Nine Parchments

8 Nota General
Gráficos: 8/10
Jugabilidad: 8/10
Diversión: 8/10

Aventura de rol y acción muy divertida | La gran mezcla de hechizos, subida de niveles y desbloqueables | Su faceta gráfica es bellísima

Si vais con la idea de jugarlo en solitario (cosa que se puede), tener claro que está pensado para jugarlo en cooperativo

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Nine Parchments

Desarrolladora(s): Frozenbyte

Editor(es): Frozenbyte

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC

Género(s): Acción

Lanzamiento: 7 de Marzo de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Está siendo un comienzo de año como poco muy importante para la industria. Las desarrolladoras japonesas han vuelto a resurgir y los indies siguen visualizándose por el trabajo constante de aquellos que están en lo más bajo para llegar a lo más alto.

En este caso vamos a valorar Nine Parchments de Frozenbyte. Los creadores de Trine han vuelto con mucha fuerza con un título que merece mucho la pena, ofrece detalles de calidad y también ofrece mucha pero que mucha rejugabilidad.

La historia de Nine Parchments nos lleva a una escuela de magos, nuestro personaje escogido presenciará que uno de los libros donde están los conjuros es destruido y los pergaminos vuelan, nuestra misión es conseguirlos. Pero lógicamente es una aventura larga, divertida y que nos llevará desde playas paradisiacas, pasando por desiertos, montañas nubladas, tundras… por decir algunos de los muchos sitios por los que nos moveremos. Tenemos a un narrador que va contando como es cada lugar a nuestro personaje, dando algún que otro comentario sutil.

En nuestro reto por conseguir los nueve pergaminos, tenemos que tener en cuenta que la jugabilidad se mueve en torno al rol y la acción. El rol pues conseguiremos experiencia, subiremos de nivel al personaje, tendremos un árbol de habilidades el cual con cada nivel, obtendremos 1 punto para rellenar un hueco de los necesarios para desbloquear la mejora pertinente. La experiencia también se encuentra en la obtención de objetos que tengamos ya, si conseguimos algún báculo o sombrero que hemos conseguido previamente, este se convertirá en experiencia.

Por otro lado hablaremos de la otra faceta, la acción, donde está la verdadera chicha de todo esto. Diríamos que lo más parecido para que os hagáis a una idea, si no habéis visto ningún video es Diablo, pero el sistema de habilidades es mucho más simple, pues se resume en 5 elementos que son Fuego, Hielo, Electricidad, Muerte y Vida. Por cada elemento existe un conjuro/hechizo diferente, de los cuales tendremos mucha variedad. Existen desde hechizos de área o hechizos en racimo, por decir dos pues la variedad es bastante interesante. Cada vez que derrotemos a un jefe que tiene un pergamino nos dan a escoger uno entre tres hechizos, estos son variados y nunca suelen repetirse.

Nos moveremos con una cámara fija que se mueve con el personaje y no podremos ni rotarla ni moverla, con lo cual en los enfrentamientos se quedará fija y si salimos por alguno de los laterales nos darán 5 segundos, si no volvemos al interior moriremos.

El enfrentamiento contra los muchos enemigos es algo formidable, inclusive diría que muy divertido, no le he visto el problema en ningún momento de la dificultad. Es más, lo vi propuesto como un puzle. El resolver el enfrentamiento de los enemigos con los hechizos que tenemos a nuestra disposición, puede ser más o menos difícil. Jugándolo solo se nos va tranquilamente a las 8 horas de duración o 10 inclusive, que la dificultad no os achante, jugándolo en solitario es un verdadero reto.

El enemigo tiene variantes con defensas para nuestros hechizos. Nos encontraremos con enemigos de fuego, hielo, electricidad, muerte e inclusive, enemigos que curan a otros. No sólo eso, los enemigos contarán con diferentes tipos de ataque. Tendremos a unos que portan un escudo y lanzan granadas, a unos lagartos que su principal ataque es escupir una ráfaga de hielo o fuego que impregna el suelo; toros de diferentes tipos que también dejan ratros de su elemento o mis odiados pollos como los llamo yo, que son un ave que salta y con su salto formará una onda expansiva que nos dañará.

Esto al jugarlo solo, como poco, es un reto interesante, pues que te encuentres con un grupo de 7 u 8 enemigos con defensas contra X elemento, lo hace muy interesante. Para remediarlo la jugabilidad es ágil, precisa y cuando acabemos el videojuego, nos daremos cuenta que nuestros reflejos y elección de hechizos es casi instantánea. Además, nuestro personaje cuenta con una habilidad que se llama parpadeo. Es un pequeño teleport a un lugar seguro que nos dará un respiro ante los ataques enemigos. ¿El problema?, que tarda 10 segundos en cargarse, no podemos abusar de él. Llegaremos a estar en aprietos porque hemos gastado nuestros 2 únicos parpadeos y debemos esperar a que cargue el primero durante esos diez segundos, que serán en ocasiones eternos pero aquí radica toda la gracia del título, calcular y tener la precaución en todo.

Donde se disfruta enteramente el videojuego es sin duda alguna en el cooperativo. Se llena todo de luces, explosiones de elementos, rayos, curaciones y enemigos por doquier. Nine Parchments está desarrollado o pensado para jugarlo en cooperativo, siendo una propuesta diferente, fresca y divertida en ese sentido. Jugarlo con otros tres amigos cada uno con sus hechizos y el caos que se forma, es una magnífica experiencia, altamente recomendable.

Tenemos también muchísimos coleccionables. El arma principal de nuestros magos son los báculos, tendremos una barbaridad para conseguir con estadísticas muy diferentes. Tendremos también accesorios para los báculos, gorros y los coleccionables típicos que son las plumas, 121 en total. Recogiéndolas todas (5 por nivel) nos darán una recompensa. Por otro lado, empezamos con sólo 2 personajes, pero hay 8 en total; por cada personaje tendremos 4 variantes, la básica y 3 más. Cada personaje junto con sus variantes nos ofrece que al comenzar el videojuego sea una aventura diferente, pues su set de hechizos básicos son muy diferentes.

En la faceta jugable, Nine Parchments no deja de sorprendernos a cada nivel; cada hechizo que obteníamos o cada horda de enemigos que nos aparecía, esas más de 8 horas se convirtieron en una aventura muy divertida de completar.

Gráficos y Sonido

Quizá es que en este aspecto soy muy fácil de impresionar o que no he visto en mucho tiempo un videojuego indie de esta factura. Para empezar, la palabra para definir el aspecto gráfico, la ambientación o lo que viene a ser la parte puramente artística, es bello.

Por poner un ejemplo, los primeros niveles se ambientan en la costa. Veremos arrecifes, playas, escucharemos gaviotas, veremos loros posados en piedras… Por otro lado, pasaremos por zonas más altas llenas de nieve, tundra, lagos helados, veremos la nieve caer, escucharemos los pasos de nuestro personaje en la nieve, el viento helado… Mezclo tanto la faceta gráfica como la sonora porque todo va en su conjunto. No definiríamos lo visto en el videojuego como algo potente o algo bestia. Más bien es sutil, algo trabajado con mimo. No tiene problemas reseñables. Al jugarlo en Xbox One X la experiencia es muy enriquecedora.

En la faceta sonora, tenemos melodías que acompañan enfrentamientos contra jefes, pero también pequeños sonidos que quedan ocultos en muchos videojuegos y que en el trabajo sonoro son importantes. Acompañar a una ambientación de un personaje que se encuentra en un bello lugar, con pájaros, el sonido del agua…, me ha impresionado mucho esos pequeños detalles.

Por otro lado el videojuego está traducido al castellano en sus textos y con un doblaje muy interesante en inglés.

Conclusiones finales

Nine Parchments es una propuesta de videojuego en el género del rol/acción muy arcade, muy divertido de jugar. Su historia es un mero pretexto, jugarlo en solitario es difícil pero no imposible pero por otra parte disfrutarlo en cooperativo, debe de ser una de esas experiencias jugables de esta generación. Después de haberlo completado casi dos veces, no tengo dudas de que es un producto muy pero que muy recomendable, más aún si lo vais  a jugar en cooperativo.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments