Candle: The Power of the Flame

7.7 Nota General
Gráficos: 8/10
Jugabilidad: 7/10
Diversión: 8/10

Su apartado artístico dibujado a mano | El doblaje al castellano

No hubiera estado de más que el personaje fuera más fluido

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Candle: The Power of the Flame

Desarrolladora(s): Teku Studios

Editor(es): Merge Games Lld

Plataforma(s): Xbox One, PS4, Nintendo Switch y PC

Género(s): Acción y Aventura

Lanzamiento: 25 de julio de 2018

Idioma: Textos: Español, Voces: Español

La escena indie en lo que a videojuegos se refiere en los últimos años ha crecido una barbaridad, tanto que plataformas como Steam reciben casi diariamente decenas de lanzamientos. Muchos de los títulos quedan copados por los que tienen principalmente bastante más marketing o fama, otros quedan sepultados por toda esa cantidad de lanzamientos.

Personalmente he podido analizar indies de todo tipo, género y valor en lo que a precio se refiere. Precisamente Candle es de esos títulos que apenas he oído escuchar, pues resuenan muchos otros y sinceramente me alegro de no conocerlo, encontrándome así con este análisis una pequeña joya en lo que a videojuego se trata.

Buscando información sobre su desarrolladora, Teku Studios, me encontré con la muy grata sorpresa de que son un equipo español, exactamente están ubicado en Teruel. He de suponer que detrás se encuentra un trabajo muy especial porque nos encontramos con un título desarrollado con un cariño bastante impresionante, resaltando así su faceta artística.  Por no hablar de algo que resalta nada más comenzar el videojuego que es su increíble y magnifico doblaje, el cual ya mencionaremos cuando sea su momento.

¿Qué es Candle? Pues es un juego de aventuras y plataformas con puzles. La historia no es que sea demasiado brillante, pero funciona bastante bien para lo que ofrece el videojuego.

Somos Teku, un joven aprendiz que después de que una tribu bastante malvada, llamada los Wakcha, arrasa y rapta a algunos de sus vecinos. Nuestro personaje que es valiente como el sólo, se pone manos a la obra y se marcha en búsqueda de los vecinos, siendo uno de ellos y bastante importante para la tribu, un Chaman.

El videojuego tiene una narrativa bastante interesante, mientras que nos presenta la historia con un pequeño corto de animación. De primeras podemos observar que está desarrollado y trabajado todo a mano, la animación se va desarrollando de una forma bastante acertada. Podemos saber cualquier cosa de cualquier rincón gracias al narrador, que cuenta con una voz maravillosa. Como si de un cuento se tratase, hace que nos preocupemos por Teku, consigue que estemos pendientes  de cada movimiento que realizamos, no vaya a ser que afecte a este personaje tan especial.

Teku, por sí mismo tiene la capacidad para que afrontemos todos los retos e intentemos por todas, salvar y rescatar a todos nuestros compañeros. Pero tiene algo bastante diferente, carece de mano izquierda, en cambio tiene una vela la cual si la encendemos nos otorgará el poder de iluminar nuestro camino, ahuyentar enemigos o revelar secretos ocultos.

La jugabilidad está pensada y calculada al milímetro. Muchos plataformas mezclan la posibilidad de trabajar con puzles, se hacen irremediablemente difíciles en ocasiones de afrontar; si la dificultad es muy alta, el jugador probablemente de fallar o no encontrar la salida, acabará por apagar el videojuego y acceder a uno mas sencillo. Esto no pasa con el videojuego que nos ocupa.

Candle tiene la virtud de que a pesar de tener una cantidad interesante y de trabajados puzles, no se hacen repetitivos ni difíciles, tienen una solución bastante lógica. No hace falta tirar de guías para completarlos, simplemente estar atento a las pistas que nos da el escenario, sencillamente eso.

Cabe destacar que me he quedado más de una vez atascado en un puzle, con el cual he estado durante varias sesiones de juego comiéndome la cabeza -literalmente- para completarlo, hasta que he avanzado. Al ser un videojuego principalmente con un movimiento 2D, los escenarios se han trabajado para que el movimiento sea lateral, aunque muchos mapas tienen un recorrido tanto superior como inferior. Debemos de prestar atención para que no se nos pase ninguna pista que nos lleve a completar ese puzle de dicha zona.

El personaje de Teku no tiene muchas habilidades más que llevar un inventario bastante grande, poder empujar a enemigos siendo sigilosos o prender una llama en la vela de su mano izquierda. Según avancemos en la historia, en ocasiones la vela se apaga, con lo que debemos ser precavidos y encender algunas velas que están estratégicamente colocadas por si debemos de acudir para así prender la nuestra. El título carece de auto-guardado, debemos de guardar en puntos que para no repetirme, están situados por los mapas y la verdad, muy bien pensados.

En cierta manera, aunque parezca algo muy usado, tiene un diseño de niveles al mas puro estilo Metroidvania; así que estaremos moviéndonos casi siempre por si encontramos solución a un puzle que hemos dejado atrás. Explorando las diversas zonas encontraremos alguna llave o herramienta que utilizaremos para seguir avanzando.

Hablar de los mapas sin mencionar su apartado artístico es casi un sacrilegio. La jugabilidad es más que interesante, con lo cual tiene muchas posibilidades que para aquellos que le guste el género, le acabe gustando, porque tiene destellos de genialidad.

No es todo perfecto ni de color de rosa, me hubiera gustado un control un poco más pulido y ágil. Quizás el personaje se mueve un poco lento, no pido lógicamente que sea como Ori and the Blind Forest, donde el personaje cuenta con una agilidad espectacular, pero si me gustaría que se moviese algo más fluido.

Una de las cosas más bellas e increíbles que tiene Candle es su apartado gráfico/artístico, el cual está dibujado a acuarela o a mano básicamente, tanto fondos como personajes, enemigos haciendo que tenga que escanearse para realizar la animación de todo lo que nos rodea en el videojuego.

Existen zonas verdaderamente bellas, que con la BSO tan única que tiene el videojuego hace que sean una fusión, bastante efectiva. Las imágenes no hacen justicia a como todo funciona en la videoconsola.

Algo que me ha impresionado es que en este videojuego nos vamos a encontrar o mejor dicho, a revivir auditivamente a Pepe Mediavilla, quien se encargó de poner voz a actores como Morgan Freeman o personajes como Gandalf de El señor de los Anillos. Sí, como habéis podido deducir, el videojuego nos ha llegado con un doblaje al castellano, impresionante. Nos encontramos que la historia contada por un narrador, que nada más empezar las primeras sílabas te encuentras que por tu mente puede pasar una imagen de Morgan Freeman, quien se ha encargado de dar voz a todo esto, pero es nada más y nada menos que ese maestro en nuestros actores de doblaje que fue Pepe Mediavilla.  Alguien que personalmente me encantaba escuchar y que fue el que le dio voz a muchas películas de mi vida.

Conclusiones finales:

Candle: The Power of the Flame es una obra desarrollada como videojuego, trabajada a mano como si de una pintura se tratase. Es divertido, tiene retos como son los puzles y toques tan bellos como el doblaje en castellano.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments