Graveyard Keeper

7 Nota General
Gráficos: 6/10
Jugabilidad: 7/10
Diversión: 7/10

Arreglar y mantener un cementerio | Sus diferentes facetas funcionan realmente bien

Puede que algunas tareas se os hagan un tanto cansinas

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Graveyard Keeper

Desarrolladora(s): Lazy Bear Games

Editor(es): tinyBuild

Plataforma(s): Xbox One y PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 15 de agosto de 2018

Idioma: Textos: Español

Que los videojuegos indies estén marcando una nueva ola de ideas, desarrollos y libertad en general, no significa que no se creen videojuegos realmente llamativos. Hace realmente poquito llegó Graveyard Keeper, una propuesta loca, divertida y adictiva.

Si con Stardew Valley los jugadores disfrutaron creando, manteniendo y evolucionando su propia granja, ahora vamos un paso más lejos. Graveyard Keeper añade otras facetas un poco más pequeñas pero con un cementerio. Vaya locura.

La historia del título es bastante simple. Somos un joven que ha quedado con su novia en una misteriosa noche, es tal la mala suerte que sufrimos un accidente y morimos, pero hemos tenido la oportunidad de sobrevivir convirtiéndonos en el guardián del cementerio. Allí en nuestro cementerio cochambroso, conocemos a una calavera con ganas de fiesta que se pasa el día bebiendo, también conocemos al cura de la iglesia de dicho cementerio. Estos serán nuestros compañeros, con ellos se unirán multitud de Npcs que conoceremos en el pueblo que está justo al lado de donde trabajaremos. No obstante, el mapa es muchísimo más amplio, pudiendo visitar una ciudad entre otras localizaciones. Nuestra premisa es clara, debemos mejorar la calidad del cementerio para primero abrir la iglesia y que podamos salir y volver a nuestra vida.

Dentro de la jugabilidad, es verdad que lo vamos a comparar bastante con Stardew Valley. Sus mecánicas y bases son bastante parecidas, eso no hace al título de Lazy Bear Games peor, diría que tiene cosas diferentes.

Como hemos dicho antes, el cementerio está en un estado deplorable, con lo cual tenemos que ir al pueblo y conseguir  unas herramientas básicas, un pico, una pala, un martillo y un hacha; estas herramientas servirán como en todo videojuego de este tipo para talar árboles, cavar, picar piedra y obtener recursos, los cuales nos servirán para mejorar el cementerio.

El videojuego tiene muchas capas, pasando por los toques de rol, el crafteo, mejoras del cementerio, socialización con npcs, misiones… es muy completo. Por eso como he dicho al comienzo en la introducción, es loco, divertido y adictivo, porque dichas capas hacen que se unan realmente bien y funcionen.

Algo que le dista bastante de Stardew Valleyy es su componente de rol. A diferencia del videojuego de la granja, el personaje de Graveyard Keeper deberá de aprender si queremos crear o craftear cualquier cosa, ¿y cómo aprende? Pues tiene tres parámetros, cada uno de ellos asociado con algo que hacemos. Si es un trabajo físico ganaremos puntos rojos, si es algo relacionado con obtener recursos obtendremos puntos verdes y si leemos o aprendemos obtendremos puntos azules, con estos desbloquearemos habilidades pasivas en su árbol correspondiente. Si queremos cortar árboles más grandes, poder crear tablones de madera y craftear una mesa donde trabajar la madera, debemos de invertir 30 puntos rojos y 20 verdes, por poner un ejemplo.

Existen unos cuantos árboles de habilidades dedicados a las diferentes actividades que podemos realizar, desde las autopsias pasando por la herrería o mantener una granja. Dejando de lado la faceta del rol podríamos hablar de cómo mantenemos y arreglamos el cementerio. La jugabilidad en sí misma es bastante simple, incluso diría más que Stardew Valley. Comparten la barra de cansancio que según las actividades que realicemos nos cansaremos más o menos, no es lo mismo talar un árbol que hacer una tumba.

Debemos de subir el umbral de calidad del propio cementerio, pues cuando llegamos está bastante mal. EEsto se obtiene básicamente enterrando debidamente a los muertos, adornando sus tumbas y que no se deterioren. Algo que me hizo realmente gracia es que debemos de realizar la autopsia de los muertos que nos van llegando. Sí, nosotros, debemos de quitarle la carne, grasa, sangre… y con algunos de esos elementos vamos a hacer negocio. Como por ejemplo la carne, con ella podemos ir a venderla al pueblo para ganar dinero o directamente si queremos ganar energía, cocinarla.

El videojuego en términos generales en lo que a jugabilidad se trata, se compone de muchísimas facetas, lo hace realmente bien, tiene inclusive combate contra enemigos.

Graveyard Keeper funciona a base de sprites, diría que el estilo artístico es bastante sobrio y serio, alejándose de ese tono llamativo y vivo de Stardew Valley. Tiene cosas llamativas como los efectos climatológicos que no se basan solo en la lluvia sino también en la niebla, llegando a un punto donde no ves absolutamente nada.

Por otro lado, está traducido al castellano en lo que a textos se refiere y carece de voces pues han preferido utilizar un sistema inventado con sonidos bastante divertidos.

Conclusiones finales

Si te gustan los juegos donde tienes que levantar de 0 cualquier cosa, ya sea una granja, un zoológico o un parque de atracciones, este es tu videojuego. Graveyard Keeper añade cosas personales bastante interesantes como facetas de rpg y da para muchas horas. Si tenéis Xbox Game Pass podéis descargarlo y así experimentar su propuesta.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments