Extinction

5 Nota General
Gráficos: 6/10
Jugabilidad: 6/10
Diversion: 5/10

Avil el personaje y su jugabilidad es realmente divertida | Arcade directo y que si sabes aguantar toda su lista de fallos puede llegar a ser interesante

Pese a que el personaje se mueve bien, matar a los Ravenii es frustrante | Proteger la ciudad nunca sido más difícil | Gráficamente simple | Su precio

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Extinction

Desarrolladora(s): Iron Galaxy

Editor(es): Modus

Plataforma(s): PlayStation 4, Xbox One y PC

Género(s): Acción

Lanzamiento: 10 de abril de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Aunque estamos en un año bastante fructífero en lo que a lanzamientos se refiere, también han salido títulos que pudiendo aportar cosas diferentes, se han tropezado con una piedra bastante grande. Extinction venía con la idea de ofrecer una mezcla entre Ataque a los Titanes y Shadow of the Colossus, se ve en muchísimos aspectos en lo primero y también en lo segundo.

Es una pena porque el videojuego se queda a medias y pudiendo ofrecer otro tipo de contenidos o modificar algo en su propuesta, quizás hubiera sido diferente la recepción en nuestro caso.

La historia del videojuego es bastante simple. Somos Avil, el último Centinela, un guerrero tan poderoso que puede hacer frente a una amenaza que podríamos decir que se necesitarían ejércitos para derrotarla. Los Ravenii son dicho objetivo y deberemos derrotarlos para que llegue la paz.

Pese a tener unas cinemáticas entre capítulos y que nos dan un pequeño diálogo antes de cada misión, la historia es 0 en todo esto. No tiene nada de relevancia, hubiera sido un acierto total quitar esas cinemáticas y aprovechar para ofrecer un título mucho más arcade. Como los de antaño, no hace falta adornarlo todo para que contente a todos los públicos, quizás ofreciéndolo desde otra perspectiva hubiera estado mucho mejor. Con estas cinemáticas que no explican más que el conflicto, ofreciendo una historia tan básica se queda en tierra de nadie.

Ahora viene las luces y sombras o más las sombras que dichas luces. Extinction es rápido, ágil, el personaje es capaz de escalar de manera fluida y sin complicaciones. Cuando ya llevas apenas unos minutos, asimilas como transportarte entre edificios, saltando encima de casas o árboles.

Dentro del combate que al igual que la historia es muy simple. Aunque durante las pantallas de carga nos expliquen que existe un sistema avanzado, que podremos visualizar en la tienda de compras de habilidades, trata de pulsaciones. Podremos engancharnos con nuestro gancho a enemigos voladores, realizar ataques más poderosos para derrotar a enemigos rápidamente cuando tengamos la espada rúnica cargada, pero nada más.

Saltemos ahora a otra faceta, los Ravenii. Durante las misiones irán apareciendo cual invocaciones unos trolls gigantes; estos van a destruir la ciudad queramos o no. No existe alma humana rápida (ni siquiera The Flash) que pueda matar a un Ravenii sin bajar un 1% de la destrucción de la ciudad.

Para poder cortar la cabeza a estos gigantescos enemigos debemos tener cargada nuestra espada. Para hacerlo debemos salvar civiles que se encuentran alrededor de cristales que nos señalan en el mapa. Si los matan el cristal se apagará al igual que nuestras posibilidades de cargar más rápidamente la espada. Pero podremos cargarla de otras formas como eliminando enemigos o cercenando partes del propio Ravenii (los trolls gigantes). Lo lógico y normal es correr a por civiles, cargar la espada e ir a por los bichos gigantes, nada más.

Aquí se resume el videojuego, es simple y llanamente eso. Las misiones aún proponiendo objetivos secundarios, es sota, caballo o rey. Salva x número de civiles, protege a las torres o mata x número de Ravenii, pero aun haciendo ese tipo de misiones principales tienes que matar Ravenii.

Matar a los Ravenii es bastante simple: básicamente hay que cortarles la cabeza. Para eso debemos de enfrentarnos a estos enemigos gigantes los cuales irán variando según avancemos en el videojuego. Irán  apareciendo con más defensas, las primeras de madera, segundas con candados que deberemos de romper para poder quitárnoslo de encima y acabar con partes de su cuerpo, quedando totalmente indefensos para romper el casco que lleven y dejarnos tranquilos para enfrentarnos a otro.

Pero realizar todo esto es hasta cierto punto frustrante, esa es la palabra que define al videojuego. Ves como el % de estructuras del pueblo baja inevitablemente, ya sea porque matan a civiles o porque el Ravenii está dando ostias a todos los edificios que se encuentra, mientras nosotros lo más rápido y eficaz posible debemos acabar con nuestro principal objetivo. La cámara tampoco ayuda, puesto que mientras subimos por la espalda, por un brazo el enemigo se mueve de una manera realista, intentando golpearnos con sus brazos, aplastarnos con sus pies… pero la cámara no ayuda pues no se posiciona realmente donde debe pues los giros son bruscos y rápidos.

Llegando a la conclusión que Iron Galaxy ha querido ofrecer un videojuego arcade, rápido y directo aderezado con cinemáticas y otro tipo de ingredientes que hace un plato totalmente difícil de acabar. Es frustrante jugarlo y en algunas ocasiones te pones de mala leche. Es divertido moverte, acabar con los Ravenii, ver cómo les cortas partes del cuerpo, como caen al suelo estando a nuestros pies antes de que acabemos con ellos. Pero tiene demasiados problemas…

En el apartado gráfico, el título utiliza el Unreal Engine 4 y lo hace bien en ciertos aspectos. Tiene un sistema de destrucción de escenarios que no es impresionante pero lo muestra. Las ciudades o mapeados son grandes y desde la perspectiva de estos increíbles enemigos son apenas unos pasos para destrozar todo lo que vean a su alrededor. El diseño de los enemigos es brillantísimo, existen Ravenii que nos encontramos en la campaña que son diseños espectaculares. Pero por otra parte los escenarios mientras estos están vacíos, no tienen vida, no existe ningún tipo de efecto, ni viento, todo vacio sin alma…

Ya ni hablemos de los tiempos de carga, en One S unos 2 minutos largos mientras en Xbox One X no llega a los 40 segundos. De locura, para repetir algún desafío o misión diaria.

En el apartado sonoro como siempre aquí destaca la traducción en castellano y las voces en inglés, la BSO para acompañar simplemente.

Conclusiones finales:

Extinction es un quiero y no puedo de manual, artísticamente es llamativo pero creemos que el precio no se ajusta a lo que ha resultado ser. Teniendo en cuenta los fallos que tiene, 60€ nos parece excesivo. Por otro lado, jugablemente es divertido como se mueve el personaje, pero frustrante en su ejecución, después el diseño artístico no quita que gráficamente sea bastante simple.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments