Microsoft ofrece más detalles de la retrocompatibilidad que tendrá Xbox Series X|S

Microsoft publicó ayer un extenso artículo que ofrece detalles de la retrocompatibilidad que tendrá Xbox Series X y Xbox Series S. Las dos plataformas de nueva generación aterrizarán en nuestro mercado el 10 de noviembre de 2020.

Para la retrocompatibilidad se ha confirmado que funcionará todo el catálogo de Xbox One que a su vez incluirá, de serie, grandes mejoras técnicas y gráficas (tiempos de carga menores, mayor resolución, aumento de FPS, HDR…). A eso hay que sumarle las remasterizaciones gratuitas que han anunciado como la de Gears 5, Sea of Thieves, Forza Horizon 4, etc.

Además, desde el primer día estarán mejorados todos los videojuegos que han hecho retro de Xbox 360 y la primera Xbox con las mismas mejoras que tendrá todo el catálogo de Xbox One.

Sumando las tres generaciones anteriores a la propia de Xbox Series X|S, dentro de poco menos de un mes se podrá jugar a cuatro generaciones de Xbox en las nuevas plataformas domésticas de Microsoft.

Para conocer más detalles de la retrocompatibilidad de Xbox Series X|S os dejamos con el extenso artículo que han publicado:

Tus títulos favoritos se juegan mejor en Xbox Series X y Series S

Los juegos retrocompatibles se ejecutan de forma nativa en Xbox Series X y S, con toda la potencia de la CPU, GPU y SSD. Sin necesidad de recurrir al modo boost, ni downclocking, toda la potencia de las consolas para todos los juegos retrocompatibles. Esto significa que todos los títulos se ejecutarán con el rendimiento máximo para el que fueron diseñados originalmente e incluso tendrán aún mejor desempeño que en la plataforma de lanzamiento original, con velocidades de fotogramas más altas y estables, reproducción en máxima resolución y mayor calidad de gráficos. Los títulos retrocompatibles también se beneficiarán de reducciones significativas en los tiempos de carga debido al gran salto en el rendimiento de nuestra SSD NVME personalizado en el corazón de la Arquitectura de velocidad de Xbox.

HDR automático para todos

Los juegos modernos a menudo implementan un alto rango dinámico (HDR) para mejorar la calidad visual general. La funcionalidad HDR permite que un juego se reproduzca con una mayor variedad de valores de brillo y colores. Esto le da una sensación adicional de riqueza y profundidad a la imagen en comparación con una imagen de rango dinámico estándar (SDR). Por ejemplo, la luz de una linterna se ve mucho más brillante y las flores rojas se ven mucho más vibrantes.

Sin embargo, miles de juegos de Xbox salieron antes de que existiera la funcionalidad HDR, que llegó por primera vez en Xbox One S. Incluso para algunos juegos de Xbox One, los desarrolladores simplemente no contaban con los recursos de desarrollo ni el tiempo para implementar HDR. Con Xbox Series X y Series S, presentamos una nueva función llamada Auto HDR. El Auto HDR agrega automáticamente mejoras HDR a los juegos que solo cuentan con SDR, además mejora la calidad visual de un juego SDR sin cambiar la intención artística original. El sistema implementa el HDR automático para que los desarrolladores no tengan que trabajar de más al aprovechar esta función. También, dado que la función Auto HDR está habilitada por el hardware de la consola, esto no repercute de ninguna manera en el rendimiento de la CPU, GPU o memoria y no suma latencia adicional para garantizar que recibas la mejor experiencia de juego.

Innovaciones increíbles para los clásicos

Para cuando se lancen las nuevas consolas Xbox en noviembre, el equipo habrá pasado más de 500 000 horas de juego en todo el catálogo de retrocompatibilidad para garantizar que disfrutes la mejor experiencia posible, sin importar cuál sea tu juego favorito. Más allá de las mejoras que experimentarán todos los juegos retrocompatibles gracias al mayor rendimiento del hardware, nuestro equipo de ingenieros de retrocompatibilidad continúa innovando y empujando los límites de la preservación y mejora del juego para que tu biblioteca de juegos actual se vea y funcione aún mejor, sin costo adicional y sin trabajo extra para los desarrolladores, siempre respetando la intención artística y la visión de los creadores originales.

Nueva tecnología para duplicar la velocidad de fotogramas

Xbox Series X y Xbox Series S les brindan rendimiento de próxima generación a tus juegos favoritos. Las velocidades de fotogramas más altas y constantes hacen que los juegos se sientan más fluidos, dando como resultado una experiencia más inmersiva. Muchas mejoras son resultado del procesador de diseño personalizado que permite jugar títulos compatibles y aprovechar el aumento de la CPU, GPU y memoria de las nuevas consolas. Sin embargo, el equipo de retrocompatibilidad también diseñó nuevos métodos para duplicar eficazmente la velocidad de fotogramas en títulos seleccionados. Si bien no aplica para muchos títulos debido a la física o las animaciones originales del juego, estas nuevas técnicas permiten impulsar los motores del juego para renderizar más rápidamente y brindar una experiencia fluida más allá de lo que el juego original podría haber ofrecido debido a las capacidades del hardware. La velocidad de fotogramas de Fallout 4, que se muestra a continuación, se duplica de manera efectiva de 30 fps a 60 fps en Xbox Series S, lo que ofrece una nueva forma de conservar y disfrutar este legendario título.

Imágenes mejoradas que tienes que ver para creer

En Xbox One, tuvimos oportunidad de facilitar una lista seleccionada de títulos mejorados para Xbox One X a través del método Heutchy. Esto permitió que los títulos de Xbox 360 que se renderizaban a 720p. Por otro lado, los juegos de Xbox que corrían a 360p se jugarán en 4K en Xbox One X, mucho más que las capacidades de su plataforma original. El método Heutchy se sigue utilizando para llevar una variedad de títulos a 1440p en Xbox Series S y 4K en Xbox Series X.

Las mejoras al filtrado de texturas también llegará a los títulos retrocompatibles tanto en Xbox Series X como en Series S. En Xbox One X, una parte del catálogo se benefició de un mayor filtrado anisotrópico, lo que permitió mejorar la calidad de imagen de los juegos. En Xbox Series X y Xbox Series S, se habilitó el filtrado anisotrópico 16x para casi todos los títulos retrocompatibles. Así, podrás experimentar los mejores gráficos de los juegos.

Cumplimos nuestra promesa

El equipo de retrocompatibilidad ha trabajado arduamente para que todos tus juegos favoritos estén disponibles en Xbox Series X y Series S. Disfrutar de esos títulos será tan fácil y mágico como siempre. Simplemente inserta tu disco de Xbox One, Xbox 360 o Xbox original retrocompatible en tu Xbox Series X, instala el juego y, ¡listo! Tu biblioteca digital aparecerá instantáneamente y estará lista para que la descargues en la consola cuando inicies sesión. Si ya instalaste tus juegos en una unidad externa, llévala contigo a Xbox Series X y Xbox Series S. ¡Todo esto sin ningún costo adicional!

Conservar los juegos de nuestro pasado es una parte fundamental de nuestro ADN en Xbox y de nuestra promesa contigo. La retrocompatibilidad te permite revivir los preciados recuerdos de tus juegos favoritos nuevamente y de formas nuevas. Tus juegos favoritos conservan todos los elementos que el desarrollador original buscaba, mientras experimentan mejoras, así como nuevas y emocionantes funciones. ¡No es necesario mirar al pasado, tus juegos están listos para acompañarte en la próxima generación de Xbox!

Si queréis ver el artículo en su totalidad y con material gráfico como pruebas técnicas, acudir aquí.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: David Graña Ver todos los post de
0 comments