Primeras impresiones de Deep Rock Galactic

Como viene siendo habitual, en la web hemos dado la oportunidad a los videojuegos en estado Game Preview o usualmente conocidos como Early Access. No hacemos el análisis ya que los videojuegos en esta fase distan mucho de estar en fase gold. Con lo cual llevamos a cabo una primera toma de contacto con videojuegos que están por terminarse.

En este caso hablaremos de uno de los que ha causado más furor, lógicamente lo habéis leído en el título, es nada más y nada menos que Deep Rock Galactic. Este curioso shooter desarrollado por Ghost Ship Games, es una propuesta muy divertida que son las que están triunfando últimamente en el mundillo de los videojuegos. Los juegos cooperativos donde se debe de cooperar para conseguir ciertos fines son raros de ver que consigan tanta popularidad.

Metiéndonos en faena, en Deep Rock Galactic somos unos enanos y nuestro trabajo consiste en ser mineros espaciales. Debemos de meternos en las profundidades de los planetas para sacar preciados minerales y enfrentarnos a los mayores peligros. Para eso contamos con 4 personajes que se asignan en principio aleatoriamente al comenzar la partida, podemos ser el típico ingeniero, explorador, excavador y pistolero.

Estas clases de enanos cuentan con sus armas y habilidades propias. Por ejemplo, el pistolero lleva consigo una gaitling de grandes dimensiones, granadas para hacer daño al enemigo y una herramienta para crear atajos. Otro como el ingeniero es capaz de plantar torretas defensivas o lleva una potente escopeta, además de que cada uno cuenta con su propio equipo, granadas y armadura.

¿Para qué llevar tanto equipamiento si solo vamos a picar piedra? Pues principalmente porque no estamos solos allí abajo, nos encontraremos con criaturas del Hoxxes llamadas “Glyphids”. Son como insectos y no pararán hasta matarnos, literalmente.

Ahora hablemos de la minería y cuál es nuestro objetivo en el videojuego, como está actualmente pues como repito, es un juego en desarrollo (Game Preview).

El videojuego se genera proceduralmente, cada vez que nos metamos a jugar el mundo se generará aleatoriamente, no estaremos en las mismas cuevas. Aunque la misión y el objetivo sea el mismo: obtener cierta cantidad de minerales. Para eso tenemos el pico y además las armas, algunas son capaces de romper piedras, pero con nuestro pico es suficiente.

También es verdad que todo el equipo que llevamos encima se puede actualizar o mejorar, algo que viene realmente bien. Le da vidilla al asunto pues cuando acabemos la misión, lo recolectado servirá para mejorar a nuestro enano en cuestión además de obtener créditos, la moneda del videojuego. Si queremos mejorar el pico solo necesitamos 1.500 créditos, pero si queremos mejorar la munición de un arma serán 1.400 créditos.

El videojuego se puede jugar sólo o en cooperativo para 4 jugadores. Jugando en solitario tiene su gracia pero no es lo mismo que ir 4 jugadores picando piedra, enfrentándose a enemigos y mejorando su enano particular.

Quizá los chicos de Ghost Ship Games deberían de valorar, no una campaña pero si una lista de misiones aunque sean procedurales para que el jugador más solitario vea atractiva la compra del videojuego.

El aspecto gráfico es bastante extraño pero a la vez muy llamativo. Tiene un toque de textura plana sin desarrollar, pero a la vez tiene unos colores que lo hacen como si fueran piedras reales, una mezcla un tanto extraña. Lo que menos me ha terminado de gustar es el diseño de los enanos, algo simple, esperemos que con los meses y el desarrollo que queda por delante, mejore en ese aspecto.

Y para nosotros, otro problema es que está completamente en inglés, esperemos que más adelante implementen la traducción de los textos a nuestro idioma. Deep Rock Galactic tiene todo para triunfar pero debe de trabajarse mucho, tanto como nuestros mineros enanos buscando ese preciado mineral escondido en las entrañas del planeta. Estaremos atentos a futuras importantes mejoras.

COMPARTE ESTE POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
Autor: José Joaquín Cabrera Ver todos los post de
0 comments