Dragon Ball FighterZ

9 Nota General
Gráficos: 9/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 8/10

Su apartado gráfico, simplemente increíble | Un modo historia divertido y ameno | Su jugabilidad vertiginosa, fácil e impresionante

Algunos detalles gráficos menores | No poder probar el modo online hasta el dia 26

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Dragon Ball FighterZ

Desarrolladora(s): Arc System Works

Editor(es): Bandai Namco

Plataforma(s): Xbox One, PlayStation 4 y PC

Género(s): Lucha

Lanzamiento: 26 de Enero de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Japonés e Inglés

El género de la lucha de franquicias o universos anime/manga ha tenido varios altibajos durante estas dos generaciones. En la era de los 128 bits títulos basados en manga y/o anime como pueden ser Naruto, Dragon Ball o One Piece empezaban a resurgir después de una época realmente mala en consolas como PS1 o Nintendo 64. La generación HD no fue del todo fructífera, Dragon Ball se quedó estancada en lo que se llamó el efecto Tenkaichi, dando videojuegos notables como Burst Limit o Raging Blast, pero que no llegaron a ser como Budokai Tenkaichi 3 o el propio Budokai 3, tops en lo que a videojuegos de Dragon Ball se refiere.

Por otro lado tenemos esta generación donde Naruto ha explotado y terminando su saga predilecta como es Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm 4 con una sobresaliente cuarta entrega. Para Dragon Ball nacia Xenoverse, la apuesta entre Tenkaichi y apostar por los modos online. Ha funcionado realmente bien, tanto que la segunda entrega sigue recibiendo contenidos descargables actualmente y la versión de Switch que salió en septiembre del pasado año ha funcionado realmente bien en palabras de Bandai Namco.

En junio del año pasado explotó el anuncio que nadie se esperaba, Dragon Ball FighterZ. Dragon Ball se alejaba de las 3D en escenarios abiertos y volvía a los orígenes de Megadrive y Super Nintendo, siendo un proyecto muy ambicioso, un juego de lucha 2D. Nada más y nada menos que la elegida para desarrollarlo fue Arc System Works, una experimentada desarrolladora que ha traído BlazBlue además de la ya mitica saga desde hace tres generaciones, Guilty Gear. Esta generación nos explotó literalmente la cabeza con el motor gráfico utilizado para Guilty Gear XRD, dando una sensación de dibujo o sprite brutal, pero que todo se desarrollaba en base a modelos 3D.

Dejando a un lado esto, vamos a hablar de todo lo que concierne al apartado offline, pues los servidores están cerrados hasta el dia 26 de enero (día oficial de lanzamiento). Este análisis tendrá una nota que subirá o bajará según nuestra experiencia online en Xbox One, plataforma donde lo hemos analizado.

Historia y Jugabilidad

Dragon Ball FighterZ no es la quinta maravilla del mundo en lo que a historia se refiere. Es simple, directa y divertida, no quiere que nos comamos la cabeza, es un simple entretenimiento que nos ayudará a practicar y entrenar con todos los personajes. Nada más comenzar lo que nos sorprenderá es que la historia está dividida en tres campañas, la primera llamada “Super Guerreros” es a la que accedemos en un primer instante, la segunda y/o tercera se desbloqueará según terminemos la anterior.

La historia nos lleva como si de un capítulo se tratase al universo de Dragon Ball. Un personaje se despierta a la voz de una chica y descubrimos que es Bulma mientras que nosotros somos Goku; después de responder alguna pregunta con varias respuestas a elegir nos damos cuenta que nosotros hemos tomado el cuerpo de Goku. Inmediatamente aparece el androide Nº16 en escena y quiere derrotarnos. Después de una primera toma de contacto este personaje se marcha y nos damos cuenta que el propio Goku ha perdido su fuerza. Deberemos de ayudarle a recuperarla, además de reunir a los amigos que están esparcidos por los diferentes lugares del mundo. Existen unas misteriosas ondas las cuales hacen más difícil el luchar y nosotros que somos como un alma libre, deberemos ir cambiando entre personajes para hacerlos luchar, eso se llama Vínculo.  Hasta aquí podemos hablar sobre la historia, son los primeros minutos de un modo historia largo, rejugable y que da para muchas posibilidades.

Estamos ante un entramado que se desarrolla con escenas propias del videojuego. Añade un extra, mapas con toques RPG que harán más ameno y llevadero el jugar a un videojuego de lucha. Entre capítulos nos encontraremos unos mapas, como si fuera un juego de mesa tendremos la ficha de nuestro personaje y deberemos moverlo a un lugar indicado. Encontraremos los masillas o enemigos comunes esta vez llamados Clones, dichos enemigos deberemos derrotarlos para obtener experiencia, Zenis y habilidades. Esto hará que nuestros personajes suban de nivel, ganen salud,  más poder de ataque o potencia en sus ataques especiales, las habilidades son pasivas y nos podremos equipar con tres en diferentes bloques.

Tienen diferentes efectos como bajar el nivel al enemigo, que nuestra barra de Ki se recargue automáticamente o se rellene más rápido si lo hacemos nosotros o que nuestra barra de salud sea más grande… Existe una lista bastante extensa de estas habilidades. Como ocurre en la historia deberemos ir reclutando personajes, podremos cambiarlos en todo momento mientras estemos en el mapa. Subirán también de nivel y no sólo eso, al subir determinados niveles desbloquearemos Links, son  escenas donde el personaje hablará con nosotros. Sí, rompiendo la cuarta pared.  También tendremos la posibilidad de desbloquear escenas extras antes de luchar contra un Clon si llevamos en el equipo a los personajes adecuados. Si por ejemplo llevamos a Goku, Vegetta y Gotenks, nos aparecerá una escena muy cómica entre los tres personajes, esto suma un % final de completar el modo historia. Para conseguir el 100% deberemos de descubrir todas las escenas tanto de personajes individuales como en grupo.

Cada campaña tiene una duración entorno a las 6 horas, puede alargarse hasta más de 10 perfectamente. Es muy amena y es como si jugásemos a varios capítulos de la serie. Tiene de aliciente que es una historia totalmente nueva, creada para la ocasión con una villana que da la talla. Por otro lado, tenemos otros modos como entrenamiento, arcade y VS CPU/2P. El modo entrenamiento es el que estaba en la beta abierta pero desbloqueado al 100%; tendremos la posibilidad de luchar contra la CPU con multitud de opciones, tenemos un desafío de combos para aprender a utilizar a nuestros personajes favoritos y un tutorial bastante importante que deberá de completar cualquiera que quiera adentrarse en el videojuego.

Quitando el modo Historia y el Online que todavía no hemos podido probar, claramente os aseguramos que el modo offline Arcade es estelar. Este modo es diferente a otros Arcade, tenemos tres categorías: Vía Serpiente, Nave de Gravedad extrema y Cámara de tiempo hiperbólico. Cada una cuenta con más combates que la anterior, mientras que en la primera apenas lucharemos 3 o 4 veces, en la segunda serán unos pocos más y la última aumentarán más. Si escogemos una categoría, al terminar el primer combate nos darán una puntuación la cual determinará si subimos en la escala de combates si sumamos muchos puntos (haciéndose más difíciles) o si hacemos pocos bajaremos; esto también influirá en el combate final pues el equipo contra el que lucharemos será más o menos difícil. Al completar la primera categoría nos avisarán que nos espera un gran reto: la posibilidad de desbloquear a Goku y Vegetta con sus transformaciones Super Saiyan Blue. Para hacerlo deberemos de completar las categorías 2 y 3 en dificultad difícil. Esto trae de vuelta algo que se había perdido hace mucho tiempo… desbloquear personajes en base al sudor del jugador, muy bien por Arc System Works.

Hablaremos ahora de la jugabilidad, la cual se ha podido probar durante dos sesiones de beta (una cerrada en Septiembre y otra abierta hace unos días). Dragon Ball FighterZ es un juego de lucha Tag 3vs3, si esperáis jugar 1vs1 es bastante complicado. Eso sólo se plasma en algunos combates del modo historia y es algo desbalanceado pues el daño, los ataques y la forma en la que está desarrollado el modo de combate no lo hace compatible, pues estos combates 1vs1 se terminan en un abrir y cerrar de ojos.

Esto hace que el juego TAG sea fundamental, el jugador deberá de estar atento a cambiar entre personajes, combear, realizar ataques especiales en los momentos adecuados…, es un juego que en un momento aparecen en escena mil efectos de todo lo que ocurre, increíble.  Y como se dice, la práctica hace al maestro, entrenad pues aunque parezca un sistema sencillo por tener pocos combos, las posibilidades son bestiales. Si profundizamos más en los más de 20 personajes que tenemos de salida, es impresionante el mimo que le ha dado Arc System Works a todos. Personajes que han sido objetos de meme por  la actuación en el anime, como puede ser Yamcha, se convierte en un contrincante al que temer si la CPU en una dificultad alta lo tiene entre sus tres luchadores, otros como Nappa por citar a uno hacen que sean verdaderas bestias en el campo de batalla.

Por otro lado y para quitar dudas, el juego carece de microtransacciones. Ganaremos Zenis en el modo historia, arcade y realizando combates. Obtendremos más o menos dependiendo de nuestra pericia jugando, esta moneda se utiliza para desbloquear capsulas; podremos gastar 1.000 por 1 o 10.000 por un puñado. Nos desbloquearán frases para el chat, sellos para entablar conversación con otros jugadores online, personajes para el Lobby o colores para “cambiarles” de ropa.

Gráficos y Sonido

Dragon Ball FighterZ utiliza el motor Unreal Engine 4 y hace uso del motor para algo que hemos literalmente flipado, diríamos que es el punto más cercano al Anime en 3D que hemos visto en un videojuego, sin contar Naruto Storm 4 que está a otro nivel totalmente. Pero en Dragon Ball, es único lo que ha desarrollado Arc System Works. Efectos de las ondas calcados al anime, efectos de los pequeños ataques de KI, cada combo está sacado tanto del anime como del manga. Existe en Youtube gente que ha recopilado esos movimientos y los ha comparado con el videojuego, el mimo por el detalle es extremadamente obsesivo. Se me pone la piel de gallina al experimentar combates que me trasladan al mundo del famoso manga & anime.

Quizás el único pero que hemos visto son algunas texturas de los escenarios, que estos sean en un 3D un poco más flojo, hierbas en primer plano que eran muy pobres pero que no empaña para nada el trabajo final de la desarrolladora. Han recreado el mejor videojuego de Dragon Ball en consolas hasta la fecha.  También destacar que el videojuego sólo ocupa cerca de 5GB, algo impensable a dia de hoy viendo cosas tan bestias como Tekken 7 o el propio Killer Instinct. Todo en todo momento va muy fluido y como decimos, no será por efectos que se reproducen en pantalla. Impresionante.

El aspecto sonoro no llega al nivel del gráfico pero por poco. A falta de escuchar la BSO del anime que han licenciado para el videojuego, los temas utilizados para el videojuego dan el pego. Me gusta mucho la música de muchos escenarios y raro es que no optasen por un tema musical en japonés para la introducción, pero en mi caso a mí me gustó mucho (imagino que cuando estén los temas licenciados del anime, no veo descabellado que alguno de ellos suene en la intro). Quiero recalcar algo que me ha sorprendido mucho: los sonidos del videojuego sacados de la serie, caminar de los personajes, el propio sonido al cargar el Ki, lanzar ataques… impecable el trabajo que han llevado a cabo.

El videojuego por defecto cuenta con las voces en japonés y los textos en castellano, sin problema ninguno.

Conclusiones finales

Dragon Ball FighterZ se convierte a dia de hoy en el mejor videojuego de lucha de la franquicia. Así de claro, Budokai 3 y Tenkaichi 3 están a un nivel muy alto, pero lo de FighterZ aún sin haber probado el modo online brilla más. Su historia, el modo arcade, los gráficos que nos trasladan de lleno a la serie y la jugabilidad hacen que sea un videojuego a tener en cuenta.  Simplemente adquirirlo si os gusta Dragon Ball y los juegos de lucha.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de