Cuphead

9.5 Nota General
Gráficos : 10/10
Jugabilidad: 9/10
Diversión: 10/10

Su jugabilidad refinada hasta el extremo | Su banda sonora que nos transporta a los años 30 | Su aspecto artístico único

Hay que esperar para las actualizaciones que añadan los textos en español y den soporte al cooperativo online

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Cuphead

Desarrolladora(s): Studio MDHR

Editor(es): Studio MDHR

Plataforma(s): Xbox One y PC

Género(s): Plataformas

Lanzamiento: 29 de Septiembre de 2017

Idioma: Textos: Inglés

Muchas veces y en muchas ocasiones hemos hablado en análisis sobre la faceta de los indies en el panorama actual, pero lo que ha ocurrido con Cuphead es algo extraordinario, sólo al nivel de unos pocos videojuegos. Cuphead comenzó siendo desarrollado por el Studio MDHR, un pequeño estudio formado principalmente por dos hermanos.

Su proyecto era especial, sería un Boss Rush que con su aspecto artístico y gráfico impresionaría. Microsoft en consolas estuvo rápido y se agenciaron una exclusividad, mientras en PC llegaría a las máximas tiendas posibles como Steam, Windows Store y GOG.

Después de varios años esperando ha llegado el día y Cuphead está con nosotros.

Historia y Jugabilidad

Somos los hermanos Cuphead y Mugman, que estaban viviendo con la supervisión de su abuelo, The Elder Kettle. Un día de paseo se encontraron con un gran casino, el del Diablo que estaba siendo dirigido por el malvado King Dice. Estos inocentes hermanos deciden entrar y viendo su suerte en muchas partidas, el Diablo les hizo una última apuesta: si ganaban se quedarían con el mismísimo Casino, si perdían el diablo se quedaría con sus almas. Cuphead cegado por la ambicion, aceptó el reto y perdieron, estos les suplicaron al Diablo que no se quedase con sus almas y este les propuso un trato, no perderían sus almas si a cambio les traía las de una lista.

Aquí comienza la aventura de Cuphead y Mugman por derrotar a los jefes del videojuego, conseguir sus almas y devolvérselas al mismísimo diablo. Como podeis leer, la historia es una simple premisa para demostrar a los jugadores que en este videojuego se encuentra el reto que cualquiera puede buscar.

Cuphead es la mezcla perfecta de una jugabilidad a prueba de bombas y dificultad que roza el límite entre lo difícil y el extremo.

Empecemos por lo más básico, la jugabilidad. Como hemos dicho al comienzo, Cuphead es en su 70% un Boss Rush, el 30% restante es un run & gun. Este % restante fue añadido posteriormente, pues el juego se podría hacer repetitivo al ser una sucesión de jefes. Explicaremos como se desarrolla todo esto.

La jugabilidad es muy sencilla; un botón de disparo, un botón de salto, el movimiento tanto de izquierda, derecha como de agacharse. Debe tenerse en cuenta que este videojuego pone a prueba mucha de las habilidades del jugador, nos lleva al límite de exponernos a la frustración.

El mundo de Cuphead es un mapamundi en el cual nos desplazaremos con el protagonista. Tiene unas zonas señaladas debidamente donde podremos acceder, desde fases de jefe pasando por las de plataformas, la tienda y npcs que están repartidos por los diferentes mapas. Tenemos que tener claro que debemos de vencer a todos los jefes si queremos avanzar al siguiente mapa o mundo. Las fases de plataformas están añadidas para que no solo el videojuego se vuelva más ameno, sino para conseguir monedas, las cuales podremos canjear en la tienda por habilidades tanto disparos como habilidades pasivas. Por ejemplo, podremos conseguir disparos de corto alcance los cuales hacen mucho daño o disparos perseguidores. Entre habilidades pasivas, podemos conseguir más vidas o un esquive en el aire para poder esquivar proyectiles enemigos.

Todo esto es fundamental, pues en los jefes tener un disparo u otro hace las cosas más difíciles o no. Cada jefe está diseñado para que se pueda pasar con el disparo básico, pero si quieres hacerlo mejor debes de escoger el adecuado que se amolde a la situación. Por ejemplo, el disparo perseguidor puede ayudarnos para jefes que se mueven constantemente o el disparo poderoso para aquellos que son grandes y podemos hacerle mucho daño de cerca.

Ya hemos hablado de la jugabilidad y las fases de plataformas, ahora hablemos de los jefes y otros detalles menores. Sobre el diseño de estos, su aspecto artístico o gráfico nos centraremos después.

Los jefes son el centro del videojuego, se nota muchísimo que fue desarrollado para esto, pues ofrecen una variedad jugable impresionante. Empezando porque cada jefe está diseñado para que los juegues de manera independiente y ofrezca un reto totalmente impresionante. Por poner ejemplos, en uno de los primeros enfrentamientos lucharemos contra 2 ranas boxeadoras, las cuales ofrecen en el mismo combate varias etapas. Conforme les hagamos daño, el combate irá cambiando drásticamente. No solo lucharemos en tierra firme, lo haremos también a bordo de un avión o mejor dicho, Cuphead se puede convertir en avión.

Todo esto aderezado con pequeños detalles como el parry, que deberemos de dominar para lanzar super ataques muy muy potentes. Dentro de algo tan importante como la dificultad podremos observar que tiene 2 tipos, la regular y la fácil, en la fácil si derrotamos al jefe no obtendremos su alma, con lo cual se puede decir que es un entrenamiento. Además de que en esa dificultad no están todas las etapas de los jefes. Así pues, lo recomendable es jugar en la que sería la “normal”. Así disfruitaréis de todas las etapas y podréis recuperar las almas. Cabe decir que una vez pasado el juego, se desbloquea otro nivel de dificultad más. Os damos muchos ánimos si os queréis adentrar en ese modo de dificultad secreto.

También podéis jugar en cooperativo local con alguien más, así si caéis os podrá resucitar en ese mismo momento quien os acompañe. El cooperativo online lo añadirán en una futura actualización que esperemos que no tarde mucho.

Gráficos y Sonido

Es muy complicado hablar en un análisis así sobre cómo influye el aspecto gráfico de este videojuego. No es un píxel art ni una producción AAA. Va más lejos, han plasmado lo que es una animación de los años 30 en un videojuego, algo único que sólo hemos visto en Cuphead. Tan impresionante que cada animación, cada enemigo y cada jefe se ha dibujado frame a frame como en antaño se hacía.

Por otro lado, el diseño de cada jefe y su etapa en los enfrentamientos es único. De lejos estamos ante un diseño artístico descomunal, de lo mejor que hemos podido presenciar en muchísimos años.

En la faceta sonora y el tema del idioma, hemos de decir que la BSO es maravillosa. Kristofer Maddigan se ha encargado de componer toda esta sinfonía auditiva, haciendo que recordemos y nos traslademos no sólo con el aspecto artístico, sino con el sonoro que es muchísimo más importante. En el tema del idioma, es algo más especial, pues el juego solo ha llegado en inglés, el equipo al ser únicamente de 14 personas no ha podido dar soporte a más idiomas, pero están trabajando en ello. Ya confirmaron que en una próxima actualización gratuita incluirían los textos en español.

Conclusiones finales

Cuphead, sin duda alguna es uno de los mejores videojuegos de 2017. Su aspecto artístico, jugable y sonoro hacen que jugarlo sea una experiencia única. Es una gozada tanto para jugar en solitario como en cooperativo. Sí, tiene una dificultad mucho más difícil que la mayoría de los títulos actuales, lo que a nuestro parecer es un punto más a su favor. Lo convierte en un auténtico reto que superar.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments