos de tensión, terror… Los enemigos de los que hablaremos en la jugabilidad, nos darán muchísimo juego. En definitiva, Arkane Studios ha estado a la altura.

Si nos adentramos en la jugabilidad, hablaríamos de que es un FPS. No obstante, es todo muchísimo más profundo de lo que parece, existen muchísimas cosas de las que se pueden hablar.

Principalmente decir que la jugabilidad se ha pulido en cierta manera, los enfrentamientos contra los enemigos principales y en cantidades como pueden ser los Mimics, no son un caos. Si somos cautelosos, sabemos mantener la calma, podremos derrotarlos. Dichos enemigos son una implementación brutal, si los perdemos de vista y para ocultarse a nuestra mirada se camuflarán convirtiéndose en algo del entorno, una silla, un vaso, cualquier cosa.

Podremos entrar en una habitación encontrarnos rodeados de 3 o 4 de estos enemigos pero al estar camuflados hasta que no sienten la alerta, no aparecen.  Otro de los aspectos a tener en cuenta con los enemigos, es algo heredado de Dishonored, las alertas y que los enemigos nos descubren. Dichos enemigos tienen patrullas, se mueven por zonas, podemos  hacerles mucho daño si les atacamos desprevenidos. Existen una gran cantidad de enemigos diferentes, mas adelante hablaremos como indentificarlos y gracias a eso obtendremos ventajas en formas de habilidades muy importantes.

Hemos dicho que toma referencias y es un cockel, no lo decimos solo por el diseño de niveles o la historia, va mas allá, hablaríamos inclusive de la jugabilidad que se extiende por muchísimo más. Primeramente, tenemos que los jugadores tendrán la oportunidad de obtener habilidades, se consiguen en base a Neuromods. Digamos que es la contrapartida a los plásmidos, esas jeringuillas que se introducía el personaje, pues una animación muy parecida con una máquina que altera nuestro ADN y puede dotarnos de habilidades increíbles.

Empezando desde la fuerza, podremos tener más salud, que nuestras habilidades como científico aumenten y poder curarnos más con los kits médicos o ser más sigilosos o que nuestros pasos, simplemente, no hagan ruido. Dichas habilidades hacen que seamos realmente mortales. A diferencia de Bioshock, aquí por lo que hemos podido ver tendremos la posibilidad de tener activadas muchísimas habilidades, no tendremos que estar sujetos a ningún árbol, podemos coger una gran cantidad de neuromods y guardarlos para subir lo que más nos interese. Al comienzo, lógicamente debemos de escoger los que creemos que mejor se nos adapten.

No solemos hablar mucho sobre la dificultad, pero Prey es un videojuego duro. Los enemigos y características de los combates hacen que no sea pegar solo tiros. Si queremos golpearlos, tenemos una barra de estamina, la cual cada golpe hará que se gaste un poco. Después tenemos armas muy ingeniosas, como el cañón GlOO que deja petrificados durante unos segundos a los enemigos y viene muy bien para asestarles golpes de gracia. Dichas armas, al igual que el personaje principal se pueden mejorar, pudiendo hacer que hagan más daño, tengan más munición…

En líneas generales, el videojuego está muy bien cuidado y muy bien desarrollado en todas sus facetas, es una unión de muchos aspectos que hacen que esté, digámoslo claro, de puta madre.

Gráficos y Sonido

En la faceta gráfica, es quizás donde más cojea Prey. Primero tenemos que hablar que utiliza el motor CryEngine. Un motor muy bestia que nos ha dado cosas tan interesantes como Crysis , Ryse o el propio Evolve, pero Prey no destaca demasiado. Hemos visto imperfecciones como cargas de texturas a escasos 1 metro, las texturas no están del todo pulidas, caídas de frames y algún caso de que se ha congelado el videojuego al disparar y que exista demasiado estrés en pantalla.

Por otra parte tiene cosas buenas, no vamos a negarlo, artísticamente es sublime, su ambientación es digna de mención. La Talos es el diseño hecho en videojuego. Tenemos un mapa semiabierto con muchísimo backtracking, es decir, podremos volver siempre sobre nuestros pasos; la soledad, los pasillos oscuros, las zonas sin apenas sonido, el espacio en los grandes ventanales, da realmente miedo.

Todo esto se junta con una banda sonora que también roza el sobresaliente, con melodías y sonidos que harán que se nos salte el corazón cuando estemos explorando cualquier rincón de la estación espacial.

Por lo demás, las voces y los textos están en completo castellano.

Conclusiones finales

Prey es una de esas joyitas que llevan goteando durante estos meses de 2017. Su diseño de niveles, jugabilidad, historia hace que sea un claro objetivo de compra para aquellos que le gusten este estilo de videojuegos. Desde Strike-Games os animamos a adquirirlo, es una experiencia sci-fi espacial muy top.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments