Dead End Job

7 Nota General
Gráficos: 7/10
Jugabilidad: 7/10
Diversion: 7/10

Su diseño artístico | Basado en los Cazafantasmas | Su rejugabilidad

Su diseño de niveles con objetos por el escenario | La dificultad con lo anteriormente mencionado

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Dead end Job

Desarrolladora(s): Ant Workshop

Editor(es): Headup

Plataforma(s): PS4, Xbox One (versión analizada), Nintendo Switch & PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 13 de Diciembre de 2019

Idioma: Textos: Español

La distribuidora Headup y los desarrolladores Ant Workshop nos traen un divertidísimo videojuego con claras referencias a cierta saga de películas que ha vuelto a surgir recientemente como es los Cazafantasmas.

Dead End Job se nos presenta con un opening musical animado al más puro estilo series de Cartoon Network de finales de los 90; cosas como Vaca y Pollo por poner un ejemplo, un tanto absurdo pero que en mi caso me hizo recordar esos grandes momentos frente al televisor viendo esas series cada día.

Somos Hector Plasm, un trabajador de la compañía Ghoul-B-Gone, estos son los expertos cazadores de plagas paranormales. Nos rodearemos de trabajadores que han muerto y se nos presentan como fantasmas, hasta jefes bastante tontos o compañeras de trabajo que nos darán consejos muy útiles en nuestra aventura.

El titulo se podría decir que es un shooter de dos sticks, con uno movemos al personaje mientras que con el otro disparamos. ¿Sencillo no?, a eso le podemos añadir bastantes alicientes que hacen que sea interesante la propuesta de Ant Workshop. Uno de ellos es que cada nivel se crea proceduralmente, osea entres al que entres siempre será diferente. Cada zona se basa en un estilo propio, por ejemplo, un edificio de oficinas, un parque o restaurante,  basándose en estas ambientaciones se crean niveles propios cuando entras.

Al seleccionar podemos escoger diferentes dificultades, las cuales nos exige más o menos objetivos. El principal y claro es rescatar a la gente que está capturada por los fantasmas; debemos recorrer el nivel completo despejando salas (o escapando) hasta llegar a estas personas y rescatarlas. Entre todo esto nos encontramos todo tipo de fantasmas o entidades poseídas, debemos dispararles para dejarles KO y con nuestra aspiradora pues capturarlos. Al hacerlo nos darán dinero, el cual también se puede obtener rompiendo objetos del escenario, conforme avanzan los niveles nos iremos encontrando más y más enemigos diferentes, también diseñados entorno a dichos niveles, incluso algunos se comparten.

La dificultad en el nivel mas bajo no es complicada, tenemos 3 corazones que vienen a ser 3 toques de vida. Cuantos más fantasmas atrapemos más experiencia se obtiene, así es como se va subiendo de rango dejándonos escoger entre tres categorías. La primera basada en el personaje, la segunda en el arma y la tercera en los diferentes niveles; cosas como que el arma no se recaliente tanto, poder recuperar un corazón o que nos señalicen en el mapa de mejor forma. Todas estas mejoras se acumulan pero si nos derrotan bajaremos de categoría y volveremos a comenzar de cero sin ninguna mejora, además de no completar el nivel.

Estos niveles se pueden completar haciendo los objetivos y saliendo por la puerta de salida o despejando absolutamente todas las habitaciones, así nos otorgan más dinero. Al comenzar tenemos un objetivo bastante bajo, unas 50 libras, alcanzándolo se nos abrirá una nueva zona del mapa. El segundo objetivo ya es un poco más alto (unos 250), para eso si queremos obtener el mayor beneficio tenemos que despejar todas las salas pero a su vez tenemos la posibilidad simplemente de acabarlo al rescatar a todas las personas, consiguiendo el mínimo dinero o arriesgarnos a limpiarlo todo, obtener una gran cantidad de dinero o morir en el intento.

En líneas generales es un videojuego de jugabilidad bastante simple que te invita a jugar para superar los niveles obteniendo el mayor dinero posible, arriesgando hasta el último momento. Como en mi caso que por arriesgar demasiado, teniendo al personaje muy mejorado en un nivel complicado he muerto, quitándome todas las bonificaciones. Es un videojuego que no hace falta que le dediques grandes sesiones de juego, sesiones pequeñas y esporádicas dan lo que necesitas, diversión.

Eso sí, en la jugabilidad no todo es oro lo que reluce, pese a que en los escenarios está realmente bien tener objetos, pero en ocasiones son demasiados y entorpece al movimiento del personaje; cuando tienes a muchos enemigos las balas de estos atraviesan los objetos pero las tuyas no, tienes que moverte ágilmente pero te encuentras con obstáculos como los citados.

En el plano artístico y gráfico el título tiene una calidad muy alta, pues tiene un dibujo que se asemeja mucho a esas series de animación que comenté al comienzo del análisis; exagerados, con expresiones en ocasiones demasiado feas pero que van acorde con la estética del videojuego donde los colores chillones abundan. El diseño de todos los personajes incluyendo enemigos son bastante llamativos, muy imaginativos.

En general no es un portento gráfico, utiliza sprites y los mapas jugables quitando que los objetos son destructibles, no tiene mayores alardes.

Si hablamos del apartado sonoro, cuenta con melodías que acompañan muy bien, no tiene voces pero tiene unos sonidos que acompañan a las conversaciones entre personajes. Los textos están en español.

Conclusiones finales

Dead End Job es un juego divertido que no tiene más pretensiones que sea rejugable y ofrecer algo diferente, basándose en el fenómeno de Los Cazafantasmas con una animación, diseños y niveles únicos que hacen que se diferencie bastante de otros indies que tenemos cada semana. Tiene algún problema a la hora de la jugabilidad como la referencia que hice respecto al diseño de los niveles con sus objetos y la dificultad que le añade eso, por lo demás tiene el suficiente gancho que incita claramente a arriesgar para limpiar todas las salas / habitaciones. Es muy divertido de jugar.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments