Pillars Of Eternity: Complete Edition

9 Nota General
Gráficos : 7/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión : 9/10

Personalización del personaje justa y bien elaborada | Misiones y contenido adicional que suben las horas como la espuma | La ambientación maravillosa

Algún parón puntual en el plano técnico

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Pillars of Eternity

Desarrolladora(s): Obsidian

Editor(es): Paradox Interactive

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): RPG

Lanzamiento: 29 de Agosto de 2017

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

En el género RPG existen muchísimos arquetipos. En PC se tenía como nicho ese estilo de RPG occidental más clásico que ha ido pasando por las generaciones, trayendo verdaderas obras maestras. Baldur’s Gate fue la referencia de ese arquetipo por mucho tiempo.

Desde hace unos años y viendo que las consolas parecen más un PC en temas de desarrollo, que generan y venden mucho, las desarrolladoras no se han cortado a la hora de sacar sus RPG de “perfil PC” en las videoconsolas. Aquí tenemos Divinity: Original Sin o Wasteland 2, entre otros.

Pillars of Eternity es la unión de Paradox Interactive y Obsidian, para traer algo verdaderamente mágico y que es casi perfecto. Ese estilo de juego de rol de pc que han adaptado de muerte a consolas. Xbox One y PS4 están de enhorabuena con esta llegada tan espectacular.

Aunque Pillars Of Eternity tiene ya unos años en PC, para consolas ha salido hace unas semanas. Esta versión llamada “Complete Edition”, incluye el videojuego base y todo el contenido que fue saliendo después del lanzamiento, incluyendo todas las expansiones. No sólo eso, ya que también incluye un nivel máximo más alto, opciones de IA del grupo ampliadas así como nuevos niveles de dificultad. Por supuesto, los controles están adaptados al mando de una manera magnífica, se controla todo de maravilla.

No hablaremos de la historia para no destripar nada, desarrollaremos otras partes para que sepáis como se mueve el videojuego, en forma de la jugabilidad, misiones o el propio combate.

Si partimos por la base, como en todo videojuego de rol al comenzar nos pedirá que creemos a nuestro protagonista. En este caso las opciones nos abrumarán, pues nos pedirán que creemos un personaje bastante completo y complejo. Que no os intimide, dentro de los típicos arquetipos tenemos exploradores, luchadores, bárbaros o hasta un declamador. Dentro de todo esto como es habitual, deberemos de asignar puntos de experiencia, qué habilidades escoger, etc.

Los combates me han sorprendido mucho, pues es una mezcla de acción y rol táctico. Si queremos escoger acciones, simplemente paramos la acción, elegimos el personaje (todo muy bien asignado a los botones de un mando) y elegimos qué acción realizar y sobre qué enemigo en concreto. No sólo dentro de los mismos, fuera tenemos capacidades como diplomacia o poder escoger diferentes caminos alternativos.

Aunque en un principio pueda parecer un poco tosco, los combates se hacen divertidos. Podemos ordenar a cada personaje que realice determinadas acciones, como el mago con su bastón que lanza hechizos desde la distancia o que nuestro guerrero se lance al ataque. Obsidian ha trabajado para que todas esas opciones que tienen los jugadores en un teclado y su ratón, se añadiesen de manera intuitiva para un mando. El control está magistralmente adaptado; existen dos menús radiales, los cuales dan acceso tanto a las opciones de combate como a las habilidades. Otro menú radial está dedicado a lo que realizamos en nuestra aventura como es el diario de viaje. Después de un tiempo es muy fácil adaptarse a todas las posibilidades que ofrece.

El mundo de Pillars Of Eternity es duro, malvado y en ocasiones más complicado. Se mueve con unas reglas con las que a muchos que hemos jugado a videojuegos con unas temáticas más fantásticas pero no tan crudas, nos ha sorprendido mucho. Las misiones son un objetivo claro en el videojuego, con rutas alternativas, mapeados amplios. Dentro de estas misiones tenemos cosas complejas y con mucho cariño que hacen que no sólo cuenten las acciones que hagan los personajes que nos rodean, sino también el propio.  La aventura principal nos durará alrededor de 20 horas, que pueden parecer pocas, pero con todo el contenido adicional (expansiones…) que tiene puede alargarse a más de 40.

Algo que nos impresionó desde el primer minuto es el diseño que tiene el videojuego, cautivador pero a la vez adulto y malvado. Bosques oscuros con ríos que no dan nada de seguridad, cuevas llenas de magia y enemigos que se ocultan en cualquier esquina o un pueblo donde lo primero que vemos es un árbol deshojado con decenas de cuerpos ahorcados. Comienzas una conversación y te das cuenta que la ambientación es por así decirlo, cruel. Las conversaciones, la historia confluye en ocasiones de una manera que hacía tiempo que no habíamos visto en un videojuego. Nuestra felicitación a Obsidian por crear esta obra. En el apartado técnico, quitando que es bastante humilde, los mapas extensos, las texturas claras, tampoco es algo que sea un portento. Las consolas lo mueven sobradamente, quitando algún parón puntual bastante inusual.

Por otra parte debemos de hablar de la BSO, que es claramente maravillosa. Aporta muchísima tensión o emoción en ciertas ocasiones. Remarcar que las voces están en inglés y los textos en español. En Pillars Of Eternity, la historia, el doblaje junto a la música, hacen una unión que fluye. La lectura es sencilla, fácil y los diálogos acaban siendo realmente satisfactorios, con lo cual la historia gracias al apartado sonoro gana muchísimo.

Conclusiones finales

Pillars of Eternity: Complete Edition es un juego de rol a la antigua desarrollado con herramientas actuales. Lo hace maravillosamente bien. La jugabilidad, el apartado técnico, sonoro, misiones, ambientación… son un regalo para aquellos que disfrutaban como enanos cuando tenían un PC hace 15 años. Obsidian sabe sacar muy bien el jugo a lo que hace y como bien dice el texto introductorio, es gracias a los que apoyaron el Kickstarter. Si quereis dosis de rol en vena, este es vuestro videojuego.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments