Age of Wonders: Planetfall

8 Nota General
Audiovisual: 6/10
Diversión: 8/10
Historia: 7/10

Muy buena adaptación al gamepad | Videojuego muy completo | Horas y horas de diversión

Va siendo hora de que este género crezca más en el aspecto visual

Pincha aquí para ver la Ficha

Título: Age of Wonders: Planetfall

Desarrolladora(s): Triumph Studios

Editor(es): Paradox Interactive

Plataforma(s): Xbox One (versión analizada Xbox One X), PS4 y PC

Género(s): Gestión & Estrategia

Lanzamiento: 6 de Agosto de 2019

Idioma: Textos: Español, Voces: Inglés

Age of Wonders: Planetfall viene para intentar asentar el género de estrategia en el mercado de videoconsolas. Cada vez son más las compañías que adaptan videojuegos de este género al terreno doméstico, y eso nos alegra muchísimo ya que este estilo de juego debería tener cabida en todas partes. Siempre se habla de lo complejo que es pasar un juego con claro enfoque de teclado & ratón a un mando (gamepad) de videoconsola.

Ha habido grandes precedentes como la franquicia Halo Wars, aunque también hay que decir que esa saga dentro del género de la estrategia no es tan profunda como el título que nos ocupa. Triumph Studios ha sido el estudio de desarrollo encargado de realizar Age of Woders: Planetfall bajo el sello de Paradox Interactive. ¿Han cumplido con la adaptación para Xbox One y PS4?

Nosotros hemos tenido la ocasión de jugar la versión de Xbox One X y desde ya os podemos garantizar que este título de estrategia está muy bien adaptado. Desde el primer momento se nos han despejado todas las dudas que teníamos sobre el control, hay atajos que vienen genial a la hora de agilizar acciones como la de pasar de una base a otra. Y es que lo de las bases principales (colonias) tiene mucho protagonismo en este videojuego, pues también tiene un factor de gestión que se plasma en ellas. Pero de eso hablaré más adelante.

Primero hay que poner en situación el trasfondo de Age of Wonders: Planetfall. Si os gusta la ciencia ficción os encandilará lo que han montado. Así a modo de resumen, antes del presente del videojuego reinaba un imperio conocido como Star Union. Todo estaba tranquilo hasta que sucedió el acontecimiento del Colapso. Muchísimos años después se llega a la situación de que no hay tal unión y que hay varias facciones, cada una con sus propios intereses y diferentes estilos a la hora de llevar las cosas a cabo. Nosotros comandamos una de las facciones y en nuestras manos está el cómo desarrollar las misiones que se tienen que ir superando.

La campaña de este videojuego dura muchísimo, y es que esto no va de media hora por mapa y ya. No, para superar todo lo que propone un mapa (que por cierto, son aleatorios) nos podemos tirar fácilmente más de 10 horas. Y es que hay multitud de objetivos principales y segundarios, algunos incluso son temporales. Todo para mejorar la estabilidad de nuestra colonia que tiene a unos habitantes que de no estar bien se convierten en rebeldes. Esa situación genera que se consigan menos recursos, ahora bien, se puede aplicar la ley marcial que implica la “desaparición” de los rebeldes, así conseguimos más cantidad de cualquier tipo de recurso. Claro que lo que más cunde es procurar tener muy satisfecha a la colonia para que no salgan rebeldes y así no aplicar la ley marcial, de esa forma es como más recursos se conseguirá.

El asunto de que haya facciones implica que tengamos que contactar con los comandantes de las otras facciones para hacer diferentes tratados. En los mapas podemos ir por libre muchas veces pero hay territorios restringidos por cierta facción, si queremos  entrar ahí y no provocar una guerra tendremos que contactar con el comandante para que nos abra su frontera. Eso sí, no se puede recibir sin dar con lo que tendremos que llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes, mismamente se le puede dar moneda, acordar no atacar, alianza, abrir también nuestras fronteras, etc. Hay muchas posibilidades, estudiar cada movimiento es vital ya que en el mapa hay otras facciones y si nos llevamos bien con un comandante eso puede propiciar que otra facción que le odie vaya a por nosotros. Cómo no, en nuestra mano está la posibilidad de proclamar la guerra a quien queramos, para avanzar lo ideal es tener más terreno en propiedad y si eso conlleva entrar en conflicto, no hay que rehuir de ello. Hay que tener en cuenta que no sólo hay facciones que puedan ser amistosas o enemigas, en los mapas a los que vamos a colonizar también hay NPCs que se muestran neutrales y que nos encomendarán misiones e incluso nos harán pagar en cierta manera un tipo de “peaje” con la energía (viene a ser la moneda principal del juego) o algún otro recurso. De no pagar se mermará esa relación. Como son por así decirlo los residentes de ese planeta que visitamos, lo suyo es procurar tenerles contentos. Con todo esto queda claro que el factor de saber llevar la diplomacia es más que fundamental, más aún cuando hay que prosperar con otras razas (hay humanos, enanos, etc).

Respecto a las misiones hay una buena variedad. Entre explorar zonas, agrandar nuestro territorio, anexar puestos avanzados con nuestra colonia, fundar una nueva colonia en otra punta del mapa, impedir ataque de los rebeldes, conseguir una alianza con determinado comandante o bien lo contrario… luego también saltan misiones secundarias que son temporales en plan conseguir x tipo de recurso en x turnos, etc. Este videojuego funciona por turnos, con lo cual una vez nos hayamos movilizado y gestionado todo lo que podamos, será el momento de terminar turno para que las demás facciones pasen a la acción.

Como es normal, sin recursos (energía…) y moneda no se puede crear & mejorar nuevas unidades ni evolucionar las estructuras, con lo que ya os aviso que es muy fácil llegar al centenar de turnos. Es un videojuego pausado, hay que tener calma y pensar muy bien el siguiente paso que vayamos a dar.

Respecto a las unidades y comandante, hay que decir que la personalización es brutal. Podemos crear unidades con modificaciones que hayamos estudiado en la colonia, lo mismo pasa con el comandante, al cual incluso se le puede cambiar y/o modificar el arma y sus ventajas. Tiene una profundidad enorme, ideal para tener unidades de tierra, mar o aire que puedan tener ataques varios con daño elemental tipo fuego, eléctrico… eso también ocurre con la defensa, es un aspecto que hay que mejorar tanto para las unidades como para los asentamientos, bases y demás.

La exploración, moverse por los mapas… se realiza con unidades de diferentes tipos como ya he dicho anteriormente. Lo resaltable es que en una unidad se pueden agregar 6 componentes como máximo, siendo indiferente  que sean vehículos de tierra, aire o compañeros que vayan a pie e incluso héroes que van subiendo de nivel y que pueden llegar a estar muy chetados, bien sea con armas de largo, corto o medio alcance (lo de las diferentes distancias se aplica a toda clase de compañeros). En una unidad de 6 puede haber esa mezcla. Luego para los combates, cunde mucho que se pueda combatir con varias unidades, con ir a por un enemigo poniendo a las unidades en casillas contiguas se entrará a la batalla con todos los miembros. Antes de entrar al combate indican encima del enemigo el nivel que tiene, si pensáis que tenéis el mismo nivel, antes de ejecutar al completo el envite se puede ver el nivel de potencia tanto de nuestra escuadra como la del oponente. Esto es muy relevante de cara a desarrollar los combates automáticos. Por lo general, si nuestro nivel de potencia es muy superior se superan los enfrentamientos sin apuros, cosa muy diferente en el caso de estar igualados o un poco por encima o debajo.

Para ese nivel de combate recomiendo encarecidamente que ejecutéis el combate  manual. El estilo manual se asemeja bastante al estilo de combate de la franquicia XCOM. También por turnos y con movimientos limitados por cada turno, debemos de ir avanzando por el escenario de combate. Si entramos al combate con mismamente tres unidades, eso puede implicar tener a 18 compañeros divididos en diversos escuadrones. Con esa cantidad adoptar la táctica de flanqueo al enemigo mientras una parte hace supresión, es una estrategia a tener muy en cuenta. Contar con un héroe o más (a ser posible alternando entre uno que sea de cuerpo a cuerpo y otro que cubra desde la distancia), es otra manera de salvar varios envites. Eso sí, los héroes no pueden estar en plan Rambo, necesitan el apoyo de otros escuadrones que bien sirvan de distracción o apoyen con diferentes tipos de ataque. Hay vehículos de soporte que pueden curar, tirar niebla durante varios turnos a un escuadrón en concreto para que el enemigo no le aviste, etc. Sin duda, el combate está muy bien elaborado y supone superar auténticos retos en los casos que el nivel de potencia estén más o menos equiparados. Y es que hay enemigos que pueden hacer mucho daño de maneras muy distintas, bien produciendo efectos de quemaduras, tirando granadas, disparando con armas muy pero que muy potentes… sí, andan provistos de un armamento de aúpa. A eso hay que sumarle que hay escenarios que tienen daños de zona cada x turnos, lo que incita a que tengamos que ir moviendo todas las unidades y eso puede implicar que en algún que otro momento no estén debidamente cubiertas. Y ya sabéis lo que puede pasar si están expuestas.

Si percibís que el combate manual es complicado, tener en cuenta que cualquier combate automático permite que se vea la repetición, con lo cual podéis coger ideas al ver los movimientos y acciones que ejecuta la CPU. Es algo que viene muy bien para los jugadores que no estén familiarizados con ese tipo de combate. Sobre las configuraciones, el videojuego permite activar que siempre se recupere el Héroe en el caso de ser eliminado durante el enfrentamiento, así no os cabrearéis si habéis dedicado mucho tiempo en mejorar al héroe que sea.

Visualmente el videojuego está en la línea del género que representa. Es raro ver graficazos en títulos de gestión & estrategia. Técnicamente cumple con el cometido de que los frames por segundo sean siempre estables, al menos en Xbox One X no he percibido ninguna caída de frames. La elección de la paleta de colores es adecuada para la ambientación que tiene de ciencia ficción. Como suele pasar en el género, podemos acercar o alejar la cámara, cuanto más cerca mejor se ve el modelado de todas las estructuras, unidades, vehículos… ahora bien, en esos aspectos tampoco destaca.

La conversión para nuestro mercado se resume en que tiene las voces en inglés y los subtítulos en español. Se puede entender sin problema alguno todo lo que sucede en pantalla, todos los términos de la gestión y del combate están muy bien traducidos. La música ambienta cada turno, encaja bien en todo lo que va trascendiendo. Lo mismo pasa con los efectos sonoros, es fácil identificar de donde proviene cada cosa.

Age of Wonders: Planetfall es un videojuego de gestión & estrategia muy completo. La campaña tiene compañía ya que podemos jugar en cualquier mapa aleatorio poniendo las características que queramos sin formar parte de la historia. También se puede jugar en multijugador, aunque aquí tener mejor buena compañía ya que para aliarse con alguna facción será más sencillo de jugar con alguien conocido, no sería de extrañar que varios oponentes forjen alianza para ir a por el que está sólo. Además, también tiene una opción de juego asíncrono. El estilo de juego es pausado debido a que funciona por turnos, conlleva mucha dedicación ya que tirarse muchas horas en un único mapa es algo que puede pasar perfectamente. Es un juego al que hay que procurar jugar de continuo, pues si guardáis un día y no volvéis hasta pasados, que sé yo, 10 días, andaréis muy perdidos respecto a la situación del mapa, qué es lo que estabais haciendo, etc. No digo que tengáis que jugar cada día pero si tener en cuenta eso de que puede que no tengáis muy claro lo que hacer para avanzar si volvéis al juego mucho tiempo después. Comentar también que aunque sea un videojuego complejo, puede jugarlo tanto la gente experimentada como los que quieran experimentar por primera vez este tipo de juego, para ello se puede configurar la campaña con varias dificultades y la más fácil es un buen  lugar de entrada para los novatos.

Teniendo todo lo expuesto claro, este título es una gran propuesta dentro del género que abarca. Totalmente recomendado.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments